¿Cual es la relación entre clima ,suelo y vegetación?

Share Button

DEFINICIONES Vegetación FORMACIÓN VEGETAL: Grupo de plantas que presentan el mismo aspecto externo o ecotipo, en respuesta a las condiciones ambientales que inciden en un determinado medio geográfico, y determinan un paisaje vegetal carácterístico. A modo de ejemplo podemos citar un bosque, una mancha de matorral, una pradera, etc.
MATORRAL: Mancha vegetal, de densidad variable, compuesta por plantas leñosas ramificadas desde el nivel del suelo y con una altura generalmente inferior a 2 metros. En muchos casos su aparición es consecuencia de un proceso de degradación del bosque original por roturaciones, incendios, etc., aunque también se puede deber al abandono de tierras agroganaderas. Hay muchos tipos de matorral considerando el aspecto del mismo (altura de las plantas, densidad), las propias especies vegetales (retamas, jaras, brezos, etc.), etc.  VEGETACIÓN XERÓFILA: Tipo de vegetación propia de ambientes secos, en donde el agua es muy escasa y las plantas tienen que desarrollar una serie de adaptaciones para superar con éxito el estrés hídrico y poder realizar sus funciones biológicas. Entre las principales adaptaciones habría que destacar la presencia de hojas pequeñas con estomas hundidos para reducir la transpiración, el desarrollo de amplios sistemas radiculares (raíces) para absorber agua del suelo y subsuelo, la suculencia o desarrollo de tejidos especiales para almacenar agua, etc. En España, esta vegetación se encuentra en la zona árida del SE (palmito, tomillo, espartal y espárrago) y en las zonas bajas de Canarias (cardón, tabaiba). BOSQUE CADUCIFOLIO (Bosque de Frondosas): Formación vegetal propia de climas templados estacionales, en donde el árbol de hoja caduca es el elemento configurador. Durante la estación invernal los árboles pierden la hoja como respuesta adaptativa a las bajas temperaturas, provocando un parón vegetativo hasta la llegada de la primavera, cuando las hojas brotan de nuevo debido al incremento de las temperaturas y de las horas de luz.  En España, la vegetación caducifolia o de frondosas predomina en el área de clima oceánico. El bosque incluye robles, hayas y castaños. CLISERIE: Tipo de gráfico que se utiliza para representar el escalonamiento de las distintas especies vegetales en una montaña. Está determinado por factores climáticos (altitud, exposición solar, temperatura, precipitación, etc., y orográficos.  REPOBLACIÓN FORESTAL: Acción y efecto de repoblar un terreno con plantas forestales. Con independencia de que se repueble con especies naturales autóctonas, con el objetivo de recuperar un paisaje natural original, o se cultiven especies de árboles, con el objetivo de obtener materias primas para una determinada actividad económica, siempre supone la creación artificial de una masa forestal.  BOSQUE MEDITERRÁNEO o (Bosque perennifolio) Formación vegetal propia de zonas de clima mediterráneo caracterizado por la sequía estival. Está formado por árboles de mediana altura y arbustos de hoja dura y perenne (hoja esclerófila) adaptados al estrés hídrico derivado de la ausencia de lluvia y de las temperaturas altas durante el verano. Entre las especies de árboles más representativos habría que citar la encina y el alcornoque y entre los arbustos el madroño, el lentisco, el labiérnago, las retamas, etc.  SUELO: Parte más externa de la corteza terrestre, formada por una mezcla suelta y muy variada de partículas minerales alteradas, materia orgánica, organismos vivos, gases y soluciones líquidas. También puede definirse como la interfase entre las distintas esferas: litosfera, atmósfera, hidrosfera y biosfera. -Bosque marcescente: se refiere al bosque de frondosas propio de la España de transición del clima húmedo al mediterráneo y caracterizado por la marcescencia de las hojas, es decir, que cuando éstas se secan, en lugar de caer del árbol se mantienen en él durante varios meses con un color marrón. Algunas de las especies marcescentes son el quejigo (Quercus faginea o Quercus lusitánica) y el rebollo (Quercus pyrenaica).


 -Encinar: Es un bosque constituido principalmente por encinas, que son los árboles más representativos del bosque mediterráneo. Las encinas están adaptadas para resistir largos períodos secos en verano y se acomodan a suelos diversos. Tradicionalmente, se usaba su madera para obtener carbón y la bellota como alimento del ganado porcino. Actualmente, los encinares han disminuido su área por los incendios y el escaso uso de su madera. -Endemismos o vegetación endémica: especies propias y exclusivas de determinadas localidades o regiones; son especies que por distintas razones han quedado restringidas a una zona de la que, además, son oriundas. -Esclerófilo o vegetación esclerófila: es un tipo de bosque o matorral caracterizado por poseer hojas duras y coriáceas (de consistencia parecida al cuero), debido a que están constituidas por un tejido formado por células con una membrana muy gruesa (la esclerénquima), gracias al cual se adaptan bien a la sequía. En España es un tipo de vegetación propia del clima mediterráneo, con aridez estival. -Especies relictas: son aquellas que crecieron en condiciones climáticas del pasado (paleoclimas), que hoy sobreviven en algunos lugares. -Estepa: Formación abierta de zonas de clima semiárido, compuesta por amplias praderas de herbáceas xerófilas y especies arbustivas de escaso porte, tales como el esparto, el palmito, el espárrago silvestre, espinos y olorosas como el tomillo. Puede desarrollarse como formación regresiva del maquis y la Garriga.
-Formaciones regresivas: aquellas que no son la vegetación clímax de un lugar y sustituyen a esta cuando se degrada. Los matorrales o arbustos suelen ser formaciones regresivas por degeneración de formaciones arbóreas clímax preexistentes; por ejemplo, la landa sustituye al bosque de hoja caduca. -Garriga: Formación arbustiva de hojas duras carácterística de zona de clima mediterráneo o similar, en la que dominan la coscoja, la jara y otras plantas aromáticas como el romero, el tomillo y la lavanda. Es menos densa, de porte más bajo y con menor variedad de especies que la maquia. Se da sobre suelos calizos. -Hayedo: Es un bosque cuyo árbol más frecuente es el haya, carácterístico del clima oceánico. (Ver carácterísticas del haya en el tema). -Landa: Formación vegetal de la zona templada, carácterística de las zonas europeas de clima oceánico. Se da en la zona norte de España en los pisos superiores del relieve, como resultado de la degradación del bosque caducifolio (no es una vegetación espontánea), o como vegetación supraforestal entre los 1600 – 2000 m. Es una vegetación densa de matorral, cuya altura puede ser escasa o llegar hasta los 4 m. Las especies más abundantes son el brezo, el tojo, los helechos y la retama. Suele usarse para cama de los animales y luego como abono. Puede llegar a alcanzar más de tres metros de altura. -Laurisilva: Formación vegetal carácterística de áreas subtropicales y ecuatoriales de montaña, de gran frondosidad y carácter perennifolio (siempre verde), muy rica en endemismos (laurel, viñátigo, etc.), con aspecto de bosque nublado y árboles de 25-30 m. Es un bosque denso compuesto por más de 20 especies. Es el bosque carácterístico de Canarias, propio del piso termocanario, situado entre 800 y los 1200 metros. Se adapta a las nieblas causadas por el alisio a estas alturas, al mayor refrescamiento y a la menor insolación – Maquis o maquia: Formación vegetal arbustiva bastante exuberante y cerrada, propia de la zona mediterránea y preferentemente sobre suelo silíceo. Consiste en la degradación del bosque mediterráneo de alcornoques. Tipo de vegetación de monte bajo mediterráneo, perenne y arbustiva, bastante. Las plantas carácterísticas son el olivo silvestre, la jara, el madroño, el brezo y el romero.

-Acidez del suelo: un suelo es ácido cuando tiene un contenido en bases pobre, debido a las abundantes precipitaciones o a la roca de la que proceden (suelos silíceos). La acidez se mide mediante el Ph en una escala del 0 al 14: los suelos ácidos tienen un índice inferior al 7’2; si lo superan son alcalinos o básicos y si está en torno a 7’2 son neutros. Los suelos silíceos son ácidos, por ejemplo, y los suelos calizos son básicos o alcalinos. -Edafología. Es la ciencia que estudia los suelos como un medio vivo en el que se produce la interacción entre el clima, los componentes minerales de la roca madre, y los organismos vivos. Esta ciencia estudia el origen y las propiedades del suelo, y los relaciona con el medio y la evolución del suelo. La Edafología se relaciona con la Biogeografía (estudia los seres vivos en su distribución y significado para el paisaje), y especialmente con la Edafogeografía que trata de la distribución geográfica de los suelos. -Estructura (del suelo): La estructura del suelo se define por la forma en que se agrupan o se organizan las partículas individuales de arena, limo y arcilla. Cuando las partículas individuales se agrupan, toman el aspecto de partículas mayores y se denominan agregados. -Humus: componente de la capa superficial del suelo, formado por sustancias resultantes de la descomposición de la materia orgánica por la acción de organismos descomponedores. Esta descomposición es un proceso químico llamado humificación (oxidación lenta) El humus aporta nitrógeno al suelo y le permite retener cantidades considerables de agua, por lo que contribuye a mejorar su fertilidad y su capacidad de conservación. También recibe el nombre de mantillo.-Lixiviación: es el proceso de arrastre, por el agua de lluvia, de las materias solubles de los horizontes superficiales del suelo hasta horizontes más profundos. Su intensidad depende del volumen de las precipitaciones. Si estas son demasiado intensas, pueden conducir a un empobrecimiento del suelo, que, según el tipo de terreno, recibe diversos nombres (descalcificación, podsolización, etc.). -Perfil del suelo: conjunto de horizontes o capas de un suelo. En profundidad se encuentran los horizontes D, constituido por la roca madre sin alterar, y C, integrado por la roca madre alterada y desagregada. En superficie se encuentra el horizonte A, que incluye la hojarasca, la materia orgánica en descomposición y una capa de lixiviación en la que las sustancias son arrastradas por el agua de precipitación a las capas inferiores. Entre ambos, se sitúa el horizonte B, una capa de alteración y de acumulación de sustancias lixiviadas procedentes de los horizontes A y C. -Terra rossa: tipo de suelo propio de las áreas de clima mediterráneo. Es de color rojizo, y tiene el horizonte arcilloso reposando directamente sobre la roca madre, lo cual produce frecuentes afloraciones rocosas que dificultan la mecanización. Sobre él dominan los matorrales o bosques adehesados y cultivos marginales, como el almendro o el olivo. -Textura de un suelo: La textura indica el contenido relativo de partículas de diferente tamaño, como la arena, el limo y la arcilla, en el suelo. Propiedad física del suelo, que depende del tamaño de las partículas que lo forman: arcilloso (hasta 0,002 mm), limoso (0,002 a 0.02mm), arenoso (0,02 a 2 mm). La textura tiene que ver con la facilidad con que se puede trabajar el suelo, la cantidad de agua y aire que retiene y la velocidad con que el agua penetra en el suelo y lo atraviesa.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *