Clima seco estepario

Share Button

COMENTARIO DEL MAPA DE ARIDEZ DE ESPAÑA

La aridez es la escasez de agua en relación con las necesidades del suelo y de la vegetación. Existen varios métodos para su medida, como el índice de Gaussen, el de Thornwaite y el índice de De Martonne. Este último índice se calcula utilizando los datos anuales de precipitaciones y temperaturas de un lugar determinado y con la siguiente fórmula: P/ (T+10). Según él se clasificará cada lugar atendiendo a su grado de aridez en: húmeda, subhúmeda, semiárida, árida o esteparia, subdesértica y desértica. 

El mapa que se va a comentar puede ser dividido en dos grandes zonas: la España húmeda y la España seca. La España húmeda puede dividirse a su vezen dos subzonas: la húmeda y la subhúmeda y la España seca en otras dos: semiárida y árida. 

La zona húmeda se corresponde con el área de la Península de clima oceánico y se extiende desde Galicia hasta los Pirineos, incluyendo a las zonas altas de las montañas de este clima. En estas zonas las precipitaciones son abundantes y regulares y las temperaturas moderadas. No hay ningún mes árido. 

La zona semihúmeda es carácterística de los bordes montañosos, como el Sistema Ibérico, Sierra Morena, los Montes de León; las unidades montañosas exteriores a la Meseta, como la Cordillera Costero Catalana, el Sistema Bético o las cordilleras exteriores de los Pirineos. También incluye las cordilleras interiores de la Meseta como los Montes de Toledo y el Sistema Central. Aunque esta zona se incluye en el clima mediterráneo, la altitud hace descender las temperaturas y aumentar las precipitaciones. Suele oscilar entre 1 y 4 meses áridos. Tanto en esta zona como en la anterior hay súperávit de agua. 

La zona semiárida ocupa el área central de la Submeseta Norte, las llanuras de la Submeseta Sur y los valles del Guadalquivir y del Ebro, Baleares y Canarias,entre otras zonas. Buena parte de la zona semiárida corresponde al clima mediterráneo continentalizado, con escasas precipitaciones por estar encerrada entre grandes sistemas montañosos; en la costa mediterránea las precipitaciones escasas se deben a la escasez de borrascas, ya que las procedentes del Atlántico llegan muy debilitadas. 

La zona árida se localiza en el sureste peninsular, en Almería, Murcia, algunas zonas del interior peninsular y las islas Canarias orientales. En esta zona, de clima mediterráneo árido, casi no llegan las precipitaciones atlánticas y solo se ve afectada por las escasas borrascas mediterráneas. Hay más de 7 meses áridos. 

Las causas general de la aridez es, como ya se ha mencionado antes, la relación entre temperatura y precipitaciones. Esta relación se ve influida por una serie de factores geográficos y atmosféricos. 

Entre los factores geográficos destacan:

1. La latitud: a mayor latitud, mayor humedad. En cambio, cuanto más al sur mayor temperatura, por lo que la aridez es mayor en las zonas S y SE. 
2. La altitud: la humedad aumenta con la altitud debido a las precipitaciones orográficas y a la densidad de la vegetación. 
3. La altura y disposición del relieve: los sistemas montañosos peninsulares tienen una disposición periférica, dificultando la entrada de masas de aire húmedas al interior de la Península. También se aprecia diferencia entre las laderas montañosas más soleadas (solana) y las más sombrías (umbría). Las montañas más altas tienen nieves perpetuas y nieblas frecuentes que mantienen la humedad del suelo. 
4. La influencia del mar: la proximidad del mar influye en la humedad, lo que hace que las zonas alejadas del mar sean más secas generalmente.La disposición del relieve dificulta la entrada del aire marítimo hacia el interior. La llegada de aire atlántico es mayor en la zona occidental de la Península. La influencia del Mediterráneo se limita a las zonas costeras y a las Baleares debido a la proximidad de las cadenas montañosas al litoral.La escasa o nula influencia marítima hace que algunas zonas del interior del valle del Ebro(completamente aislado del mar por el relieve)sean donde se encuentran los mayores índices de aridez en la Península. 

En cuanto a los factores atmosféricos, se puede señalar la circulación general de la atmósfera en las latitudes medias. Hay que destacar la incidencia del Frente Polar, que se manifiesta en borrascas que afectan principalmente a la cornisa Cantábrica. Esto impide la aridez en las zonas del Cantábrico y los Pirineos. También hay que mencionar la influencia del anticiclón de las Azores, que es el causante del tiempo seco que predomina en casi todo el territorio peninsular. El SO peninsular está bajo el dominio de altas presiones subtropicales procedentes de África (aire cálido y seco).

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *