Los elementos del clima la insolación y la nubosidad la temperatura del aire la presión y el

Share Button

Los elementos climáticos y su distribución espacial.Los elementos del clima son los componentes observables y medibles de la atmósfera. LA INSOLACIÓN:Es la cantidad de radiación solar recibida por la superficie terrestre. Está inversamente relacionada con la nubosidad: a más nubes, menos insolación.
En España, por su latitud, se superan las 2000 horas de sol al año, aunque hay mucha diferencia de unas zonas a otras. LA TEMPERATURA DEL AIRE:Es la cantidad de calor que tiene el aire.
Se mide con termómetros en grados centígrados (ºC).En los mapas, se representa con isotermas (líneas que unen puntos con igual temperatura)
Sobre la temperatura, influyen muchos factores: la insolación, la latitud, la altitud, la cercanía al mar, etc. Esto nos permite afirmar que la temperatura media es más baja en las montañas o que las temperaturas del norte son inferiores a las del sur.Con respecto a la importancia de la temperatura en la configuración del clima, hay que tener en cuenta dos aspectos:
o La amplitud térmica anual: diferencia entre la temperatura media del mes más cálido y la del mes más frío. O Las heladas se producen cuando las temperaturas descienden de los 0º. Puede haber algún día de helada en toda la Península pero son frecuentes en el interior y en las montañas. LA HUMEDAD ATMOSFÉRICA:Es la cantidad de vapor de agua que contiene el aire. Depende de la proximidad del mar y de la temperatura, pues disminuye cuando aumenta la temperatura. En España, las costas y la submeseta norte en invierno superan el 70% de humedad media anual.La niebla es la suspensión de diminutas gotas de agua en la capa inferior de la atmósfera, que limitan la visibilidad a menos de un km. Puede ser de dos tipos: o De irradiación, por pérdida nocturna del calor del suelo, propia del invierno. O De advección:Por la llegada de masas de aire cálidas y húmedas sobre un suelo frío.Por la llegada de masas de aire frías sobre un suelo más cálido y húmedo, como el mar, un embalse o un río. La calima es una bruma seca que reduce la visibilidad. Está causada por la presencia de finas partículas de polvo en las capas bajas de la atmósfera. No es raro que se produzca en la España seca durante el verano. LA PRESIÓN ATMOSFÉRICA:Es el peso de la columna de aire que se encuentra sobre un lugar. Depende de las carácterísticas de las masas de aire. En la Península, durante el invierno y el verano, predominan las altas presiones; en otoño y primavera, las bajas. Se mide con el barómetro y se expresa en milibares. La distribución de la presión atmosférica en un mapa se expresa por medio de unas líneas llama isobaras. La presión a nivel del mar (0 metros de altitud) es de 1013 milibares, es la presión considerada normal. Las zonas donde la presión está por encima de 1013 milibares son zonas de alta presión o anticiclónicas. En estas zonas, el tiempo es estable, sin lluvias. Las zonas donde la presión está por debajo de 1013 milibares son zonas de baja presión o de borrasca.

EL VIENTO:Los vientos son movimientos horizontales del aire en relación a la superficie terrestre.Se producen a causa de las diferencias de presión y van desde las altas a las bajas presiones.En la Península, por su latitud, predominan los vientos de poniente, aunque existen numerosos vientos locales: cierzo, tramontana, levante, etc. En Canarias domina el viento alisio del NE.Las diferencias de presión originan también vientos alternantes, como las brisas marinas y las de montaña.
LAS PRECIPITACIONES:Es el agua que cae a la superficie terrestre procedente de las nubes, tanto en forma líquida como sólida. Se miden con el pluviómetro en mm o l/m2 (es lo mismo, ya que un litro de agua, extendido sobre una superficie de un m2, alcanza un mm de altura). En los mapas, se representan mediante isoyetas, líneas que unen puntos de igual precipitación.Están originadas por la elevación, el enfriamiento y la condensación del vapor de agua que contiene el aire. Según la causa por la que el aire se haya elevado, las precipitaciones pueden ser: o Orográficas, debidas al relieve o Convectivas, por el calentamiento del suelo De frente, al entrar en contacto dos masas de aire de distintas carácterísticas; la fría se introduce por debajo de la cálida, obligándola a ascender.  En España, las precipitaciones son modestas. Pero es significativa la diferencia interanual, espacial y estacional, motivada por: o La latitud y longitud determinan la sucesión anual de borrascas y anticiclones. O El mar. En las zonas aisladas del mar, el frío del invierno y el calor del verano dificultan la condensación del aire. O El relieve. Las precipitaciones aumentan en altura y disminuyen en zonas encerradas por montañas. LA EVAPORACIÓN, LA EVOTRANSPIRACIÓN Y LA ARIDEZ:La evaporación es el proceso por el cual el agua se transforma en vapor a temperatura ambiente. La intensidad crece cuando aumenta la temperatura. Por tanto, es mayor cuando más al sur, en verano y en las horas centrales del día.
La evapotranspiración es la pérdida de humedad de la superficie terrestre debida a la insolación y a la transpiración de las plantas y del suelo. Se llama evapotranspiración real (ETR) a la que se produce verdaderamente; y evapotranspiración potencial (ETP) a la que se produciría en caso de haber agua suficiente.
La aridez es la insuficiencia de agua en el suelo y en la atmósfera. Depende de la relación entre precipitaciones y temperatura. Aumenta con la subida de la temperatura y la bajada de las precipitaciones. Para calcular la aridez, existen diversos índices: o La aridez mensual suele medirse con el índice de Gaussen: un mes es árido cuando el doble de su temperatura media es mayor o igual que el total de sus precipitaciones (2T ºC Pmm) o La aridez general puede calcularse con el índice de De Martonne: el total de precipitación se divide entre la temperatura media anual más diez (P/T + 10);

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.