Zonas de explotación forestal España

Share Button

PRACTICA 1

a)- 1:Aragón 2:Comunidad Valenciana 3:Castilla León 4: Extremadura 5: Castilla la Mancha 6:Murcia 7: Andalucía.b)- la distribución espacial del regadío es desigual. La localización de la agricultura de regadío en la península atiende a las siguientes causas:En primer lugar a la existencia de grandes ríos en las depresiones peninsulares, como es el caso del Ebro, Guadalquivir, Duero y sus afluentes, asociado a la presencia de suelo de tipo arcilloso de gran fertilidad. El caudal continuo de agua permite la agricultura de regadío.Por otro lado, el clima seco del levante peninsular obliga a los agricultores a practicar una agricultura de riego, ya que de otra forma sería muy difícil el cultivo de cualquier tipo de especie, incluso de secano.En el área del litorial mediterráneo se da el regadío intensivo, por reunir condiciones favorables físicas ( temperaturas suaves, protección del relieve, suelos apropiados) y humanos ( mercado internacional, buenas comunicaciones).En el interior penínsular predomina el regadío extensivo que se beneficia del agua aportada por los grandes ríos , de la mecanización y de la gran demanda de cereales-pienso y de determinados productos industriales

.C

– Abundan cultivos como el arroz, la remolacha, el algodón, cítricos, verduras, hortalizas.


a) Las provincias con una aportación equilibrada de agricultura y ganadería son León, Zamora, Salamanca, Ávila, Soria, Guadalajara, Toledo, Huesca, Zaragoza, Teruel, Cáceres, Badajoz y Baleares.

B

Los usos agrícolas predominan en las áreas caracterizadas por relieve llano y clima mediterráneo con sequía estival más o menos prolongada. Dentro de esta zona existen distintos tipos de cultivo en función de: · La topografía local, de las diferencias térmicas debidas a la latitud, la altitud, y la posición costera o interior. · La diferente distribución de recursos hídricos superficiales o subterráneos. · La diversa calidad de los suelos.  Los usos ganaderos predominan en las áreas de relieve montañoso y de clima oceánico o de montaña, con precipitaciones abundantes que proporcionan pastos naturales para el ganado. No obstante, existen zonas agrícolas y ganaderas que utilizan técnicas que permiten una gran independencia de las condiciones naturales, como la plasticultura o la ganadería estabulada. En relación con la estructura agraria es evidente el contraste entre el norte con el predominio del minifundio y los usos ganaderos y el sur donde en el latifundio predominan herbáceos.



c) Los elementos predominantes en los paisajes con mayor aportación agrícola son: 1.- Las zonas: en las que predomina una mayor aportación agrícola son: el cuadrante nororiental de la submeseta norte, el valle alto del Ebro, las comunidades valenciana, murciana, andaluza y canaria, y la mitad oriental de la submeseta sur. 2.- Relieve: topografía: terrenos fundamentalmente llanos, poco accidentados. 3.- Clima: Todas las zonas tienen en común su pertenencia a la Iberia seca, de ahí que se alternen cultivos de secano con otros de regadío. 4.- En los paisajes de mayor aportación agrícola merecen mención especial las zonas de regadío, que han ido ganando extensión hasta convertirse en uno de los principales soportes de la agricultura española. Destacan las zonas de espacios ocupados por cultivos forzados,entre las que merecen ser citadas las del sureste peninsular. 5.- Vegetación: se trata de zonas en las que se ha sustituido por completo la cubierta vegetal original por las especies de cultivo, buscando una optimización de la productividad. 6.- Suelos: la agricultura ocupa los mejores suelos. 7.- Propiedad de la tierra: aunque con excepciones, es en estas zonas en las que encontramos la mayor concentración de latifundios de España. 8.- Poblamiento: del mismo modo, es en estas zonas donde nos encontramos con la mayor representación de poblamiento disperso de nuestro país.

Los elementos predominantes en los paisajes con mayor aportación ganadera son: 1.- Las zonas en las que predomina una mayor aportación ganadera son: el litoral noratlántico (Galicia, Asturias, Cantabria y la costa atlántica vasca), Cataluña y, en la zona centro, las provincias de Madrid y Segovia. 2.- Relieve: montaña media, menos apta para la agricultura. 3.- Clima, en general, húmedo, que favorece el desarrollo de praderas y pastizales que ofrecen alimento para el ganado. 4.- Vegetación: la ganadería se desarrolla fundamentalmente en zonas en las que predomina la cubierta vegetal herbácea. 5.- Propiedad de la tierra: aunque con excepciones (como puede ocurrir con la huerta valenciana), abunda el latifundio. 6.- Poblamiento: en estas zonas abunda, en generrral, el poblamiento concentrado.

PRÁCTICA 4.
a) Guadalajara, Albacete, Ciudad Real, Cáceres, Badajoz, Huelva, Sevilla, Cádiz, Córdoba y Jaén.
b) Lugo, Orense, Pontevedra, León, Cantabria, Ávila y Valencia c) El latifundio se origina en la mitad sur de España en el que la Reconquista avanza con rapidez sobre tierras que se despueblan. El reparto de tierras beneficia al señorío y a las Ordenes Militares. Las desamortizaciones consolidan la gran propiedad.El minifundio es propio de regiones con una tradicional densidad de población y/o zonas montañosas con un relieve accidentado que limita la superficie cultivable y la fragmenta.El latifundio provoca cultivo extensivo, bajo rendimiento, jornaleros con paro estacional y absentismo de los propietarios. El minifundio impide la agricultura competitiva, la mecanización y otras innovaciones debido a sus bajos ingresos, que muchos casos apenas si superan la subsistencia.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *