Vegetación de costa montaña

Share Button

TEMA 2: LOS GRANDES DOMINIOS BIOCLIMÁTICOS DE LA ESPAÑA PENINSULAR

2.1- DOMINIO BIOCLIMÁTICO EUROSIBERIANO DE LA ESPAÑA PENINSULAR.-

1.- INTRODUCCIÓN

El concepto de dominio bioclimático hace referencia a una zona dotada de una cierta homogeneidad interna en cuanto al clima y a la vegetación que se dan en dicho espacio, el clima y la vegetación son los elementos que más peso tienen pero también hay que tener en cuenta el relieve, el suelo, la fauna, etc.  En función de este criterio en la España peninsular se diferencian dos dominios bioclimáticos: el eurosiberiano y el mediterráneo.

2.- DOMINIO BIOCLIMÁTICO EUROSIBERIANO

Este dominio, que también recibe el nombre de oceánico, se localiza en el norte peninsular, concretamente en gran parte del Macizo Galaico (Galicia),  vertiente norte de la Cordillera Cantábrica (Asturias y Cantabria)  y Montes Vascos (País Vasco). Generalmente este dominio se encuentra por debajo de los 1000 metros de altura.

2.1. CLIMA

Las carácterísticas climáticas son las siguientes:

  • Abundantes precipitaciones (más de 800 mm anuales) que se distribuyen de forma bastante regular a lo largo del año, aunque las máximas precipitaciones se producen a finales de otoño e invierno y el mínimo relativo de precipitaciones se localiza en el verano (generalmente ningún mes es seco según el índice de Gaussen).

La forma de precipitación más habitual es la lluvia suave lo que favorece su filtración en el suelo.

  • Las temperaturas son suaves, con inviernos entre 9° C y 10° C y veranos frescos que no suelen superar los 22°.  Por tanto, la oscilación o amplitud térmica es moderada (entre 9° y 12° C).

Son abundantes los días nublados y no muy abundantes las horas de sol.  Las heladas son escasísimas.

Los factores que dan lugar a las carácterísticas descritas de este clima son:

  • La latitud norte, provoca una menor insolación.
  • La cercanía al mar, la influencia del mar suaviza las temperaturas y por ello la amplitud térmica es baja.  Además los vientos procedentes del Atlántico son frescos y húmedos y favorecen la elevada nubosidad.
  • La acción continua de las borrascas del Frente Polar provocan las abundantes y regulares precipitaciones.
  • El Anticiclón de las Azores, desplazado hacia el norte en el verano, provoca el mínimo relativo de precipitación durante los meses estivales.

Conforme nos alejamos del mar y nos adentramos en el interior peninsular se da una zona de transición entre el clima oceánico y el mediterráneo, se corresponde con una estrecha banda desde el sur de Galicia, vertiente sur de la Cordillera Cantábrica, hasta el norte de Navarra.  La influencia marina es menor por lo que la amplitud térmica aumenta, puede estar entre 12° y 15° C, los inviernos son más fríos y las precipitaciones menos abundantes (entre 600 y 800 mm anuales) y pueden presentar dos meses secos en verano.

2.2. VEGETACIÓN

La vegetación carácterística se corresponde con la regíón floral eurosiberiana, dentro de este dominio podemos encontrar las siguientes formaciones vegetales:


Bosques de frondosas caducifolias

.  Son la vegetación natural o climácica, la que se adecua a las condiciones climáticas de la zona. Se caracterizan por estar constituidos por árboles altos que pueden superar los 30 metros (los árboles compiten para captar mejor la escasa insolación), con tronco recto y liso (no necesitan evitar la transpiración), la hoja es grande, plana (para realizar mejor la fotosíntesis) y caduca (pierde la hoja durante la estación fría y con menor número de horas de sol) .  Las copas de los árboles crecen muy juntas entre sí impidiendo que llegue mucha luz al suelo, por este motivo el interior del bosque es sombrío y en el sotobosque crecen helechos y musgos.

Las especies más carácterísticas son el haya y el roble que suelen aparecer formando grandes bosques monoespecíficos:

  • El haya es un árbol que exige gran humedad, tolera bien el frío por lo que puede crecer a más de 1000 metros de altitud, enlazando con la vegetación de montaña.  Su área de distribución principal está en la Cordillera Cantábrica y en el Pirineo.
  • El roble tolera mal el frío por lo que lo encontramos en áreas más bajas y hasta 1000 metros de altitud, las áreas más extensas de robledales se encuentran en Galicia.

Otras especies frondosas caducifolias son el castaño, el avellano, lo arces y los serbales.


Bosques de frondosas marcescentes

. Son aquellos que mantienen sus hojas secas en el árbol hasta el nacimiento del nuevo brote para proteger las yemas del frío, esta peculiaridad otorga a estos bosques un aspecto muy diferente al de los bosques de hoja perenne y a los de hoja caduca, son bosques carácterísticos de las áreas de transición entre el dominio bioclimático eurosiberiano y el mediterráneo.  Las especies más representativas de estos bosques son tipos de robles como el rebollo y el quejigo.


Bosques de coníferas

.  Estos bosques aparecen por encima de los 1000 metros en áreas con temperaturas más bajas.  Se caracterizan por sus hojas perennes en forma de aguja.  Las especies más representativas son el pino negro y el abeto que resisten las bajas temperaturas de las zonas más elevadas.


Pastos y matorrales de montaña

.  En el dominio bioclimático eurosiberiano en algunas zonas de montaña elevadas (más de 1800 m) la vegetación vegetal potencial madura se corresponde con pastos o matorrales bajo de montaña que tienen un importante aprovechamiento económico ligado a la ganadería.

Hay que mencionar que la acción humana ha supuesto una intensa modificación de la vegetación natural, primero por la reducción de la extensión del bosque y segundo por la introducción en las repoblaciones de especies como el pino y el eucalipto que producen una acidificación y empobrecimiento del suelo.  La degradación del bosque oceánico caducifolio suele originar una formación arbustiva conocida como landa, formada por retamas y brezos principalmente.

3.- CONCLUSIÓN

Las carácterísticas descritas del dominio bioclimático eurosiberiano muestran una parte de la gran variedad paisajística y medioambiental de la península Ibérica, de hecho, nuestro territorio presenta la mayor riqueza florística de Europa, con un gran número de hábitats de interés comunitario y de espacios protegidos y de especies endémicas.

2.2- DOMINIO BIOCLIMÁTICO MEDITERRÁNEO DE LA ESPAÑA PENINSULAR.-

1.- INTRODUCCIÓN

El concepto de dominio bioclimático hace referencia a una zona dotada de una cierta homogeneidad interna en cuanto al clima y a la vegetación que se dan en dicho espacio, el clima y la vegetación son los elementos que más peso tienen pero también hay que tener en cuenta el relieve, el suelo, la fauna, etc.  En función de este criterio en la España peninsular se diferencian dos dominios bioclimáticos: el eurosiberiano y el mediterráneo.

2.- DOMINIO BIOCLIMÁTICO MEDITERRÁNEO

El dominio bioclimático mediterráneo se localiza en casi la totalidad de la Península Ibérica, exceptuando la zona litoral norte que se corresponde con el ámbito oceánico y los enclaves montañosos del interior, el resto del territorio peninsular pertenece a este dominio.

2.1. CLIMA

Desde el punto de vista del clima este dominio presenta tres zonas claramente diferenciadas que son el clima mediterráneo, el mediterráneo de interior y el mediterráneo semiárido.  Un rasgo que une a estos tres tipos de clima son las precipitaciones moderadas o escasas, irregulares y un verano seco debido a la influencia del Anticiclón de las Azores.

El clima mediterráneo, también denominado mediterráneo puro o marítimo, presenta los siguientes rasgos:

  • Se localiza en la franja litoral mediterránea, excepto en el tramo comprendido entre Murcia y Almería,  y en la costa atlántica sur adentrándose por el valle bajo del Guadalquivir y gran parte de Extremadura.
  • Las precipitaciones son moderadas o escasas (entre 800 y 300 mm) con un mínimo veraniego muy marcado con unos tres meses secos (conforme avanzamos hacia el sur aumenta el número de meses secos).  En el litoral mediterráneo el máximo de precipitaciones es en otoño-primavera producido por el efecto de la gota fría o DANA, mientras que el sector de Andalucía occidental y Extremadura el máximo es invernal por la acción de las borrascas atlánticas formadas en el golfo de Cádiz.
  • Las temperaturas varían con la latitud pero en general se caracterizan por un verano cálido (más de 22° C) y un invierno suave (10° C o más).  La amplitud térmica es moderada (entre 12° y 16° C) por la acción del mar.

El clima mediterráneo de interior se define por estas carácterísticas:

  • Comprende el interior peninsular,  menos los enclaves montañosos y la zona media del Valle del Ebro.
  • Las precipitaciones también son moderadas o escasas y con un mínimo veraniego muy marcado que es más pronunciado en la mitad sur.  El mayor volumen de precipitaciones suele coincidir en los equinoccios, fundamentalmente en primavera.  La formación de un anticiclón térmico durante el invierno provoca otro mínimo secundario de precipitaciones pero no tan marcado como el estival.
  • Las temperaturas varían con la latitud, la mitad norte presenta veranos frescos (por debajo de los 22° C) e inviernos fríos (por debajo de 5° C) con fuertes heladas y nieblas, mientras que la mitad sur registra veranos cálidos (entre 22° y 25° C) e inviernos menos fríos (por encima de 6° C).  La carácterística general es la fuerte amplitud térmica que supera los 16° debido al aislamiento del interior peninsular de la influencia del mar. Hay que destacar que la disposición del relieve peninsular actúa como una barrera que aísla estos territorios de la influencia marina.

Por último, el clima mediterráneo semiárido lo podemos caracterizar por estos indicadores:

  • El área de este clima comprende el Sureste peninsular (Murcia y Almería) y la zona central del valle del Ebro.
  • Las precipitaciones son muy escasas, por debajo de los 300 mm lo que le da carácter estepario.  El número de meses secos es mucho mayor en el SE, por ejemplo, hacia el cabo de Gata se llega hasta los 10 meses secos.

La aridez del valle del Ebro se debe al encajamiento de esta zona entre montañas, las masas de aire que llegan hasta el centro de la depresión lo hacen secas después de atravesar las montañas circundantes.  En el caso del SE peninsular la aridez se debe a la “barrera” que forman las cordilleras Béticas que impiden el paso de borrascas y de aire húmedo,  y a la llegada de masas de aire seco procedentes de África.

  • Las temperaturas son diferentes en cada zona pues varían por la latitud y la distancia al mar.  En el valle del Ebro los veranos son cálidos y los inviernos fríos, por tanto, la amplitud térmica es elevada.  Mientras en la costa SE peninsular los veranos son cálidos y los inviernos muy suaves por lo que la amplitud térmica es menor.

2.2. VEGETACIÓN

La vegetación carácterística se corresponde con la regíón floral mediterránea. Las formaciones vegetales  mediterráneas son xerófilas, es decir, que han desarrollado mecanismos para adaptarse a la aridez carácterística del clima mediterráneo, algunos de estos mecanismos son raíces extensas y profundas, hojas perennes, pequeñas y duras, formación de espinas, etc.

Dentro de este dominio podemos encontrar las siguientes formaciones vegetales:


Bosques de frondosas perennifolias

. Se trata de un bosque poco denso, con árboles de mediana altura y troncos gruesos y rugosos.  Su hoja es perenne y sus ramas crean copas amplias  para mitigar la evaporación.  Las especies más carácterísticas son:

  • La encina que es el árbol más extendido por el territorio peninsular, resiste la sequía y se adapta a todo tipo de suelos.  Los mejores bosques de encinas se conservan en Sierra Morena y Extremadura.  El encinar ha sufrido una fuerte alteración por la acción humana y muchos han sido sustituidos por tierras de cultivo u otras especies de repoblación.
  • El alcornoque es una especie que requiere mayor humedad y suelos silíceos por lo que se concentra en el suroeste peninsular.  Es carácterística su uso para la obtención de corcho.


Bosques de frondosas marcescentes

.  Son aquellos que mantienen sus hojas secas en el árbol hasta el nacimiento del nuevo brote para proteger las yemas del frío, esta peculiaridad otorga a estos bosques un aspecto muy diferente al de los bosques de hoja perenne y a los de hoja caduca, son bosques carácterísticos de las áreas de transición entre el dominio bioclimático eurosiberiano y el mediterráneo por lo que en el dominio mediterráneo crecen en zonas de montaña.  Las especies más representativas de estos bosques son el rebollo y el quejigo.


Bosques de coníferas

.  Estos bosques son típicos de zonas de montaña mediterránea, donde hay una mayor humedad y temperaturas más frescas.  Las especies carácterísticas son el pino (albar y carrasco), la sabina y el pinsapo.


Matorral mediterráneo

.  El matorral mediterráneo generalmente es el resultado de la degradación del bosque por el ser humano, es decir, la acción humana ha modificado el bosque mediterráneo clímax favoreciendo las formaciones arbustivas como la maquia (compuesta por jara, brezo, lentisco,…) y la garriga (compuesta por tomillo, romero, espliego,…)

El matorral mediterráneo como vegetación clímax o etapa madura se localiza en las áreas de clima semiárido, donde la escasez de precipitaciones impide el crecimiento de los árboles y solo crecen matorrales como coscoja, tomillo, esparto, palmito,…

Por último, es importante destacar la existencia de formaciones vegetales que dependen de las carácterísticas del suelo sobre el que se desarrollan y resultan menos influidas por las condiciones climáticas.  Esta vegetación se denomina edafófila, de este tipo destacan las formaciones de ribera que crecen en los márgenes de los ríos gracias a la abundante humedad de sus suelos, por ejemplo las choperas y fresnedas.

3.- CONCLUSIÓN

Las carácterísticas descritas del dominio bioclimático eurosiberiano muestran una parte de la gran variedad paisajística y medioambiental de la península Ibérica, de hecho, nuestro territorio presenta la mayor riqueza florística de Europa, con un gran número de hábitats de interés comunitario y de espacios protegidos y de especies endémicas.

VOCABULARIO TEMA 2: DOMINIOS BIOCLIMÁTICOS

CLIMA:

  • TIEMPO ATMOSFÉRICO


    Es el estado de la atmósfera en un momento preciso y en un lugar determinado.   Está   definido   por   los   valores   de   los   diferentes   elementos   meteorológicos: temperatura, precipitación, viento, insolación… Lo estudia la meteorología.
  • CLIMA


    Conjunto  de  fenómenos  meteorológicos  que  caracterizan  el  estado  de  la  atmósfera  de  un área de la superficie terrestre durante un periodo temporal amplio. La climatología es la ciencia que estudia la variación de los tipos de tiempo.
  • TEMPERATURA MEDIA


    La temperatura es el grado de calor del aire expresado en grados centígrados.  La temperatura media (diaria, mensual y anual) se obtiene a partir del promedio del registro de temperaturas.
  • AMPLITUD TÉRMICA


    Diferencia  entre  la  temperatura  máxima  y mínima  de  un periodo de tiempo determinado. Generalmente se habla de amplitud térmica anual (diferencia entre el mes más cálido y el más  frío del año) y de la oscilación térmica diaria (diferencia entre la temperatura máxima y mínima del día).
  • PRECIPITACIÓN


    Es el agua que cae a la superficie terrestre procedente de las nubes tanto en forma líquida como sólida.  Se expresa en milímetros (mm) o en litros por metro cuadrado.  La causa de la precipitación es la elevación, enfriamiento y condensación del vapor de agua contenido en una masa de aire, según el mecanismo que produzca la elevación del aire diferenciamos precipitaciones orográficas (relieve), convectivas (calentamiento del suelo) y frontales (paso de un frente).
  • ARIDEZ


    Se  define  como  la  falta  de  agua en el suelo y en la atmósfera, se produce cuando la precipitación es inferior a la evaporación.
  • EVAPOTRANSPIRACIÓN


    Pérdida  de  humedad  de  la  superficie  terrestre  por  evaporación  y transpiración de los seres vivos que en ella habitan, en especial de los vegetales.
  • CONTINENTALIDAD


    Es  la  propiedad  que  tienen  las  masas  continentales  de  ganar  o perder temperatura  más  rápidamente  que  el  mar,  y  que  es  tanto  mayor  cuanto  mayor  sea  la  superficie continental. Esta cualidad repercute en el clima haciéndolo más extremado, con una amplitud térmica anual más acusada.
  • ANTICICLÓN o ALTAS PRESIONES


    Centro  de  acción  con  presión  atmosférica  alta  (superior  a  1013  milibares,  que  es  la presión  media  a  nivel  del  mar).  En  ellos  las  masas  de  aire  descienden,  por  lo  que  no  se  generan precipitaciones y hay estabilidad atmosférica con cielos despejados.
  • BORRASCA o BAJAS PRESIONES


    Centro de acción con con baja presión atmosférica  (inferior a los 1013 milibares), que es  la  presión  media  a  nivel  del  mar.  En  ellas  el  aire  asciende,  lo  que  genera  nubosidad  y precipitaciones, con inestabilidad atmosférica y cielos cubiertos.
  • FRENTE POLAR


    Se refiere al plano de contacto entre la masa de aire frío polar y la cálida tropical. Cuanto mayor es el contraste más potente es el frente. Separa, por tanto, los anticiclones cálidos de las  bajas  presiones  polares.  Se  localiza  en  las  latitudes  medias  y  junto  al  Jet  Stream  y  sufre  un desplazamiento estacional en latitud.
  • GOTA FRÍA o DANA (Depresión  Aislada  de  Niveles  Altos):  Es  una  masa  de  aire  frío,  que  se  desliza  del  frente polar  y  desciende  a  gran  velocidad  hacia  latitudes  más  cálidas.  El  contraste  de  temperaturas  da origen  a  procesos  convectivos  importantes  que  dan  lugar  a  precipitaciones  abundantes,  a  veces catastróficas, tanto más cuanto mayor sea la diferencia térmica entre las dos masas de aire. Siendo frecuentes en el Mediterráneo a finales del verano y principios del otoño.

VEGETACIÓN:

  • VEGETACIÓN POTENCIAL


    Es aquella formación vegetal madura y adaptada a las carácterísticas ambientales (clima, relieve  y suelo) de un territorio determinado.  Normalmente la etapa madura o clímax se corresponde con formaciones boscosas,  pero también pueden ser formaciones de matorral si no hay suficiente disponibilidad hídrica para que crezca un bosque (por ej. SE peninsular y centro Depresión del Ebro), y también pueden ser formaciones de pastos, como ocurre en las áreas de montaña muy frías.

Un mapa de vegetación potencial representa una imagen hipotética de cómo sería la vegetación si solo dependiera del medio natural y la acción humana no hubiese intervenido a lo largo de la historia.

  • VEGETACIÓN REAL:


    es la vegetación que existe en la realidad como resultado de la modificación humana, bien porque ha degradado la cubierta vegetal o ha introducido otras especies.  El resultado de la intervención humana es lo que llamamos vegetación secundaria.

La vegetación real y potencial solo coincide en espacios protegidos o en áreas de montaña con escasa intervención humana.

PISOS BIOCLIMÁTICOS


:  

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *