Urbana

Share Button

Los periodos en los que se ha dividido este trabajo muestran en cada caso un conjunto específico de procesos socioespaciales que implica en todos los casos formas e interrelación entre estructuras espaciales y procesos sociales. Entre 1940 y 1960 el contexto de una reactivación del crecimiento metropolitano basado en las migraciones internas de un proceso de industrialización sustitución de importaciones de políticas tendencia a la redistribución del ingreso. Se produce una marcada expansión de la periferia que supera no solo en el núcleo central de la aglomeración, sino también la primera corona que ya s3 encontraba consolidada a su alrededor y por otro lado, un importante proceso de densificación. Ambos procesos constituyen los mecanismos que acceden a la propiedad de la vivienda: los trabajadores urbanos en caso de los “loteos económicos” periférico y alta gama de los estratos medios, en el caso de los edificios en “propiedad horizontal” centrales. Las villas miserias, sectores fuera del mercado, encuentran su localización en terrenos pero sobre todo en el vasto anillo que sigue las cuencas inundables de los ríos matanza, riachuelo y reconquista.

Durante la década de 1960-1970 deja de tener vigencia varios factores que habían incidido en el desarrollo urbano durante las dos décadas anteriores: la tasa de crecimiento metropolitano disminuye reducíéndose el peso relativo de las migraciones en relación con la difusión de la pequeña propiedad urbana, el desarrollo expansivo de los loteos económicos se detiene y el submercado “la propiedad horizontal” se hace selectivo para los sectores de ingreso medios y altos, establecíéndose el porcentaje de propietarios en los valores de fines del periodo anterior. De manera consistente con agotamiento del modelo de desarrollo carácterístico de las década de 1940 y 1950, el modelo de estructuración socioespacial de ese periodo muestra también señales de agotamiento. Durante la década de 1980, el contexto calificada como de crisis “estructural” se ponen en manifiesto cambios importantes en la relación con la tensión centro-periferia, reaparecen tendencias que apuntan al deterioro de ciertas áreas centrales y por otro lado, aparecen en la extrema periferia zonas que hacen accesibles las dos autopistas principales.

Los procesos de expansión urbana se produjeron en condiciones de un verdadero laissez-faire, lo que dio por resultado la formación y consolidación de un tejido urbano periférico discontinuo y desarticulado desprovistos de servicios, que ocupan por lo general las zonas intersticiales alejadas de los ejes principales de transporte, en alguno casos en zonas anegadizas en las cuencas de los ríos matanza y reconquista. Deben también mencionarse los grandes planes urbanos formulados durante la década de 1960 que no fueron aplicados de manera efectiva ni tuvieron un lugar en el debate político. Cuando en 1977, bajo un gobierno militar, se establecen controles sobre la expansión urbana que chocan con las prácticas de promotores. Finalmente los intentos realizados entre 1983 y 1989 para constituir una entidad jurídica forma el AMBA, resultando infructuosos debido al obstáculo por los intereses políticos y enconomicos divergentes de las distantes partes constitutivas de la regíón. La fragmentación urbana es un proceso propio de todo núcleo urbano. En ese sentido, la ciudad está conformada por una serie de fragmentos que tienen relación con el valor de uso, el valor de cambio y valor de uso complejo del suelo urbano2, así como de las formas de apropiación que hacen de ella los distintos grupos sociale 

“la ciudad dual no sólo es una yuxtaposición de ricos y pobres que dan por resultado una determinada estructura urbano-
social sino el producto de procesos articulados de crecimiento y declive de la estructura ocupacional que afecta tanto a sectores formales e informales de la economía, a sectores industriales -a nivel superior y a nivel inferior- y a fuerza de trabajo calificada y no calificada”.
Guetos de riqueza:Espacios verdes y amplios, seguridad y alambrada, distinguen a las nuevas formas de consumo del suelo urbano residencial por parte de grupos sociales de mayores recursos
Autosegregacion: Inmovilidad espacial que no facilita la interacción entre diferentes clases sociales
Pobreza: Habitantes cuyos ingresos, si es que lo tiene, no alcanzan para cubrir la canasta básica total
Concepto de área metropolitana: se utiliza para definir un área geográfica mas continua, perteneciente a circunscripciones administrativas diferentes, en las que se forma una gran aglomeración humana que constituye un importante mercado de trabajo diversificado con relaciones de dependencia entre los diferentes núcleos que lo integran.
Área metropolitana suele tener un carácter administrativo, ya que refiere al conjunto urbano formado por varias circunscripciones diferentes.La interdependencia es la principal carácterística de lo metropolitano. Existe un paralelismo entre el origen de la relaciones de dependencia mutua y el de las propias áreas metropolitanas. Esta separación espacial entre las personan y las empresas a sus anteriores domicilios constituyen una ampliación espacial del área urbana y provoca numerosas interdependencias entre el núcleo originario y los núcleos que se fueron transformando, lo cual se refleja en la utilización de transporte y comunicación. 
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.