Problemas de las ciudades españolas geografía

Share Button

“Problemas de las ciudades españolas”:


Las ciudades españolas actuales presentan una serie de problemáticas comunes a muchas ciudades europeas, especialmente mediterráneas, aunque, en algunos casos esta problemática esta agudizada, como el resultado del fuerte proceso de concentración de población y actividades en las ciudades, ya que mucha gente que vivían en el campo están siendo atraídas hacia las ciudades buscando una mejor calidad de vida (esto supone un crecimiento en las ciudades), y la forma en la que se desarrolla el proceso de urbanización en los dos últimos siglos, caracterizado por la fuerte concentración del mercado y el trabajo en los centros urbanos. Podemos clasificar dichos problemas urbanos según el ámbito a los que afectan en demográficos, económicos, sociales y ambientales:

A. Problemas demográficos:

Los problemas demográficos, que derivan de la aglomeración y la difusión de la urbanización, acarrean una serie de consecuencias: La densificación demográfica y constructiva y la presión urbana sobre el espacio no urbanizado. Esto supone una serie de repercusiones en la accesibilidad, como el encarecimiento de la vida de la población de las ciudades y gran movilidad de personas, además de mercancías. La estructura poblacional de las ciudades plantea otra serie de problemas como el envejecimiento de distritos y barrios; y el desarrollo de importantes cifras de paro, debido a este descenso en el nivel adquisitivo, esto ocasiona el debilitamiento del comercio, el descenso del valor de los inmuebles, la necesidad de llevar a cabo políticas de asistencia social.
Las distorsiones entre los servicios disponibles y las personas demandantes de los mismos se producen sobre todo en los núcleos con gran densidad de población y escaso suelo urbano para ubicar los servicios e infraestructuras demandadas, esto da lugar al alejamiento de estas infraestructuras, lo que origina problemas de accesibilidad. La solución que se plantea para ello es la difusión de la población, las actividades y el equipamiento hacia ciudades medias o rurales, ya que las personas que habitan espacios rurales emigran a las ciudades como solución para mejorar su calidad de vida; el mantenimiento de zonas agrarias y espacios verdes dedicados al ocio. El elevado precio de compra o alquiler de vivienda, debido al alto precio del suelo causado por la alta demanda. Como solución tratan de paliar la construcción de viviendas protegidas y las ayudas al alquiler para ciertos grupos sociales. En Canarias los problemas de edificación y de vivienda se concretan en el deterioro del patrimonio arquitectónico, la baja calidad urbanística de ciertas zonas y la carestía de la edificación, lo que genera una importante segregación espacial entre las áreas residenciales. Para hacer frente a este problema se intenta rehabilitar el patrimonio histórico y las viviendas. Además, la necesidad de numerosos abastecimientos y equipamientos.
El crecimiento urbano va generando un consumo de diversos recursos tales como el agua y la energía. Debido a esto se exigen costosas inversiones y hacen necesario promover el ahorro. Algunas zonas urbanas demandan una mejora de sus equipamientos para paliar los desequilibrios heredados, que requieren también fuertes inversiones. En Canarias se dan problemas de abastecimiento y equipamiento, ya que faltan infraestructuras imprescindibles para la mayoría de los habitantes de las ciudades Canarias. Para solventar este problema, se intenta aumentar las dotaciones y fomentar la cooperación entre ciudades para desarrollar equipamientos de interés común. Las aglomeraciones urbanas demandan costosas infraestructuras de transporte que den lugar a las interrelaciones entre todos los núcleos urbanos y sus conexiones con el exterior. En cuanto a Canarias los problemas de tráfico se deben a las deficiencias en los sistemas de transporte urbano que genera la existencia de cuellos de botella. Para mitigar este problema resulta necesario mejorar el transporte público y fomentar la cooperación entre las zonas urbanas para así incrementar la calidad y reducir los costes de los servicios públicos.

B. Problemas económicos:

La población y la economía de las ciudades están estrechamente relacionadas. Los problemas económicos se deben a una excesiva terciariazación, que consiste en una transformación económica y social que afecta a los países más desarrollados, debido a que la población ocupada es más numerosa en el sector terciario que en el secundario o el primario. En España el sector de servicios se ha visto sometido a un fuerte y rápido crecimiento. Esta terciarización causa una deslocalización y la reconversión iniciada con la Revolución Industrial. Para solventar este problema se trata de fomentar su diversificación, evitando la desaparición de las actividades agrarias del entorno urbano; difundiendo las actividades terciarias avanzadas hacia la periferia y núcleos urbanos; revitalizando la industria, instalando nuevas actividades en las áreas industriales de los interiores de la ciudad y a través de la instalación de parques tecnológicos y empresariales. En cuanto al problema económico en Canarias, este se origina debido a la centralización en un solo sector, el terciario, más concretamente al turismo. La mayor parte de la población activa del territorio canario trabaja en este sector, lo cual significa que si este sector queda en declive, esto generará un aumento en la tasa del paro.

C. Problemas sociales

La economía de las ciudades esta fuertemente relacionada con el estilo de vida de sus habitantes, por lo que si hay una mala economía la vida de las personas será más decadente. El estrés, al aislamiento, el hacinamiento, el desempleo y el desarraigo son más frecuentes en las grandes ciudades, estas condiciones en los individuos producen que disminuya la calidad del Estado de bienestar, lo que da lugar a los problemas sociales de las ciudades españolas.
Esto se ve reflejado en el elevado número de delincuencia, marginación social y la falta de integración con algunos grupos de inmigrantes. Para combatir estos problemas se llevan a cabo problemas de prevención, dirigidas espacialmente a la juventud y medidas destinadas a favorecer la integración de los inmigrantes. Así mismo existen serios problemas de chabolismo asociados a la marginación de ciertos grupos étnicos y al aumento de inmigrantes de bajo nivel adquisitivo, estos sectores de la población se ven obligados residir en viviendas muy degradadas y de mala calidad, que se encuentran en las zonas del casco histórico o de los barrios tradicionales que se han empobrecido. La política municipal trata de combatir estos efectos por medio de: ayudas directas para aumentar sus rentas, la reubicación en viviendas sociales construidas por los ayuntamientos para dar alojamiento a las familias con escasos recursos, la concesión de ayudas apara la rehabilitación de viviendas muy antiguas y en mal estado y revitalizando los barrios mediante la mejora de los servicios y de las infraestructuras. En muchas ciudades de Canarias existe desigualdad social, bolsas de pobreza y marginalidad de algunos grupos sociales. Frente a este problema se llevan a cabo proyectos de inclusión social para integrar a los grupos más desfavorecidos.

D. Problemas ambientales:

Respecto este problema, las ciudades españolas presentan una serie de problemas, que son consecuencia de su actividad económica que como ya se ha presentado anteriormente se basan en la terciarización. Estos problemas son: 1. Microclima urbano: El microclima urbano, por tanto consiste en un clima de un espacio urbano que se caracteriza por una temperatura ligeramente superior a la de su entorno. Para evitar este problema se proponen diferentes soluciones, todas tienen en común su finalidad: reducir la expulsión del CO2 ocasionada por el tráfico, las fábricas entre otras cosas. 2. La contaminación atmosférica Los principales mecanismos de contaminación atmosférica son los procesos industriales que implican combustión, tanto en industrias como en automóviles y calefacciones residenciales. Frente a este problema se fomentan el transporte público y el ahorro energético. 3. Altos niveles de ruido que suele provocar insomnio, cefaleas y sordera. Casi todos los ayuntamientos toman medidas para contrarrestar este problema 4. La producción y la eliminación de residuos.. Las ciudades producen un elevado número de residuos sólidos tales como la basura o desechos industriales, que los intentan eliminar enterrándolos o quemándolos, lo que ocasiona un grave impacto ambiental. Para mitigar este problema se fomenta la reducción, la recuperación y el reciclaje de los residuos.
5. La desaparición de los espacios verdes del interior y del entorno urbano, aumenta la congestión de las ciudades. Para solucionarlo se intenta remodelar los espacios urbanos instalando plazas y jardines y se crean espacios protegidos en el entorno urbano. Los problemas medioambientales de Canarias proceden de la presión urbanística, el consumo de recursos, el crecimiento del tráfico, la eliminación de los residuos sólidos urbanos y de las aguas residuales. Canarias sufre uno de los mayores índices de contaminación atmosférica del Estado, ya que dependen casi del 98% del petróleo como fuente de energía, por lo que se hace necesaria la búsqueda de otras alternativas a las energías contaminantes. El problema de qué hacer con la basura que se genera cobra especial preocupación en un territorio insular, por eso los conceptos de prevención, reciclado y valorización, establecidos por la Estrategia de Residuos de la Uníón Europea, toman una importancia fundamental. En definitiva la política medioambiental lleva a cabo actuaciones para mejorar el medio ambiente urbano. En conclusión para hacer frente a estos problemas se utiliza la “planificación urbana”, conjunto de instrumentos técnicos y normativos que se redactan para ordenar el uso del suelo y regular las condiciones para su transformación o conservación, que forma parte de las políticas de “ordenación del territorio, y cuyo objetivo principal es corregir los desequilibrios y los problemas medioambientales que deriven de la simple aplicación de las normas de mercado. La planificación urbana se orienta a: la prevención de la demanda de suelo y articulación de una oferta adecuada de suelo y vivienda, luchando contra la especulación, los precios excesivamente elevados, que pueden impedir a ciertos grupos sociales acceder a una vivienda digna; y garantizar la calidad de vida de los ciudadanos, señalando requisitos que todo proceso urbanístico debe cumplir. Las políticas de ordenación territorial de la UE se centran en la lucha contra la segregación y la marginación social en las ciudades. Para ello han llevado a cabo el programa URBAN, plan europeo llevado a cabo por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional o FEDER, cuyo objetivo es la puesta en marcha de estrategias innovadoras de regeneración urbana que, mediante un enfoque integrado que contemple los aspectos sociales, económicos y medioambientales, favorezcan un desarrollo sostenible de acuerdo a los principios y orientaciones estratégicas de las políticas comunitarias. En cuanto en el territorio canario el Programa Urban del centro histórico de Santa Cruz de Tenerife es uno de los 118 destinados a la rehabilitación de espacios urbanos europeos que se financia con el Plan Urban I en el periodo 1994-1999.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.