Población urbana

Share Button
Nos encontramos ante un gráfico lineal en el que aparece en la superior una línea azul que indica la segregación horizontal de la vivienda en una 1dad, en la parte central una línea roja con la oscilación del precio de la vivienda y en la parte inferior una línea verde con flechas a ambos lados que muestra la distancia al centro;
En la parte izquierda aparece en la línea vertical el precio en Euros/m2. La fuente es AGE-IGN.
Aparecen las tipo logias de los distintos barrios partiendo del centro histórico los mayores precios que incluye el casco histórico de calidad, hacia la derecha, la zona dedicada a oficinas y servicios centrales que alcanza los valores máximos, el ensanche burgués, colonias jardín, viviendas de calidad, centros comerciales y urbanizaciones residenciales. A la izquierda está la parte degradada así como suburbios, polígonos y bloques de viviendas, los polígonos industriales e infraviviendas, con menos valores. 
El proceso de urbanización en España se ha extendido durante muchos siglos desde el centro hasta las nuevas periferias. En el interior se pueden diferenciar el centro histórico que abarca el crecimiento del periodo pre-industrial hasta mediados del Siglo XIX, los ensanches y barrios-jardín que se dieron hasta la Guerra Civil, los suburbios y las periferias,que se forman desde la guerra hasta la actualidad con una expansión enorme, primero con densidades muy elevadas y recientemente con áreas residenciales y de actividades económicas de forma dispersa.
El centro histórico se corresponde con la parte más antigua, carácterística y visitada por sus monumentos, catedral, palacios, conventos.
La ciudad medieval musulmana tiene una trama urbana con calles estrechas y tortuosas y la cristiana es algo más regular y siempre contaban con una muralla que luego se derribaría en su mayor parte al crecer la ciudad.
En el Renacimiento aparecen barrios de trazado mas regular y surgieron los Ayuntamientos y plazas mayores con la Desamortización eclesiástica del Siglo XIX surgieron muchos espacios libres. A partir de la segunda mitad del Siglo XX muchos cascos históricos comenzaron a sufrir un deterioro y abandono, experimentando un proceso de envejecimiento y empobrecimiento desplazándose muchas actividades hacia los ensanches. Desde los años ochenta han comenzado muchas tendencias de conservación y rehabilitación; han pasado a tener usos administrativos universitarios o de ocio, dinamizando estas zonas, atrayendo a población joven y de mayor nivel de renta, en zonas degradadas subsisten el envejecimiento, el bajo nivel de renta y marginación social con inmigrantes. 
Los ensanches, el extrarradio y los barrios ciudad-jardín, se construyeron desde mediados del Siglo XIX hasta principios del XX rodeando los cascos históricos, con trazado regular y avenidas con zonas verdes, y destinados a la burguésía. Aunque su fin residencial, se ha convertido en espacios terciarizados, comercios de calidad, despachos y oficinas… 
La constante afluencia de inmigrantes del medio rural aumentó la demanda de viviendas aparecieron así suburbios de baja calidad, las administraciones publicas están construyendo otros de más calidad
Los barrios ciudad-jardín aparecieron en la periferia con promociones de viviendas unifamiliares con jardín destinadas a las clases medias; hoy se han revalorizado y muchas son pequeños negocios.
La periferia desde los años 60 y 70 se produjo un boom inmigratorio hacia las ciudades procedentes de las zonas rurales, siendo frecuente el chabolismo, por lo que el Estado construyó grandes bloques de viviendas sociales, de reducido tamaño y baja calidad. Hay también polígonos de bloques elevados de promoción privada, que son de calidad algo mejor. Para las clases altas se construyeron tanto urbanizaciones de calidad como viviendas unifamiliares. 
Los polígonos industriales crecen a partir de los años 50 y 60 como la periferia de las grandes áreas metropolitanas,
En los últimos años se ha transformado la periferia de las ciudades con la aparición de diferentes actividades económicas, parques tecnológicos, empresariales y centros comerciales y de ocio, recintos feriales, deportivos, hospitales, universidades. 
Como conclusión, gracias a la generalización del automóvil y mejora del transporte público, se permite que la población y las actividades económicas se sitúe en localizaciones alejadas. Existen barrios de diferentes niveles sociales; los contrastes sociales producen más en el norte y de mejor calidad en el sur. Los precios del suelo son mas altos en el centro de la ciudad y en las áreas periféricas con buena accesibilidad y tienden a bajar según nos alejamos del centro y de las principales vías de transporte y sólo algunas empresas pueden pagar por los lugares prestigiosos del centro de las ciudades. La diferenciación social en la ciudad de cada área aumenta. El suelo urbano es un bien escaso y necesario pero los propietarios del suelo intentan revalorizar sus propiedades y la administración debe garantizar los derechos de los ciudadanos y el funcionamiento equilibrado de la ciudad, su calidad de vida y las condiciones adecuadas.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.