La situación de Canarias dentro de la Unión Europea

TEMA 3: ¿CUÁL HA SIDO Y CUÁL ES LA SITUACIÓN DE CANARIAS DENTRO DE LA UNIÓN EUROPEA?

1) La integración de Canarias en la UE.

La apertura de negociaciones para la adhesión de España a la CEE ofrecía a Canarias 3 posibilidades: integrarse en las mismas condiciones que el resto de España, integrarse en condiciones especiales que acomodaran su régimen de franquicias a los principios del mercado comunitario y quedar al margen de la integración. Las negociaciones, iniciadas en 1983, fueron muy complejas y culminaron en el acuerdo de 1991, que supuso la integración de Canarias en la CEE con algunas particularidades: la exención del IVA; una aplicación flexible de la PAC y no aplicar la tarifa exterior común a las importaciones de primera necesidad. Tras su integración en Europa, Canarias ha pasado a formar parte de las regiones ultraperiféricas de la UE, reconocidas en el Tratado de Ámsterdam, y se ha integrado en la política regional de la UE.

2) Canarias como región ultraperiférica de la UE: 2.1

Los rasgos de las regiones ultraperiféricas:

  • Canarias forma parte de las Regiones Ultraperiféricas de la UE, junto con otros territorios europeos: Azores, Guadalupe, Guayana Francesa, Madeira, Martinica y Reunión. Estas regiones se caracterizan por los siguientes rasgos:
  • Padecen desventajas comunes; se encuentran alejadas geográficamente del espacio europeo y próximas a países de bajo nivel de desarrollo; tienen una superficie reducida y fragmentada en islas; un medio natural adverso en cuanto a relieve y clima o posibilidad de riesgos naturales, que limita el desarrollo de los sectores primario y secundario, y una fuerte dependencia económica de un reducido grupo de productos.

Esta situación ocasiona problemas de mercado y de producción. Los problemas de mercado se deben a la lejanía de Europa, a la proximidad de países atrasados, a la limitación del consumo interno y a la fragmentación territorial. La producción resulta más cara. La UE ha adoptado actuaciones específicas para solucionarlos, como medidas económicas especiales y la creación de un fondo específico de ayuda. La RUP han estrechado su cooperación para que la UE no olvide su situación particular. El resultado ha sido el programa RUP-PLUS cuyos objetivos son dar a conocer su situación a los nuevos miembros, estudiar cómo les afecta la globalización y elaborar propuestas comunes sobre temas considerados esenciales y estrategias para un desarrollo duradero.

2.2 Canarias como región ultraperiférica: las ventajas comparativas de Canarias

Las desventajas comparativas de Canarias derivadas de su situación ultraperiférica son las siguientes:

  • Insularidad generadora de problemas de accesibilidad y fuerte dependencia de los medios de transporte marítimo y aéreo.
  • Doble insularidad por la concentración de la mayor parte de la actividad económica y administrativa en Tenerife y Gran Canaria, que supone una dependencia sustancial por parte de las otras islas.
  • Lejanía del continente europeo.
  • Escasez de recursos naturales estratégicos: agua, energía y suelo.
  • Relieve accidentado en la mayoría de las islas y fragilidad ambiental por su reducido territorio y el elevado impacto del turismo.

Las medidas comunitarias frente a la situación ultraperiférica:

  • Las medidas económicas especiales se recogen en el POSEICAN. Se basan en dos ejes fundamentales: disposiciones del contenido fiscal y aduanero y la adaptación de las políticas agraria y pesquera comunes.
  • El régimen económico y fiscal de Canarias existe antes de la incorporación española a la CEE. Cuenta con una serie de instrumentos específicos destinados a dinamizar la economía canaria.
  • La reserva para Inversiones de Canarias es la medida destinada a incentivar la inversión empresarial en Canarias, concediendo beneficios fiscales a las empresas que inviertan y creen puestos de trabajo en las islas.
  • La Zona Especial Canaria pretende promover la diversificación económica y el desarrollo social imponiendo una baja tributación y otras ventajas fiscales a las empresas que se instalen en ella.
  • Las Zonas Francas permiten a las empresas instaladas en ellas gozar de ventajas aduaneras y fiscales específicas.
  • La Política Agraria Común se aplica con peculiaridades. Canarias cuenta con un Régimen Específico de Abastecimiento destinado a paliar el incremento de costes motivado por la lejanía en el abastecimiento de algunos productos esenciales.
  • La Política Pesquera Común también se aplica con peculiaridades para compensar los sobrecostes originados por la situación ultraperiférica.
  • El fondo específico para compensar la situación ultraperiférica se ha fijado en Canarias en 35€ por habitante en 2007-2013.

3) Canarias en la política regional de la UE

La situación socioeconómica de Canarias en el momento de ingreso de España en la Comunidad Europea la colocó en el grupo de regiones europeas menos dinámicas. Este hecho le permitió recibir diversos fondos comunitarios, destinados a lograr la convergencia con las regiones europeas más avanzadas.

PRACTICA DEL GRÁFICO SOBRE EL NIVEL DE RENTA…

Hace ya más de 20 años que España ingresó en la Comunidad Europea. Por lo tanto, tenemos ya una perspectiva temporal suficiente como para hacer un balance de las ventajas y posibles inconvenientes de nuestra incorporación. Tras varias décadas de aislamiento internacional durante la dictadura franquista, la incorporación de España a la Comunidad Europea supuso un espaldarazo a la joven democracia española y el retorno de nuestro país a la escena internacional. La mera adhesión de España ejerció efectos positivos inmediatos desde el punto de vista político. Desde entonces, España ha tenido una mayor presencia en los foros internacionales y ha intensificado su política exterior.

La incorporación de España a la UE ha sido un factor clave en la modernización de las políticas europeas. Fueron difíciles para algunos sectores como el terreno agrícola, pesca, la industria, los transportes y el comercio, que tuvieron que acometer una reconversión suavizada por las ayudas comunitarias. Pero la economía ha experimentado una evolución muy positiva, con un crecimiento claramente superior a la media comunitaria. España partía de un nivel de renta per cápita bajo en el contexto europeo, pero en el 2005 se sitúa a un nivel semejante al de Italia o Francia.

España ha sido el país que más fondos comunitarios ha recibido, lo que ha permitido desarrollar de forma espectacular sus infraestructuras y mejorar la formación de su mano de obra. Esta situación se va a modificar en 2010, fecha en la que nuestro país se convertirá en contribuyente neto, como consecuencia del efecto conjunto de nuestra economía y de la incorporación a la UE de nuevos países en las dos últimas ampliaciones, con un nivel de renta muy bajo. España alcanza la media europea, con lo que ha dejado de cumplir los requisitos para recibir fondos de cohesión, estructurales y agrícolas.

La adhesión de España a la Unión ha supuesto para las empresas un gran reto y a la vez una oportunidad única, al tener que competir con un mercado más amplio y con ello poder crecer en tamaño e incrementar su dimensión internacional. Nuestras empresas han tenido que hacer un gran esfuerzo de modernización tecnológica y aumento de su competitividad. Pero no todas han podido adaptarse a las nuevas condiciones y sobrevivir en un mercado más competitivo.

Nuestra economía se ha abierto gradualmente hacia el exterior. España ha incrementado de forma espectacular los intercambios comerciales con los demás países comunitarios. Al mismo tiempo, ha recibido una cuantía inversión exterior, y en los últimos años se ha convertido en un destacado inversor en el extranjero, sobre todo en Latinoamérica, donde las principales compañías españolas tienen una especial implantación.

Un hito decisivo para la economía del país ha sido la entrada en el euro. El euro facilita los desplazamientos exteriores y los intercambios comerciales. Sin embargo, la política monetaria queda ahora en manos del Banco Europeo, que toma sus decisiones pensando en el conjunto de la zona euro. Esas decisiones pueden no ser las más apropiadas para la situación particular de España.

La UE ha destinado fondos a la mejora de la formación de los trabajadores en nuestro país, ha apoyado la lucha contra la discriminación, ha facilitado el desplazamiento de miles de estudiantes a otros países europeos mediante el programa Erasmus, y ha financiado la participación de nuestros científicos en numerosos proyectos europeos de I+D, formando parte de los equipos internacionales.

España, al ingresar en la Unión, carecía de un Estado del Bienestar muy por debajo al de otros estados miembros. Desde entonces, las administraciones públicas dedicaron un gasto creciente a su creación, a pesar de la coyuntura económica adversa, con dos profundas recesiones. Así, ha tenido lugar un notable aumento de las prestaciones sociales y la universalización de los servicios básicos, como la sanidad y la educación, poniendo fin a la carencia histórica que diferenciaba a España de los países más avanzados de Europa.

En el plano ambiental, la normativa ha obligado a nuestro país a aumentar los mecanismos de control y de educación de los impactos ambientales, y ha favorecido la preservación de la naturaleza y la biodiversidad. Un dato ilustrativo en este sentido es el de la extensión de los espacios naturales protegidos de nuestro país, que solo en los 10 primeros años de pertenencia a la Unión pasó de 375,000 a 28,000,000 hectáreas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.