Relación entre caudal y régimen fluvial

Share Button

Este mapa representa la red hidrográfica de la Península ibérica.

LOS RÍOS SUFREN LA INFLUENCIA DE DISTINTOS FACTORES QUE DETERMINAN SUS CarácterÍSTICAS

LITOLOGÍA:  determina la circulación superficial o subterránea del agua.

VEGETACIÓN:  frena la fuerza del agua; y disminuye el riesgo de inundaciones, al retrasar la incorporación del agua al cauce fluvial.

SER HUMANO: Realiza embalses, para el abastecimiento de agua Y crea suministro eléctrico, esto modifica los regíMenes fluviales naturales adaptándose a las necesidades humanas.

CLIMA: TEMPERATURAS Y  PRECIPITACIONES

Tienen gran influencia. Precipitaciones- determinan el caudal de los ríos y sus variaciones a lo largo del año. Las temperaturas inciden en la mayor o menor evaporación del agua.

CAUDAL

Es la cantidad de agua que pasa en un segundo por un punto dado del río.
Se mide en m3/s en estaciones de aforo instaladas en diversos puntos de su curso. El caudal experimenta variaciones.

A lo largo del recorrido del río, el tramo con mayor caudal suele ser la desembocadura, donde se acumulan las aportaciones de los diversos afluentes; excepto en los casos donde   hay fuerte evaporación, infiltración, o un elevado consumo humano.
A lo largo del tiempo, el caudal puede presentar irregularidad anual, con crecidas o estiajes más o menos acusados, e irregularidad interanual. En la Península, los ríos más regulares son los de la vertiente cantábrica, y los más irregulares, los de la vertiente mediterránea.

RÉGIMEN

El régimen fluvial es la variación estacional del caudal de un río. Depende de la distribución de las precipitaciones y de la importancia de la precipitación nival. En función de ambas se distinguen ríos con régimen nival, pluvial o mixto.
Los ríos con régimen nival nacen en la alta montaña, donde son frecuentes las nevadas. Su caudal máximo se da en primavera, con el deshielo; y el mínimo en invierno, al quedar retenida la precipitación en forma de nieve o de hielo en las montañas.
Los ríos con régimen pluvial solo dependen de las precipitaciones. Por tanto, su caudal refleja los máximos y los mínimos de estas en cada zona climática.
Los ríos con régimen mixto pueden ser nivo-pluviales o pluvio-nivales, según predomine la influencia de la nieve o de las precipitaciones.

RELIEVE Y TOPOGRAFÍA: Influyen en la organización de las cuencas y las vertientes hidrográficas que se separan por unidades del relieve, en la erosión de los ríos que aumenta con la inclinación del terreno. En el régimen fluvial, dado que la altura del relieve determina la aportación o no de precipitación nival. Y en las obras hidráulicas, como en los embalses, que se ven favorecidas por la topografía abrupta aunque por esta misma razón, su construcción resulta cara.CUENCA:Es el territorio que drena o evacua sus aguas naturales a un río principal que las conduce hasta el mar. Las cuencas fluviales peninsulares se caracterizan por estos rasgos.

VERTIENTE:

CANTÁBRICA-Comprenden las tierras situadas al norte de la divisoria de aguas. Por tanto, pertenecen a ella la mayoría del territorio de Bizkaia y Gipuzkoa; y algunos valles del norte de Álava. Los rasgos de esta vertiente son:

• La distancia entre la cabecera de los ríos y el mar es escasa (entre 40 y 60 km), por lo que son cortos y de fuerte pendiente. Los ríos de mayor longitud son el Nervión, Deba, Urola, Oria y Bidasoa y los más cortos los que nacen en sierras próximas a la costa, como los vizcaínos Butroe, Oka, Lea y Artibai, y los guipuzcoanos Urumea y Oiartzun. La pendiente de los ríos es muy fuerte, con desniveles de hasta el 25 %, por lo que su fuerza erosiva es muy acusada.
• La red fluvial sigue mayoritariamente una dirección S-N, perpendicular al mar, aunque en algunas zonas los afluentes recorren valles longitudinales (Kadagua, lbaizabal), creando una red ortogonal. Las cuencas de esta vertiente son numerosas y de pequeña extensión (de 500 a 900 m2 ).
• El caudal de los ríos es abundante. Poseen un régimen pluvial oceánico, bastante regular, con aguas altas en la época de mayor pluviosidad (otoño-invierno) y aguas más bajas en verano, pero sin grandes crecidas ni estiajes.MEDITERRÁNEA-comprende las tierras situadas al sur de la divisoria de aguas, que tienen al Ebro como colector principal. Por tanto, incluye la mayor parte del territorio de Álava. Los rasgos de esta vertiente son muy distintos a los de la vertiente cantábrica:

• La distancia entre la cabecera de los ríos y el Ebro es mayor, por lo que son más largos y de menor pendiente. Los ríos de mayor longitud son el Ebro y el Zadorra. Su pendiente, excepto en la cabecera, es menor que la de los ríos de la vertiente cantábrica, por lo que excavan valles amplios y describen meandros.
• La red fluvial sigue mayoritariamente una dirección N-S, excepto en el caso de los ríos o los tramos fluviales que recorren la depresión media pirenaica (Zadorra). Las cuencas son más amplias que en la vertiente cantábrica.
• El caudal de los ríos es menor que el de la vertiente cantábrica, debido al clima mediterráneo continentalizado de su cuenca.
Poseen un régimen pluvial mediterráneo, muy irregular, con fuertes crecidas coincidiendo con las precipitaciones de primavera y otoño y acusados estiajes en verano.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *