Tipologia del turismo- turismo nieve

Share Button

III. LAS PRINCIPALES ÁREAS TURÍSTICAS EN ESPAÑA


La importancia del turismo de sol y playa explica la fuerte asimetría de nuestro mapa turístico y la distinta dotación en infraestructura hotelera. Existe un gran contraste entre el litoral y el interior, y entre el litoral mediterráneo y canario frente al cantábrico. Además, podemos constatar diferencias notables en el modelo de ocupación del espacio y en la calidad de alojamiento, así como en el tipo de afluencia y en la dinámica económica y demográfica que se genera en cada área.

1. EL LITORAL MEDITERRÁNEO Y CANARIAS

El papel de las Comunidades del arco mediterráneo en la oferia turística es evidente. Dos factores explican el nivel de ocupación en este litoral: –
La accesibilidad, es decir, las infraestructuras que conectan las zonas emisoras con los puntos de destino, tanto por vía terrestre, como por vía aérea. –
La estructura preturística, es decir, las actividades y usos del suelo existentes antes de la irrupción del turismo de masas en el litoral mediterráneo. Así, han sido las zonas de secano con escasos rendimientos y con una fuerte emigración las que se han acogido al turismo como actividad de desarrollo, mientras que las zonas de regadío, de huerta, rechazaron el sector turístico por considerarlo más vulnerable e inestable.//
El litoral mediterráneo turístico se organiza en diversos tramos denominados con su propia «marca turística».-
La Costa Brava (Gerona), con sus bellas playas y agrestes acantilados, se beneficia por su cercanía a la frontera francesa y su excelente accesibilidad tanto terrestre como aérea. –
La Costa Dorada (Tarragona), donde predomina el alojamiento extrahotelero, es decir, las segundas residencias. Sobresalen las ciudades de Cambrils y Salou, que ha incrementado su oferta de ocio con la instalación del parque de atracciones «Port Aventura». –
La Costa de Azahar, la Costa Blanca y la Costa Cálida (Castellón, Valencia, Alicante, Murcia y este de Almería) ofrecen playas de gran calidad, pero con evidentes signos de saturación, como Benidorm, Sata Pola y Torrevieja en Alicante o La Manga del Mar Menor en Murcia. Predomina la segunda residencia del turismo español, aunque la comarca de La Marina, que comprende Jávea, Moraira, Calpe y Altea, está especializada en turismo extranjero residente.El aeropuerto de Valencia y la autopista del  Mediterráneo favorecen la gran afluencia de turistas que reciben estos espacios, cuya oferta de sol y playa se amplía con parques temáticos, como «Terra Mítica» en Benidorm, campos del golf y puertos deportivos en otras ciudades. –
La Costa del Sol (Málaga), con sus suaves temperaturas en invierno, tiene


una temporada turística muy amplia. Destacan los centros de Málaga, Torremolinos, Fuengirola, Benalmádena y Marbella, que presentan una gran afluencia de turistas extranjeros. –
La Costa de la Luz (Huelva y Cádiz), situada en el Atlántico, comparte con las otras costas andaluzas sus condiciones naturales y su proximidad al Parque Nacional de Doñana, que atraen a un turismo nacional. En su extremo occidental, Tarifa atrae a los practicantes del surf por sus constantes e intensos vientos. –
Las islas Baleares fueron el primer destino para el turismo extranjero, en su mayoría alemán y británico. Primero Mallorca, posteriormente Ibiza y en los últimos años la isla de Menorca se han incorporado a la oferta balear. –
Las islas Canarias fueron el segundo destino de los turistas extranjeros, sobre todo alemanes y británicos, que llegan a las islas a través de los turoperadores de sus respectivos países. La ventaja de Canarias estriba en su clima, con unos inviernos muy suaves que eliminan el problema de estacionalidad que padecen el resto de los destinos. Cada isla tiene su particularidad y su grado de congestión, aunque el gobierno canario está
apostando por el turismo sostenible, preservando la riqueza paisajística y peculiar de las islas.

2.OTRAS REGIONES COSTERAS

La ocupación turística del litoral gallego (Rías Altas y Bajas) y del litoral cantábrico (Costa Verde en Asturias, Costa Esmeralda en Cantabria y Costa Vasca) responde a una demanda, cada vez más numerosa, que busca parajes naturales y rurales, tanto de costa como de interior, menos congestionados que las costas mediterráneas. Las Comunidades del norte peninsular han encontrado una alternativa al declive industrial y ganadero iniciado en los años ochenta, ofreciendo un turismo de calidad, alternativo al modelo exclusivo de sol y playa. «Galicia tierra», «Cantabria infinita», «Asturias, Paraíso Natural», «Descubre Euskadi, un país increíble» son las marcas turísticas que los diferentes gobiernos autónomos han registrado para la promoción de su Comunidad.

3.NUEVAS OFERTAS DE TURISMO

Si hasta los años noventa eran el sol y la playa la principal motivación, en las últimas décadas están cobrando importancia objetivos culturales y deportivos. Esto está estimulando el turismo de  interior o cultural, apoyado en los grandes centros urbanos, sedes de museos, ferias internacionales o congresos (como son Madrid, Sevilla, Zaragoza o Barcelona) o en ciudades con un rico patrimonio histórico-artístico.La popularización de los deportes de invierno ha impulsado las instalaciones de esquí

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.