Correlacione los números del 1 al 8 con las ciudades a las que corresponden e indique qué tipo de turismo predomina en cada una de ellas.

Share Button

Minifundio


Explotación de reducidas dimensiones, que, por lo general, no alcanza a cubrir la subsistencia de sus titulares. Comúnmente se clasifican como tales las explotaciones de superficie inferior a cinco hectáreas.

Barbecho:


tierra que se deja en reposo, es decir, sin cultivar, durante un periodo de tiempo variable, a fin de recuperar su fertilidad natural.

Comercio Mayorista:


los que compran directamente a los productores y revenden los productos a los minoristas en grandes cantidades.

Trilogía Mediterránea:


Forma de denominar agrupales a los tres productos básicos de la agricultura mediterránea: el trigo, la vid y el olivo, que dan los tres productos básicos de la alimentación tradicional de esa zona del mundo.

Petroquímica:


industria química que utiliza como materia prima el petróleo o alguno  de sus componentes. En general se designa con esta expresión al conjunto de métodos industriales de fabricación de los productos químicos derivados del petróleo.

Balanza de Pagos:


todas las transacciones económicas realizadas entre un país y el resto del mundo durante un año. Se compone pues de 4 balanzas parciales: comercial, de servicios, de transferencias y de capitales.

A)1

Santander:

turismo interior, rural y de naturaleza de la zona costera e interior

2

León:

turismo de interior, rural y cultural (Catedral de León, gótica y camino de Santiago)

3

Salamanca:

turismo interior, rural y cultural (arte románico) declarada por la

UNESCO patrimonio de la humanidad

4

Zaragoza:

turismo interior, rural (Sistema Ibérico, Moncayo) cultural (Basílica del Pilar)

5

Toledo:

turismo interior, rural (Montes de Toledo) y cultural (catedral de

Toledo, gótica) declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad

6

Córdoba:

turismo interior, rural (Sierra Morena) y cultural (Mezquita de Córdoba) declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad

7

Granada:

turismo interior, rural y deporte de invierno (Sierra Nevada, estación de esquí) y cultural (Alhambra)

8

Cáceres:

turismo interior, rural y cultural, declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad

B)Alta densidad turística:

Gerona:


turismo de sol y playa, (Costa Brava)

Barcelona: turismo de sol y playa (Costa Dorada)

Tarragona:


turismo de sol y playa (Costa Dorada)

Alicante:


turismo de sol y playa (Costa Blanca)

Murcia:


turismo de sol y playa (Costa Cálida)

Baleares:


turismo de sol y playa

Granada:


turismo de sol y playa (Costa tropical)

Málaga:


turismo de sol y playa (Costa del sol)

Canarias:


turismo de sol y playa

Madrid:


turismo cultural y por su condición de capital del país

C)
El factor que explica el reparto de regiones y zonas turísticas es el factor de localización geográfica, que engloba el componente ambiental climático. De ahí la preferencia por unas regiones y zonas turísticas. El principal impulso del turismo de masas es la búsqueda del sol y la playa «mediterránea», además de otros factores estructurales.

La descripción de las zonas costeras españolas distingue la costa mediterránea (alcanza en el mes de agosto 25ºC) e insular de la costa atlántica del norte y cantábrica (mes de agosto no supera los 18ºC). Más del 80% del turismo internacional que visita España acude a sus playas.

Según sus condiciones climáticas y la época del año, las playas españolas situadas en la costa mediterránea son utilizadas prácticamente todo el año y las playas verdes, Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco son playas de verano.

Respecto al relieve, la costa cantábrica es una costa rectilínea con pocos entrantes y salientes y un mar bravío. Escasean las playas, si bien las que existen son de un gran interés turístico y con arenas muy finas fruto de la acción del mar Cantábrico.

Predomina, pues la costa alta y rocosa, debido a la proximidad de la cordillera

Cantábrica. Las costas gallegas formadas por rías presentan un paisaje singular y de gran reconocimiento turístico.

El Mediterráneo comprende Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía, presenta tres sectores: el primero, entre cabo de Gata y cabo de Palos definida por una costa rocosa y acantilada; el segundo, entre cabo de Palos y cabo de la Nao costa baja y arenosa y tercero, de cabo de la Nao a cabo de Creus alterna costa rocosa y alta con baja y arenosa

En cuanto a ocupación turística



en la zona atlántica: Galicia: su ocupación turística es aún reducida, ya que no responde a las motivaciones del turismo masivo. Cuenta con gran variedad de recursos naturales, históricos y culturales, Más del 90% de las plazas están en municipios costeros, especialmente en las rías bajas y altas. También se da una importante concentración en Santiago de Compostela, centro de peregrinación. El alojamiento combina núcleos de segunda residencia con un aparato hotelero de dimensiones familiares.

El litoral Cantábrico, ha experimentado un relanzamiento reciente, que responde a una sensibilización por el medio ambiente. Se valora el paisaje rural y natural de las áreas costeras e interiores.

El papel de las Comunidades del área mediterránea en la oferta turística es evidente, ya que Baleares, Cataluña, Valencia y Andalucía suman el 67,4% del total de las plazas hoteleras de España.

La Comunidad Catalana: es una Comunidad privilegiada por sus calas y playas. La proximidad a la frontera y las buenas comunicaciones han facilitado la entrada masiva de turistas que se desplazan en transportes terrestres. La oferta de alojamientos es muy amplio: La Costa Brava es la principal zona turística de Cataluña tanto en oferta de playas como por la concentración de la mayor parte de afluencia extranjera. Los servicios de ocio y tiempo libre se refuerzan por la proximidad de Barcelona. Hacia el sur de la aglomeración de Barcelona se desarrolla un espacio turístico que se extiende por la Costa Dorada.

En la Comunidad Valenciana sobresalen la Costa del Azahar y Costa Blanca. Esta última es una de las más densamente pobladas del litoral peninsular y cuenta con dos importantes centros turísticos: Benidorm y Alicante. Es una región con tradición para el turismo nacional.

En la región de Murcia, decrece la especialización turística del Mediterráneo, El único espacio importante es la Manga del Mar Menor, la Costa Cálida, relacionada con clientela nacional en aumento.

Andalucía ha experimentado un crecimiento desbordante de su espacio turístico costero en los últimos diez años, situándose en el tercer puesto en alojamiento hotelero y extra hotelero. En esta comunidad las áreas turísticas están perfectamente diferenciadas, interiores y costeras. Las provincias interiores de Jaén, Córdoba, Sevilla y Granada, por el atractivo histórico de sus ciudades y el crecimiento de la capital autonómica a raíz de la Exposición Universal celebrada el 1992.

La Andalucía mediterránea, la Costa del Sol con el atractivo de sus playas y la generosidad de su clima. Es importante destacar el papel de los parques naturales en el interior. El principal impulso del turismo de masas es la búsqueda del sol y la playa

«mediterránea», además de otros factores estructurales.

4)Las actividades industriales se agrupan en torno a sectores que se identifican por el destino final de los bienes producidos o de acuerdo con la naturaleza u origen de las materias primas que trabajan.

Según el primer criterio distinguimos entre industriales de base, de bienes de equipo y de bienes de uso y consumo.

Las industriales de base


Ocupan el primer eslabón en la cadena industrial, pues transforman las materias primas en productos semielaborados que, a su vez, son utilizados como materia prima por otras industrias. Buenos ejemplos al respecto son las industrias siderúrgica y petroquímica
. Las industrias de equipo producen bienes, máquinas o herramientas que son utilizadas por otras industrias en sus procesos fabriles.
Las industrias de uso y consumo transforman materias con distinto grado de elaboración o productos diversos en bienes que son usados o consumidos directamente por la población.

Entre los sectores tradicionales está la metalurgia que constituye uno de los principales sectores de la industria española. La industria metalurgia en sus 2 modalidades:

  • La siderurgia integral: se consolidó en el País Vasco, luego se extendió al Mediterráneo y Asturias. Tuvo su gran impulso en las actuaciones llevadas a cabo por el Instituto Nacional de Industria, que constituyó  grandes acerías explotadas por empresas públicas. Su sobredimensionamiento para las necesidades españolas fue una de las causas que originaron su crisis.
  • La siderurgia no integral: responde a una estructura empresarial de menor tamaño y capital privado; radica preferentemente en el País Vasco, aunque su ámbito de implantación se extiende también a Navarra, Asturias y Cataluña.

Muy relacionada con la industria siderúrgica está la de transformados metálicos, que fabrica una gama de productos que abarca desde la ferretería a la maquinaria.

Mucho más reciente en la cronología industrial es la fabricación de electrodomésticos. Por la naturaleza de los componentes que utiliza tiene una clara filiación con las industrias metalúrgicas.

La construcción naval es otro de los sectores más importantes de nuestra industria tradicional.

Los sectores de la industria textil, cuero y calzado son, igualmente, muy importantes en el tejido industrial español. La industria textil catalana constituyó unos de los pilares de la industrialización.

La industria de la confección es una rama de la industria textil, que ha derivado de ella a medida que la población demanda confecciones en lugar de tejidos. Está formada por un enjambre de pequeñas industrias que, al igual que la industria de calzado, tiene un alto grado de dispersión espacial. Aunque se extiende con preferencia por las regiones mediterráneas.

Sector industriales dinámicos:

Mayor dinámico presenta otros sectores industriales como los de automoción, químico y agroalimentario. Se trata de sectores cuyo dinamismo procede de su condición de abastecimientos de bienes y productos absolutamente imprescindibles en el funcionamiento de la propia sociedad industrial. Por lo general son actividades de alto componente tecnológico, tributarias de grandes inversiones y capital multinacional y grandes inversiones y capital multinacional y grandes instalaciones fabriles.

El sector automóvil se desarrolló en España en la década de los años sesenta y fue a su vez uno de los impulsores del crecimiento económico. Creció bajo la protección estatal y  al amparo de las inversiones realizadas por grandes marcas multinacionales y por el INI. Constituye un sector de gran incidencia en la economía por sus efectos inductores y por su capacidad de activar las numerosas empresas de las que recibe componentes.

El sector químico se articula en torno a la industria petroquímica y a la de transformación.

  • La industria petroquímica: constituye la química de base, que se lleva a cabo en grandes complejos industriales que, por lo general, están asociados a las refinerías de petróleo y es tributaria de grandes capitales, por lo común extranjeros.
  • La industria química de transformación obtiene productos diversos que se elaboran en establecimientos fabriles de mucho menor tamaño. Éstos tienen un alto grado de dispersión espacial.

El sector agroalimentario ha irrumpido con fuerza en las sociedades modernas. Consiste en un proceso de transformación de los productos agrarios que viene impuesto por la disociación entre las zonas productoras y las consumidoras y por las nuevas exigencias de los mercados y de los consumidores.

Sectores industriales de vanguardia:

A la vanguardia de la industria y con clara proyección de futuro se hallan los sectores de tecnología punta, que aportan descubrimientos, nuevos materiales, sistemas y medios para la mejora de la producción industrial, y a partir de los cuales se habla de una nueva revolución industrial.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.