Las costas o litoral peninsular y balear

Share Button

1. CARÁCTERES GENERALES La diversidad y riqueza del relieve español posee tres rasgos carácterísticos: 1. La elevada altitud media, 660 metros, que se debe, más que a la existencia de altas cordilleras, a un conjunto central elevado, la meseta, basculada en su mayor parte hacia el Atlántico, hacia donde vierten las aguas gran parte de los ríos. 2. La disposición periférica de los relieves peninsulares, en relación a la Meseta y al contorno de la Península, limitada por las principales cordilleras españolas: Por el Norte, la C. Cantábrica con altitudes de 1.000 a 2.500 m. Muy cercanas al litoral;
Por el Este, la C. Ibérica; Al Noreste, las C. Costero-Catalanas, no muy elevadas, paralelas al mar y aislando la llanura interior del Ebro; y en el Sur, la Béticas junto a la costa, sobrepasando los 3.000 m en Sierra Nevada. 3. La forma compacta y maciza de la península
Ibérica, con costas poco recortadas. Como consecuencia de ello: El aislamiento de la Meseta, pues esa disposición periférica dificulta por un lado, la comunicación humana con el interior y, por otro, la influencia climática del mar, limitando su acción termorreguladora lo que se traduce en un clima interior continentalizado con inviernos fríos y veranos calurosos. Disposición de la red fluvial: los ríos del norte que nacen en montañas tan cerca del mar, son cortos y de gran pendiente excavando profundas gargantas en ellas; los de la vertiente atlántica, por la basculación de la meseta hacia el oeste, son los más largos

PROCESO DE FORMACIÓN DEL RELIEVE PENINSULAR El relieve actual de la Península es el resultado de una larga evolución geológica en la que se han alternado fases orogénicas( la península se ve afectada por la orogenia herciniana durante el Paleozoico y la alpina durante la era Terciaria) con otras de calma, durante el mesozoico, en que predomina la erosión y la sedimentación.  Era Primaria o Paleozoico( hace 300 millones de años). De los mares que cubrían la mayor parte de la Península surge el Macizo Hespérico.Al finalizar los plegamientos, en el período Carbónífero medio, la erosión arrasa estos nuevos relieves, convirtiéndolos en penillanuras. La Era secundaria(hace 200 millones de años) fue un periodo tranquilo donde predomina la erosión y la sedimentación de los materiales arrancados a los terrenos paleozoicos erosionados, pues las tierras emergidas se organizaban en dos áreas continentales Laurasia y Gondwana, entre ambos , el mar de Thetis. También se producen transgresiones y regresiones marinas. La terciaria ( 65 millones de años)es una era muy compleja y activa. Se produjo la orogénesis alpina. 1. La colisión de la placa colisión de la placa africana contra la euroasiática, da lugar a: Pirineos, Béticas y Costero Catalana. 2. Los materiales antiguos y quebradizos del centro y oeste de la Península, se fragmentan en bloques gigantescos (horst y graben) levantando el Sistema Central y Montes de Toledo. 3. En los bordes , la Cantábrica, Sistema Ibérico y flexión del zócalo que da lugar a Sierra Morena 4. Se bascula la meseta hacia Occidente, jerarquizando la red hidrográfica. Al pie de los macizos se forman depresiones, antiguos golfos marinos o brazos de mar que se colmataran desde finales del Terciario en adelante. 6. Se cierra el estrecho de Gibraltar, aislando el Mediterráneo, que se abrirá un millón de años después, separando definitivamente Europa y África. 7. El alpino rasga el fondo marino del Atlántico emergiendo rocas volcánicas que originan las islas Canarias. En la Era Cuaternaria (uno o dos millones de años a la actualidad)estamos ante otro periodo erosivo, por lo que domina el modelado sobre la orogenia. Los fenómenos más destacados fueron el glaciarismo y la formación de terrazas fluviales. El glaciarismo afectó a las cordilleras más altas dando lugar a glaciares de circo y de valle, y cuando se fundieron los hielos dieron lugar a pequeños lagos.

VARIEDAD LITOLÓGICA. En la Península se distingues tres grandes zonas litológicas, que se corresponden con áreas estructurales de formación e historia diferentes: La Iberia silícea (España Occidental) ocupa el tercio occidental de la Península: el zócalo de la Meseta, el Macizo Galaico, Cordillera cantábrica hasta Asturias, el Sistema Central, los Montes de Toledo y Sierra Morena más algunos puntos en la zona axial de los Pirineos, las altas cumbres de Sierra Nevada y núcleos aislados del Sistema Ibérico. Estructuralmente esta zona se corresponde con la Iberia de los macizos antiguos. Por tanto está formada por materiales paleozoico-hercinianos y algunos precámbricos como el granito, gneis, cuarcitas, pizarras, mármoles, etc. Este material da lugar a formas falladas, pero siempre muy erosionadas. Así nos encontramos, penillanuras, mesetas.

La Iberia caliza esta formada por sedimentos mesozoicos plegados por la orogenia alpina en la era terciaria, describiendo una Z invertida en el mapa de la Península cuyo recorrido sería: Pirineos – Montes Vascos – Sistema Ibérico – Cordillera Cantábrica – Sistema Ibérico – Cordillera Costero Catalana – Cordilleras Béticas. La roca caliza, es una roca dura pero permeable con la propiedad de disolverse al contacto con el agua, lo que da lugar al modelado cárstico, con formas tan carácterísticas como: cañones, estalactitas y estalagmitas en cuevas, lapiaces y torcas. Un gran ejemplo de este paisaje lo tenemos en Andalucía, el Torcal de Antequera. • La Iberia arcillosa está presente en las depresiones Bética y del Ebro y en las llanuras costeras mediterránea. Está constituida por materiales sedimentados entre la era terciaria y cuaternaria, por tanto, muy recientes, blandos y muy erosionables (arcillas, margas, yesos) que, además, no han sido afectados por plegamiento alguno, por lo que presentan estructuras muy horizontales, en las que los ríos abren valles. Paisajes típicos son los “badlands” en las áreas más áridas (Desierto de Tabernas) y el paisaje de campiñas ideal para la agricultura (Córdoba y Sevilla).

Además en Canarias encontramos rocas volcánicas como el basalto, que afloran como resultado de la orogenia alpina en el Terciario en el fondo del Atlántico


4. LAS COSTAS ESPAÑOLAS La P. Ibérica tiene una amplia costa morfológicamente condicionada por diversos factores geográficos: • El relieve: Cadenas paralelas al litoral provocan costas rectilíneas y abruptas, mientras que las transversales provocan costas arqueadas entre los cabos que formas las montañas salientes. • Litologías: según el tipo de roca existen diferentes formas de erosión marina. • La acción erosiva del mar: fuertes mareas del atlántico frente a las débiles del Mediterráneo. • Oscilaciones del nivel del mar: por las fases de transgresión y regresión del Cuaternario. • La tendencia de las masas continentales: al hundimiento en el litoral gallego, y al levantamiento en el bético Analizamos ahora con más detalle el litoral español diferenciando: el Atlántico, el Cantábrico y el Mediterráneo  LITORAL ATLÁNTICO: LITORAL GALLEGO Costa sumergida o proceso de hundimiento. Muy recortada con numerosos entrantes y saliente fruto de la erosión del Mar. Presencia de las rías (antiguos valles fluviales invadidos por el mar) separadas por el Cabo Finisterre, quedando al norte las “rías altas” (A Coruña, Betanzos–Ares, El Ferrol) y al sur las “rías bajas” (Vigo, Pontevedra, Arosa) • LITORAL ATLÁNTICO ANDALUZ Costa baja ya que la mayor parte se corresponde con la depresión del Guadalquivir, con playas arenosas muy amplias que suelen formar dunas (Doñana). Presencia de marismas en las zonas más bajas inundadas por las aguas del mar que entra y sale • LITORAL CANARIO La gran erosión del mar y los procesos volcánicos, permite formas variadas que cambian con rapidez, alternando acantilados de origen volcánico con playas creadas por la erosión. En las islas orientales encontramos dunas (Maspalomas, Gran Canaria)

 LITORAL CANTÁBRICO Paralelo a la C. Cantábrica, costa acantilada, escarpada y rectilínea, excavadas por pequeñas rías.  LITORAL MEDITERRÁNEO • LITORAL MEDITERRÁNEO ANDALUZ (Gibraltar – CABO DE GATA) Paralelo a la Penibética con trazado rectilíneo y abrupto que alterna con pequeñas playas. • LITORAL: CABO DE GATA – CABO DE LA NAO Grandes golfos (Mazarrón y Alicante) separados por el cabo de Palos. Amplias playas y albuferas como el Mar Menor, separado por La Manga, un cordón litoral • LITORAL VALENCIANO (CABO DE LA NAO – DELTA DEL EBRO) Abarcando el golfo de Valencia, es una costa baja de amplias playas, albuferas (Valencia) y tómbolos (Peñón de Peñíscola) • LI TORAL CATALÁN (DELTA DEL EBRO – CABO DE CREUS) Dos grandes modelados: d e ltas, como el delta del Ebro y la C osta Brava que alterna acantilados con calas de arena o cantos rodados procedentes de los ríos. • LITORAL BALEAR Es muy variado: acantilados, calas rocosas o arenosas y extensas playas.  


 LITORAL CANTÁBRICO Paralelo a la C. Cantábrica, costa acantilada, escarpada y rectilínea, excavadas por pequeñas rías.  LITORAL MEDITERRÁNEO • LITORAL MEDITERRÁNEO ANDALUZ (Gibraltar – CABO DE GATA) Paralelo a la Penibética con trazado rectilíneo y abrupto que alterna con pequeñas playas. • LITORAL: CABO DE GATA – CABO DE LA NAO Grandes golfos (Mazarrón y Alicante) separados por el cabo de Palos. Amplias playas y albuferas como el Mar Menor, separado por La Manga, un cordón litoral • LITORAL VALENCIANO (CABO DE LA NAO – DELTA DEL EBRO) Abarcando el golfo de Valencia, es una costa baja de amplias playas, albuferas (Valencia) y tómbolos (Peñón de Peñíscola) • LI TORAL CATALÁN (DELTA DEL EBRO – CABO DE CREUS) Dos grandes modelados: d e ltas, como el delta del Ebro y la C osta Brava que alterna acantilados con calas de arena o cantos rodados procedentes de los ríos. • LITORAL BALEAR Es muy variado: acantilados, calas rocosas o arenosas y extensas playas.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.