Recursos naturales perpetuos

Share Button


Maquis


O maquia. Formación vegetal densa, de suelos silíceos, formada por especies perennes adaptadas a las altas temperaturas, como las que se dan en el verano del clima mediterráneo. En general suele ser el resultado de la degradación de bosques de robles o encina.

Garriga

Formación vegetal menos densa que la maquia, resultado de la degradación de la encina y el roble en suelos calizos. Está formada por especies resistentes a las altas temperaturas y largos periodos de estiaje.

Endémico

Cuando una especie animal o vegetal sólo se desarrolla en un lugar. Suelen ser seres residuales que en otros tiempos tuvieron una mayor expansión geográfica o que, por vivir en una isla, no tienen posibilidad de expansión Landa:
Formación vegetal pobre en especies. Es característica de la región eurosiberiana y supone una degradación del bosque mixto atlántico. Está formada por matorrales como la retama, el tojo o el brezo, que puede llegar a alcanzar más de tres metros de altura. Se asienta sobre suelos pobres, poco aptos para cultiv. 

Tema 5.- NATURALEZA Y MEDIO AMBIENTE. Geografía de España.1.- El medio natural como recurso: interacción entre naturaleza y desarrollo de las sociedades humanas

A lo largo de su existencia, el hombre ha necesitado, para sobrevivir, explotar los recursos que le rodeaban: relieve, clima, vegetación, aguas y suelo.Podemos aprovechar los recursos hídricos
: aguas subterráneas, pantanos que acumulan y regulan el agua para hacer frente a épocas de estío, ríos… Su aprovechamiento puede ser tanto para el consumo humano como para la industria o para la agricultura. La fauna que proporciona el medio acuático, la pesca, o algunas algas, también son un recurso para el hombre.Los recursos físicos, como el relieve y el suelo
: minería, arcillas para los ceramistas, paisajes para deportes de invierno y de riesgo, turismo rural…El aprovechamiento del clima es destacado en lugares como España, donde “se ha vendido” el sol como reclamo turístico. Hay regiones, como Extremadura, donde su escasa industrialización secular ha mantenido zonas con un medio ambiente poco contaminado, lo que también permite la explotación del “aire puro” del campo que atrae a numerosos habitantes de las grandes ciudades.La vegetación, así como la fauna, son unos recursos que han estado ligados al hombre desde su origen, al principio de modo “pasivo”, siendo recolector y cazador, para pasar a una explotación activa, generando parte de los recursos que necesita mediante la agricultura y la ganadería. No obstante, la vegetación silvestre también es un recurso:bosques para obtener madera, caza,  setas, leña,…Algunos de estos recursos son renovables y otros no, pero todos en conjunto, incluido el propio hombre, forman lo que conocemos como medio ambiente, que está compuesto, por tanto, de factores naturales y sociales.Los recursos renovables son los que se pueden restablecer en un corto plazo de tiempo: cría de animales, cultivos, reforestación,… Los no renovables necesitan mucho más tiempo para su regeneración y constituyen la base de la economía industrial sin que el hombre pueda hacer nada por su regeneración: minería, fuentes de energía fósiles, etc.)Por otro lado, estos recursos también los podemos dividir en bióticos: paisaje que tiene condiciones favorables para el desarrollo de los suelo, la vegetación y la fauna.
Son estos elementos bióticos los que caracterizan el paisaje o medio natural: un hayedo, por ejemplo. Y paisajes abióticos: se definen más por sus elementos geológicos, climáticos o hídricos: un glaciar, una playa o un cono volcánico.La relación entre el hombre y estos recursos ha ido evolucionando. El avance económico y tecnológico de las sociedades actuales, sobre todo desde el siglo XIX, ha acelerado el ritmo de explotación, por lo que en la actualidad se empiezan a detectar síntomas de agotamiento del planeta en algunas zonas y de algunos recursos no renovables.La degradación del medio ambiente es tal que instituciones, organismos, ecologistas, organizaciones no gubernamentales, comunidad de científicos, etc., estudian con detenimiento las causas y las soluciones de la degradación de los bosques tropicales, praderas, estepas, sabanas, así como la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera y el calentamiento global, analizando las consecuencias en el ámbito humano, político, económico y climático.Por todo esto la preocupación por la preservación del medio ambiente ha pasado a ser uno de los problemas más importantes del mundo del siglo XXI. Muchas organizaciones nacionales e internacionales se ocupan de mantener a la población informada sobre el tema, de denunciar las acciones irresponsables y, entre otras tareas, de alertar a las autoridades sobre los riesgos.El altísimo coste de la resolución de estos problemas medioambientales exige que, además de la actuación individual de cada ciudadano (a título particular o a través del asociacionismo), sean los poderes públicos los que con políticas de desarrollo sostenible, recursos financieros y apoyo a tecnologías limpias pueden equilibrar el aprovechamiento que el hombre hace de su entorno natural con la reducción de la degradación del medio ambiente, intentando, incluso, recuperar lo ya arrasado. 

2.- Situaciones de riesgo de la naturaleza por el desarrollo humanoProcesos de DEGRADACIÓN


Expansión urbana

La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) con sede en Copenhague, afirma que la expansión urbana descontrolada, rápida e ininterrumpida, es una amenaza para el equilibrio medioambiental, social y económico de Europa.El informe, titulado La expansión urbana descontrolada – un desafío que Europa ignora, muestra que muchos problemas medioambientales del continente tienen su origen en el imparable avance de las áreas urbanas. El informe aboga por que las políticas comunitarias coordinen y supervisen la planificación urbana.Según el informe el crecimiento de las ciudades requiere más infraestructuras de transporte y conlleva un mayor consumo de energía y una incesante ocupación de suelo. Estos factores van en detrimento del medio ambiente y aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero. Entre las consecuencias cabe mencionar el cambio climático y una mayor contaminación del aire y acústica.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *