Examen de contaminación del agua

Share Button
TEMA 4: LOS PRINCIPALES PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES EN ESPAÑA:El modelo de desarrollo de las últimas décadas, basado en el consumo de energías fósiles, la demanda de grandes cantidades de productos y una intensa urbanización, genera problemas medioambientales con graves consecuencias tanto a nivel local como planetario. La crisis económica ha supuesto una ralentización del consumo y del proceso urbanizador, pero las políticas liberales desregularizadoras favorecen las malas prácticas empresariales en materia mediombiental a cambio de la promesa de generar crecimiento o empleo.

Los problemas más destacables son:


1. La contaminación atmosférica y el cambio climático

Se produce por la emisión a la atmósfera de gases que deterioran la calidad del aire. El más grave de todos ellos es del dióxido de carbono (CO2), responsable del efecto invernadero. Estas emisiones se producen fundamentalmente en entornos urbanos e industriales, consecuencia del consumo de hidrocarburos en vehículos, calefacciones y centrales térmicas de producción de electricidadLas consecuencias fundamentales son:
• El deterioro de la calidad del aire y, por lo tanto, el riesgo para la salud humana y del resto de los seres vivos, incluidas las formaciones vegetales. Las partículas en suspensión en la atmósfera, sobre todo en el entorno de las grandes ciudades, provocan graves afecciones pulmonares.• La creación de un efecto invernadero debido a los GEI (gases de efecto invernadero) que están provocando un calentamiento global del planeta y un rápido cambio climático. La afección a los países del entorno del Mediterráneo es extremadamente grave, por cuanto supone un aumento de las temperaturas y una disminución de las precipitaciones, lo que implicará la extensión de la desertificación en la mayor parte del territorio peninsular. El protocolo de Kyoto intenta llegar a acuerdos internacionales para frenar este proceso mediante el reparto de cuotas nacionales de producción de CO2.• La lluvia ácida consecuencia de la expulsión a la atmósfera de dióxido de azufre procedente de la quema de carbón y derivados del petróleo. Se produce en regiones de paisaje industrial negro y afecta a la vida de las plantas y a los suelos. El protocolo de Gotemburgo intentó regular la emanación de estos gases.• El aumento del agujero de la capa de ozono, que protege de los rayos ultravioleta. Es consecuencia de los CFC muy utilizados en sprays y refrigerantes. El protocolo de Montreal limitó la fabricación de estos gases y la capa de ozono se encuentra recuperadaPara evitar los efectos de esta contaminación atmosférica es necesaria el cumplimiento de los acuerdos internacionales que regulan la producción de os citados gases nocivos, la sustitución de las energías contaminantes por las energías limpias (hidroeléctrica, solar, eólica, etc) y la eficiencia energética mediante la reducción del consumo.

2. La contaminación acústica

Afecta a la salud humana, puesto que condiciona el descanso. Los ruidos son mayores en las ciudades y suelen ser consecuencia del tráfico, aeropuertos, procesos industriales y ocio nocturno. Las medidas para paliarlo pasan por una correcta ordenación urbana que separe la actividad industrial de la residencial, por una sustitución del transporte privado por el público y por una mejora del aislamiento acústico en las viviendas. En este último aspecto la Ley de la Edificación, aprobada en la legislatura anterior, obligaba al aislamiento de las viviendas para paliar la contaminación acústica y mejorar la eficiencia energética.

3. La sobreexplotación y contaminación de las aguas

En un país donde el recurso del agua es tan escaso los acuíferos se ven amenazados por:


• La sobreexplotación irracional de las aguas subterráneas, donde los pozos extraen agua por encima de la posibilidad de recarga de los acuíferos, lo que implica una salinización de los mismos, una disminución del nivel freático que afecta a los humedales y un agotamiento de los recursos hídricos. Este fenómeno afecta, sobre todo, a las cuencas del sureste peninsular y a los dos archipiélagos.• La contaminación causada por la infiltración hasta las aguas subterráneas de nitratos y otros elementos tóxicos procedentes de los vertidos urbanos, industriales, fertilizantes procedentes de la agricultura intensiva y deyecciones del ganado que ponen en peligro la calidad del agua y su uso.• Los vertidos contaminantes a las escorrentías, procedentes de los vertidos urbanos o de vertidos químicos industriales no controlados, que suelen ser altamente contaminantes.• La contaminación de mares y costas consecuencia de la presión urbanística en el litoral y de los vertidos de hidrocarburos consecuencia de los accidentes marítimos como el del Prestige.Las medidas para evitar la sobreexplotación de los acuíferos se apoya en el control de las confederaciones hidrográficas de los pozos existentes y el volumen de agua extraído para garantizar la reposición del nivel de los acuíferos y por la reducción del consumo mediante la modernización de los regadíos o el control sobre el crecimiento urbanístico para limitar sus demandas.La normativa de la Uníón Europea para evitar la contaminación de las aguas obliga a los municipios a depurar sus vertidos antes del 2015 mediante la construcción de depuradoras, que garanticen la calidad de las aguas tanto fluviales como litorales.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *