Cual es la relación entre caudal y régimen fluvial

Share Button

LA DIVERSIDAD HÍDRIDA LOS RÍOS PENINSULARES


Un río es una corriente continua de agua, más o menos caudalosa, que circula por un cauce y desemboca en el mar, rio o lago.

Factores k influyen en los ríos peninsulares:

El clima tiene gran influencia. Las precipitaciones determinan el caudal de los ríos y sus variaciones.
El relieve y la topografía influyen en la organización de las cuencas y vertientes hidrográficas, que se separan por unidades del relieve; en la erosión de los ríos y en las obras hidráulicas.
La litología determina el predominio de la escorrentía superficial o subterránea del agua.
La vegetación aminora la evaporación, la erosión y riesgo de inundación.
La acción humana realiza obras para el abastecimiento del agua y la regularización de los ríos.
El caudal y el régimen fluvial El caudal es la cantidad de agua que pasa en un segundo por un punto dado del río. El caudal relativo es la relación entre el caudal medio, anual y la superficie de la cuenca. Variaciones:
A lo largo del recorrido del río, el tramo con mayor caudal suele ser la desembocadura, donde se acumulan las aportaciones de los afluentes. Los ríos más caudalosos son el Ebro, Tajo y Duero.
A lo largo del tiempo, el caudal puede presentar irregularidad anual e irregularidad interanual. Los ríos regulares: V. Cantábrica, ríos irregulares: V. Mediterránea.
El régimen fluvial es la variación estacional del caudal de un río. Depende de las precipitaciones y precipitación nival.
Ríos con régimen nival nacen en la alta montaña, donde son frecuentes las nevadas.
Ríos con régimen fluvial solo dependen de las precipitaciones.
Ríos con régimen mixto pueden se nivo-pluviales o pluvio-nivales, según la nieve o de las precipitaciones.
Las cuencas y vertientes hidrográficas: La cuenca hidrográfica es el territorio cuyas aguas vierten a un río principal y sus afluentes. Las cuencas se caracterizan por: Se encuentran separadas por divisorias de agua. Cuencas peninsulares: Norte, Miño, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Ebro, Júcar. En la cuenca, los ríos circulan por un cauce o lecho.
Una vertiente hidrográfica es el conjunto de cuencas cuyas aguas vierten en el mismo mar.
Los ríos de la vertiente cantábrica son cortos, nacen en montañas cercanas a la costa. Tienen gran fuerza erosiva, son caudalosos y de régimen muy regular.
Los ríos de la vertiente atlántica son largos, al nacer cerca del Mediterráneo y desembocar en el Atlántico. Su fuerza erosiva es escasa, su caudal es abundante y su régimen es irregular.
Los ríos de la vertiente mediterránea, excepto el Ebro, son cortos, por nacer en montañas próximas al mar. Su caudal es escaso y su régimen muy irregular.

Baleares y Canarias

Carecen de ríos, tienen arroyos o corrientes de agua de escaso caudal, alimentados por manantiales. Los torrentes también son frecuentes en amboos archipiélagos.

LAGOS Y HUMEDALES ESPAÑOLES Los lagos:

Son masas naturales de agua dulce o salodre acumuladas en zonas deprimidas, que alcanzan profundidad.En España hay 2.474 lagos. Muchos son de escasa dimensión y de carácter estacional. Según su origen se distinguen dos tipos de lagos:
Los lagos endógenos están originados por fuerzas del interior de la Tierra.
Los lagos tectónicos se forman en terrenos hundidos por la acción de pliegues, Laguna de la Janda, en Cádiz.
Los lagos volcánicos se alojan en el cráter de un volcán apagado, Campo de Calatrava, en Ciudad Real.
Los lagos exógenos están originados por fuerzas externas, como la acción del hielo, agua o viento.
Los lagos glaciares se forman en las cubetas creadas por la disolución de la caliza, Lagunas de Ruidera, en Castilla-La Mancha.
Los lagos endorreicos son el tipo de lago exógeno más extendido en España. Se forman en zonas Áridas o semiáridas. Sus aguas suelen se salobres y escasas. Laguna de Sariñena, en Huesca.
Los lagos eólicos ocupan depresiones escavadas por el viento sobre materiales blandos.
Los lagos litorales o albuferas son lagos salados separados del mar por un cordón de arena, las albuferas del Mar Menor. Los humedales Los humedales son extensiones de terreno cubiertas por aguas poco profundas (marismas, deltas, lagunas, albuferas). En España están inventariadas 2.559 zonas húmedas. De los más destacados son el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, el Delta del Ebro etc..

LOS ACUÍFEROS

Los acuíferos son embolsamientos de agua subterránea. Se forman cuando las aguas de precipitación se infiltran, encuentran un estrato impermeable y se acumulan sobre él. En la Península existen más de 400 acuíferos. Se encuentran en las depresiones terciarias, en las proximidades de los ríos y en las cabeceras montañosas húmedas.

FORMACIONES VEGETALES: Factores que influyen en la vegetación:

Los tres tipos básicos son el bosque, el matorral y el prado. Los factores físicos más importantes son la diversidad del clima, la diversidad del relieve y la variedad de suelos. También influyen la posición de puente de la península y la vegetación canaria. Los factores humanos, especies interesantes por su valor económico o la degradación de la cubierta vegetal existente.

Los paisajes vegetales de España: El paisaje vegetal de clima oceánico:

Corresponde a la regíón floral eurosiberiana. Sus formaciones vegetales carácterísticas son:
El bosque caducifolio está constituido por árboles altos, con tronco recto y liso ( el roble y el haya).
El haya tolera mal el calor y muy bien el frío, necesita humedad. Su crecimiento es lento. Su madera es dura y se encuentra en la C. Cantábrica y el Pirineo Navarro.
El roble no soporta veranos calurosos y aguanta menos el frío, necesita menos humedad. Su crecimiento es lento, su madera dura y se encuentra en Galicia y C. Cantábrica.
El castaño permite el aprovechamiento de su fruto y de su madera.

La landa y los prados:

La landa es una vegetación densa de matorral, puede se baja o más alta (brezo, tojo y retama). Los prados son una vegetación herbácea que ocupa grandes extensiones de terreno en los países oceánicos.
El paisaje vegetal de clima mediterráneo: El bosque perennifolio consta de árboles de mediana altura, con tronco grueso y rugoso y hoja perenne. Sus ramas forman copas globulares y amplias.
La encina es resistente a la sequía y se adapta a todos los suelos. Su madera es dura y resistente. Se encuentran en S. Morena, Extremadura y la Sierra de Guadarrama.-
El alcornoque necesita inviernos suaves, cierta humedad y suelos silíceos. Su madera es dura y se encuentran en Andalucía, Cataluña y Castellón.
El pino se adapta a condiciones extremas de frío, calor, humedad y aridez.
El matorral presenta 3 tipos carácterísticos:
La maquia mide más de 2 metros, muy densa y casi impenetrable (brezo, jara, lentisco…).
La garriga está formada por arbustos y matorrales de poca altura (tomillo, romeo y espliego).
La estepa formada por hierbas bajas con arbustos (palmito, tomillo, espartal).

El paisaje vegetal de ribera:

Están formados por especies como el aliso y el sauce, chopo, álamo. Son de crecimiento rápido y madera blanda, se usan para armazones y embalajes. El bosque de rivera ha reducido su extensión a causa de la acción humana sobre los márgenes y cauces fluviales.
El paisaje vegetal de montaña : La montaña alpina, representada por los Pirineos, tiene 4 pisos vegetales:
El piso basal, hasta 1.200 metros (encinas y robles).
El piso subalpino, entre 1.200 y 2.400 metros (abeto, pino negro, pino silvestre).
El piso alpino, entre 2.400 y 3000 metros (prado).
El piso nival, más de 3.000 metros. La vegetación es inexistente.

El resto de las montañas peninsulares carece de piso subalpino

El piso basal, en la zona atlántica, caducifolio, y en la mediterránea, perennifolio.
El piso supraforestal, en la zona atlántica, brezo y genista, y en la zona mediterránea, arbustos.
En la cima, en la zona atlántica, prados, y en la zona mediterránea, el matorral.

El paisaje vegetal de Canarias

Su origen es mediterráneo, por su situación insular, desempeñan un gran papel los endemismos y las reliquias. En las islas con relieve montañoso suceden.
El piso basal, hasta 300 y 500 metros, está marcado por la aridez (cardón y tabaiba).
El piso termocanario, entre 800 y 1.200 metros (bosque de laurisilva y fayal-brezal)
El piso intermedio, entre 200 y 800 metros (palmeras, dragos y sabinas).
El piso canario, entre 1.200 y 2.200 metros (pino canario).
El piso supracanario, mas de 2.200 metros (violetas del Teide).

EL SUELO:

El suelo es la capa superficial de la corteza terrestre. Se compone de elementos en estado sólido, líquido y gaseoso.

Factores del suelo:


La roca madre es el sustrato mineral a partir del cual se forma el suelo. Influye en su color, textura, estructura… Los suelos pueden ser silíceos, calizos y arcillosos.
El clima es el factor más influyente en la formación del suelo. Pueden ser zonales o clímax; o azonales e intranzonales.
La topografía influye en las zonas llanas suelos gruesos y en las pendientes erosión y deslizamiento del suelo.
Los seres vivos, las plantas pueden empobrecer y acidificar el suelo. Las bacterias y hongos crea el humus, del que depende su fertilidad. Los animales lo remueven con sus movimientos y los humanos lo destruyen y alteran o lo mejoran.
El tiempo es otro factor determinante, según el nivel de evolución, se distinguen suelos jóvenes y suelos evolucionados.

Los horizontes y el perfil del suelo:

El conjunto de horizontes constituye el perfil del suelo.
En profundidad se encuentran el horizonte D y C. El D está formado por la roca madre consolidada y la C por la roca madre meteorizada.
En superficie se encuentra el horizonte A, que tiene una capa A0 formada por la hojarasca, una capa A1 por humus y una capa A2 por lixiviacón.
Entre ambos, está el horizonte B.
Los tipos de sueos: Los suelos zonales: Los suelos de clima oceánico son evolucionarios, ricos en materia orgánica y ácidos, las lluvias arrastran las bases de la superficie hacia los estratos inferiores (lixiviación).
Sobre roquedo silíceo, la acidez del suelo se incrementa.
La tierra parda húmeda es el tipo dominante con topografía laborable.
Los rankers se sitúan en las zonas mas altas, están sometidos a una fuerte erosión.
Sobre roquedo calizo, la acidez del suelo es menor.
La tierra parda calizaes el tipo dominante y con buenos cultivos.
La terra fusca aparece sobre calizas duras y en zonas montañosa.
Los suelos de clima mediterráneo, alterados po la erosión y la acción humana.
En las rocas silíceas, tierra parda meridional, suelo pobre y estructura suelta.
En las rocas calizas, dominante, los suelos tienen un horizonte arcilloso. Su fertilidad es diversa: El suelo rojo mediterráneo, rico en nutrientes y para todos los cultivos.La terra rossa, sobre calizas duras, con horizonte arcilloso En las arcillas y margas surgen los vertisuelos, formados por arcillas expansivas. Son carácterísticos del valle del Guadalquivir y de la cuenca de Pamplona.
En las áreas mediterráneas de clima estepario, como el valle medio del Ebro, predomina el suelo gris subdesértico. Rico en caliza y pobre en humus, la vegetación es escasa.
Los suelos azonales e intrazonales: Los suelos azonales no tienen un perfil bien definido.
Los suelos intranzonales tienen un perfil bien definido. Los más habituales son los pardo-calizos y rendzinas, los aluviales en las orillas de los ríos, los encharcados de las zonas endoeicas, los arenosos, los salinos de las marismas y los volcánicos.


Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *