Macizo plegado del oeste

Share Button
El relieve del Continente Americano
El Ártico:
Es uno de los ambientes más hostiles para el establecimiento de la población, como consecuencia de la rigurosidad de su clima y la prolongada duración de la noche en los largos inviernos.
La llanura Ártica está formada por sedimentos modernos que se encuentran sobre el bloque cristalino más antiguo de América del Norte, denominado Escudo Canadico. El relieve predominante es una penillanura en forma de anfiteatro con suave declive hacia la bahía de Hudson. Los sedimentos acarreados durante las glaciaciones por los glaciares, formaron morrenas que actuaron como diques de las aguas de los deshielos originando los actuales lagos

El Macizo Plegado del Oeste:
  El macizo plegado del oeste se extiendo desde el estrecho de Bering hasta el istmo de Tehuantepec. Presenta variedad de paisajes; algunos muy disimilares aunque estén muy cercanos entre sí. Esto se debe a las diversas formas del relieve, la orientación de sus cordones montañosos y su desarrollo en latitud, causa de la diferencia de temperatura, insolación y distribución de las precipitaciones, factores que a su vez condicionan los biomas, la distribución de la población y algunas actividades económicas. 
  El Macizo Plegado del Oeste está formado por dos grandes cordilleras, al Este, las Rocosas o Rocallosas, y al Oeste, la Cadena de la Costa. Entre ambas se encuentran las mesetas interiores. Las cordilleras encierran importantes valles como el de California. Este macizo montañoso es nuevo, formado hace unos 60 millones de años, durante el plegamiento Andino en la era Cenozoica, por lo que las cordilleras son altas y en sus puntas tienen picos agudos. En la Cadena de la Costa, el monte Mc Kinley de 6189m, en Alaska, es la altura máxima de América del Norte.

La Cadena de la Costa:   
  Esta cordillera se denomina así  porque se extiende a lo largo de litoral del océano
Pacifico. En el Oeste de Canadá, parte de ella está hundida y sus cimas forman islas. A este tipo de costas se las denomina dálmatas.
  De Norte a Sur sobre esta cadena, se presentan distintos climas con diferentes biomas. En el Norte, la Cadena de la Costa forma una barrera para el paso de los vientos del Oeste que llegan cargados de humedad por la alta condensación producida en el mar al pasar la corriente cálida de Alaska (desprendimiento de la corriente de Kudo Shivo). El viento al elevarse condensa su humedad originando abundantes precipitaciones. Por esa razón, la Cadena de la Costa está cubierta de bosques, en su mayoría coníferas como abeto blanco, pinos, alerces y los grandes sequoias. Estos bosques son un importante recurso forestal; para preservar los paisajes naturales, en algunas partes se crearon los Parques y Reservas Nacionales de gran atracción turística.
  Los ríos que nacen en el Macizo Plegado del Oeste, que son pendiente del océano Pacífico, en general tienen poca longitud y curso accidentado. Por su gran pendiente, son torrentosos, de gran poder erosivo y, en su mayor parte, innavegables, pero son importantes para la producción de energía. La pesca fluvial proporciona valiosos recursos como salmones y truchas.
  Entre las sierras de este encadenamiento montañoso se encuentran que se destacan por las modificaciones que el hombre les introdujo para desarrollar actividades agro-industriales. Ellos son los valles de Willamette y California, ambos usan los ríos para riego, y son aptos para la agricultura intensiva especializada en frutales, hortalizas, cereales y forrajes.
  Los recursos minerales, sobre todo petróleo en California, y disponibilidad de energía por el aprovechamiento hidroeléctrico de los ríos, favorecieron el desarrollo industrial en la costa occidental, sobre todo en Vancouver, Seattle, Pórtland, San Francisco, Los Ángeles y San Diego, entre otros centros urbanos.
  Además, en la desembocadura de algunos ríos hay importantes puertos como Vancouver en la desembocadura del Fraser y Pórtland en la del río
Columbia, a través de los cuales se realiza un activo comercio con los mercados asíáticos. 
  En el sector sur de la Cadena de la Costa, las precipitaciones disminuyen progresivamente debido al paso de la corriente marina fría de California. Por la baja temperatura hay menos evaporación, y la humedad del aire es casi nula. En consecuencia, la cantidad de precipitaciones son insuficientes, el clima es árido, y la vegetación se reduce a arbustos xerófilos, especialmente en la península de California.
La Cordillera de las Rocosas o Rocallosas:
  Esta cordillera se denomina así porque gran parte de ella se encuentra cubierta por rocas desintegradas ante la falta de vegetación protectora. Es un ámbito semidesértico con gran amplitud térmica diaria que favorece la desagregación mecánica de las rocas.
  Aunque de una altura menor que la Cordillera de la Costa, las Rocosas o Rocallosas son divisorias de aguas entre las cuencas hidrográficas del océano Pacífico y las de los océanos Glacial Ártico y Atlántico.
  La minería es una de las principales actividades económicas con numerosos recursos como cobre, hierro, uranio, carbón. Los géiseres son un fenómeno postvolcánico de interés.
  El parque nacional Yellowstone es el más antiguo y extenso de los parques nacionales. Fue creado en 1872 y su superficie es de más de 9000km². Tiene magníficos escenarios, pero lo más importante es que alberga los únicos verdaderos géiseres de América del Norte, por lo que es uno de los espacios protegidos más visitados. Se destaca el géiser Old Faithful que cada hora, aproximadamente, emite el chorro de vapor hirviente. Cuenta con fumarolas, restos de una intensa actividad volcánica. Este parque esa recorrido por el rio Yellowstone que debe su nombre a la roca amarilla que atraviesa en la que cavo estrechas gargantas, cortadas por magnificas cataratas.    

Las mesetas interiores:
  Las mesetas interiores se encuentran encerradas entre ambas cordilleras. Son bloques pertenecientes a estructuras más antiguas que quedaron incluidas en el Macizo Plegado del Oeste. Tiene una altura media entre 1500 y 3000 metros. Como están encerradas entre cordones montañosos, que son un obstáculo para la llegada de los vientos húmedos, estas mesetas tienen clima continental. De Norte a Sur se encuentran las siguientes mesetas: 
*De Alaska: Con una altura de 600 a 900metros. Predomina el clima continental, caracteristizado por temperaturas extremas en invierno y verano y escasas precipitaciones. Comprende la cuenca del rio Yukón cuyas angostas terrazas fluviales de su curso medio proporcionan un lugar adecuado para los cultivos. Además la actividad agrícola se practica en el corto verano porque durante los extensos inviernos se ve dificultada por las largas noches. En el verano, los días tienen entre 18 y 19 horas de luz solar y el poder calórico de los rayos del sol es un poco mayor. La vegetación natural está formada, en su mayor parte, por algunos bosques poco densos porque el crecimiento de los árboles es lento y raramente sus troncos alcanzan un diámetro mayor de 15cm. Este escenario natural dificulta la instalación humana. Los recursos minerales, especialmente el oro, fueron el gran incentivo para su poblamiento.
* De la Columbia británica: es un conjunto de mesetas con acumulaciones basálticas con valles y lagos profundos. Durante la glaciación, los hielos acumulados en el interior de las rocosas, descendieron mediante glaciares hacia las mesetas o las cuencas y labran algunas salidas al océano Pacifico. La principal de estas puertas glaciarias hoy esta recorrida por el valle del rio Fraser, cuya desembocadura se encuentra el puerto de Vancouver. Esta salida al Pacifico es muy importante para las relaciones comerciales de Canadá con los países del Oriente.
* Hacia el sur se encuentran una serie de mesetas y cuencas intermontanas que pasan paulatinamente de una a la otra. Ellas son la de  Columbia, Gran Cuenca y Utah-Colorado. La carácterística común es el clima árido o semiárido por lo que la falta de agua condiciona el establecimiento del hombre y el desarrollo de la vegetación. Los recursos minerales fueron un atractivo para la localización de la población. En la Gran Cuenca se encuentran importantes depresiones cubiertas por escombros, se destaca la del valle de la muerte de -86m en donde las altas temperaturas hasta 58° C y la ausencia de humedad dificultan las posibilidades de vida. 
En las cuencas del sur se registran las mínimas precipitaciones de américa del norte, encontrándose desiertos como el de Mojave-Gila donde la precipitación anual es menos de 130 mm.
Como las precipitaciones caen en forma torrencial, en poco tiempo, el suelo no puede absorberlas.
Para preservar las bellezas se crearon numerosos parques y monumentos nacionales, como el del gran Cañón del Colorado, que es un desfiladero de aprox.400 km de longitud, que en algunas partes tiene más de 1500m de profundidad, originado por el rio Colorado que erosiono las formaciones rocosas de la árida meseta del mismo nombre. Este trabajo de erosión lo realizo el rio durante el movimiento de ascenso de la meseta al formarse el Macizo Plegado del Oeste, y es uno de  los mejores ejemplos de la erosión fluvial (fue tallado por el agua que corre a gran velocidad y con gran cantidad de rocas). La erosión continua y no fue solo fluvial sino que también eólica y, en menor medida, por las lluvias que aunque son pocas cuando caen lo hacen torrencialmente. El Gran Cañón no es único en la meseta, pues los afluentes del rio Colorado también labraron otros cañones por lo que esta meseta es una zona difícil de atravesar.
*De México: en realidad son dos mesetas denominadas Chihuahua la del norte y Anahuac la del sur. La altura de estas mesetas es un atenuante de las altas temperaturas que le correspondieron por la altitud. La más poblada es la de la Anahuac donde se ubica la ciudad de México a 2300m sobre el nivel del mar. Debido a las intrusiones magmáticas y al vulcanismo durante el plegamiento andino, cuando con numerosos recursos minerales como plata, oro, plomo y cobre. Por ello desde la época de la Conquista, México se desato por la producción de metales preciosos.

Los Montes Apalaches y la llanura Atlántica
 Los montes Apalaches son un conjunto de montañas bajas situadas en el Este de América del Norte. Sus mayores alturas son de 2000m y la máxima es el Monte Mitchell de 2045m.
No dificultan mayormente la circulación, ya que sus amplios valles permiten  el paso de carreteras y vías férreas que comunican las planicies interiores con la costa atlántica.
Los Apalaches son montañas antiguas de la era Paleozoica, plegadas durante los ciclos orogénicos Caledonios (sector Norte) y Variscico (sector Sur), levemente reacendidas  durante la era Cenozoica. Fueron muy erosionadas en el norte por la aciion glaciaria que pulió los relieves y formo hermosos lagos y profundos fiordos, aptos para la instalación de puertos. Esto favorece la actividad pesquera, ya que cercano a la costa Norte se encuentra uno de los centros pesqueros más grandes del mundo, el banco de Terranova. Esta carácterística atrajo la instalación de industria derivadas de la pesca y de astilleros para la construcción o reparación de barcos pesqueros.
Los montes Apalaches se dividen en dos sectores separados por  el valle del rio Hudson y montes Adirondack. Las laderas orientales caen abruptamente hacia la llanura Atlántica, por lo que los ríos que se originan en ellas son de corta longitud y salvan el piedemonte formando saltos y cascadas, aprovechadas para la producción de energía hidroeléctrica. En cambio las laderas accidentales descienden suavemente hacia la planicie Central.  En la actualidad continua la acción erosiva llevada a cabo por el viento, las lluvias y los ríos.
Como los montes Apalaches tienen dirección Noreste-Sudoeste, el sector sur de los mismos está separado de la costa por una angosta llanura litoral denominada Atlántica, formada por sedimentos marinos y continentales.
Es una zona de alta industrialización debido a varios factores:
*relieve llano, clima templado, cercanía a los puertos, disponibilidad de energía a bajo costo y recursos minerales.


La Planicie Central
Este relieve llano se extiende entre los montes Apalaches y el Macizo plegado del Oeste. Hacia el norte tiene amplia comunicación con la llanura Ártica y hacia el sur con la del Golfo de México.
La Planicie Central esta constituida por cuencas de sedimentos rellenados por los sedimentos acarreadas por los agentes exteriores como los glaciares, el viento, los ríos, entre otros. El clima es frio en el norte y templado en el sur  y por la dirección de los vientos  predominantes, las precipitaciones decrecen de Este a Oeste. Estas  diferencias climáticas y la localización de los recursos naturales determinaron que el hombre se estableciese en ellas  y las aprovechara con distinta intensidad, presentando paisajes disimiles de norte a sur y de este a oeste. En el norte, en la franja con clima continental, se encuentra el bosque de coníferas  que en el sur de Canadá y en el norte de Estados Unidos fue talado para dedicar esas fértiles tierras  a la actividad agrícola ganadera. En el este es una de las áreas cerealeras más importantes del mundo, y en el oeste destinado a la ganadería.
Las dos cuencas hidrográficas más importantes que forman parte de ella son la del rio San Lorenzo  y la del Mississippi. Estos ríos se utilizan como ejes de circulación dentro del continente y para su comunicación con el océano Atlántico.

América Central

El gran istmo centroamericano
Se extiende desde el istmo de Tehuantepec en México, hasta los cauces de los ríos Atrato y San Juan, en Colombia. Presenta un relieve montañoso formado por cordilleras paralelas al océano Pacifico con innumerables conos volcánicos, cuya altura máxima es el volcán Tujumulco de 4211m. Desde este sistema se desprenden hacia el Este serranías que se hunden  en el mar Caribe y reaparecen en las Antillas.
Las llanuras son litorales, la de la costa del océano Pacifico es muy angosta, siendo la más extensa la que enfrenta el mar Caribe que es baja, pantanosa y en continuo crecimiento debido al aporte sedimentario de los ríos que la recorren.
América central está expuesta a continuos movimientos sísmicos y erupciones volcánicas por localizarse en la zona de contacto de  las placas Caribe y Cocos y las placas Norteamericanas y Sudamericanas.

La Cordillera de los Andes
Su longitud supera los 8000km desde la depresión de Barquisemento y el lago Valencia, en Venezuela hasta la isla de los estados en la Argentina. A partir de allí se hunde y las cimas de sus montañas forman el arco de las Antillas australes. Reaparece en la península Antártica con el nombre de Antartandes.
Es una cordillera nueva, formada por el plegamiento andino en distintas etapas. Sus montañas son elevadas, de picos agudos y laderas abruptas, surcadas por profundos valles. Sus cumbres más elevadas superan los 6000m. La máxima altura se encuentra en la Argentina, en Mendoza: el cerro Aconcagua con 6959m.
El macizo andino es un centro dispersor de aguas porque en el nacen la mayor parte de los ríos de América del sur. También es divisoria de aguas entre las cuencas de los océanos Atlántico y Pacifico.
El complejo proceso de formación con plegamiento, fracturas y efusiones magmáticas favorecíó el ascenso de minerales de gran valor como el cobre, el estaño y la plata. Además durante el levantamiento volvíó a elevar  sistemas montañosos originados en plegamientos anteriores y alguno como la cordillera Frontal quedo incorporado a este sistema. Lo mismo sucedíó con bloques del macizo de Brasilia que se elevaron y constituyen la Puna.

Macizo de Guayania y llanos del Orinoco
El Macizo de Guayania tiene un relieve predominantemente  de mesetas que descienden suavemente hacia al Norte al océano Atlántico, mientras que hacia el sur, en el contacto con la llanura Amazónica presentan laderas abruptas denominadas localmente “sierras”. Allí se encuentra la altura máxima, el monte Phelps de 3045m. Este macizo es uno de los centros dispersores de agua de América del sur, en el nacen varios ríos pero el más importante es el Orinoco y varios de sus afluentes.
Está formado por rocas cristalinos de los tiempos precámbricos cubiertos por sedimentos más modernos. En el aspecto actual de las formas del relieve tuvieron gran importancia las erosiones pluvial y fluvial. Por encontrarse en un clima cálido y húmedo, este macizo recibe abundantes lluvias por lo que esta surcado por numerosos ríos. Cuando fue reascendido durante la formación de los Andes, los ríos tuvieron que profundizar sus cauces nuevamente y donde no pudieron hacerlo por estar constituido por rocas muy duras, formas numerosos rápidos y saltos, algunos utilizados para producir energía. Entre los saltos se destaca el Salto Ángel, de casi 1000m de caída, uno de los más altos del mundo. Se encuentra en el rio Ángel, afluente del Caróní, en la cuenca del rio Orinoco.
El rio Orinoco tiene una longitud de más de 2000km. Su curso forma un inmenso arco que comienza en la sierra de Parima,  donde están sus nacientes, recorre los llanos y desemboca en el océano Atlántico en un amplio y pantanoso delta. 
El delta del Orinoco, aumenta permanentemente su superficie por la cantidad de sedimentos que le aportan los afluentes que recibe por ambas márgenes. Por este motivo los llanos del Orinoco aún son una cuenca en proceso de sedimentación. Como tiene poca pendiente cuando los ríos llegan a ella divagan y durante los periodos lluviosos desbordan con facilidad y provocan inundaciones. Por ello en los llanos bajos se practica la ganadería trashumante.

La Amazonia
Este “pulmón verde del mundo” es un paraíso en extensión por la destrucción que se está haciendo del mismo para extraer sus recursos.
El ámbito de la Amazonia está formado básicamente por 4 elementos importantes: el relieve de llanura, el rio Amazonas y sus afluentes, el clima cálido ecuatorial, el bioma de selva.
La llanura amazónica se extiende entre el macizo de Guayania y Brasilia desde el piedemonte de la Cordillera de los Andes hasta el océano Atlántico.
El clima es predominantemente cálido ecuatorial, con temperaturas muy altas, abundantes precipitaciones y elevada humedad, casi siempre el 80%. Por esta razón es difícil el establecimiento del hombre no solo por el clima sino también por la exuberante vegetación y la numerosa cantidad de insectos transmisores de enfermedades.

El Macizo de Brasilia
Ocupa el centro-este de América del Sur. El relieve que predomina  es de mesetas y sus mayores alturas se encuentran en el Este y Sudeste. Hacia el oeste, el macizo de Brasilia disminuye su altura presentando mesetas bajas denominadas “chapadas”. Los rebordes de las mesetas descienden abruptamente hacia el Este y presentan el aspecto de sierras; en cambio, hacia el Oeste tienen suave pendiente.
El macizo de Brasilia es el núcleo más antiguo de América del Sur. Fue fracturado y dislocado con dirección dominante Norte-Sur, por las presiones recibidas cuando se plegaron los Andes. Por esas fracturas, durante el Mesozoico afloraron minerales  de hierro que al ponerse en contacto con la atmósfera cálida y húmeda se alteraron y formaron los suelos rojos.
Por la intensa erosión, los conos volcánicos ya apagados tomaron formas abovedadas denominadas “morros”, como el Pan de azúcar.

El Macizo de Patagonia
Ocupa el sur de la Argentina, desde el piedemonte andino hasta el océano atlántico, y desde los ríos Atuel, Chadileufu-Curaco y Colorado al Norte hasta los Andes fueguinos al sur.  Sus mesetas tienen forma escalonada y descienden en altitud desde la cordillera de los Andes hacia el mar Argentino donde finalizan en acantilados, algunos superan los 100m de altura. Este macizo se continúo por debajo de las aguas del océano Atlántico formando la plataforma continental o submarina y reaparece en las islas Malvinas.
Las grandes superficies llanas se denominan “pampas”. También presentan pequeños cerros y sierras bajas separadas por valles fluviales. Se encuentran depresiones originadas por la erosión eólica o hundimiento tectónico, algunos se hallan bajo el nivel del mar como el que se encuentra cercano a la Laguna del carbón que está a -105m, que es la mayor depresión de nuestro  país y del continente americano.
La llanura Platense
Ocupa la parte hundida del macizo cristalino de Brasilia. Sobre dicho basamento se acumularon, a través de millones de años, grandes volúMenes de sedimentos traídos por el viento, los ríos y por las transgresiones o invasiones del mar.  Su denominación se debe a que la mayor parte de ella corresponde a la cuenca  hidrográfica del Plata.


Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *