Temperatura media clima Mediterráneo

Share Button

León, Huesca, Lérida, Valencia, Alicante, Murcia, Jaén y Almería.2 Andalucía es la primera comunidad autónoma en superficie irrigada de España, con casi un 29 % de la superficie regada nacional. Entre sus provincias destacan
Jaén (1) y Almería (2).El cultivo principal en la provincia de Jaén es el olivar, el cual se produce tanto en régimen de secano como en el de regadío. Junto a éste los cultivos que destacan en el regadío jienense son: algodón y girasol, alfalfa y maíz, almendro, etc.
Entre los cultivos hortícolas destacan el espárrago, el pimiento, el tomate y el ajo.El regadío en Almería, conocida como la huerta de Europa, destaca una gran diversidad de productos que va desde los cítricos y los frutales (algunos subtropicales) hasta lo hortícolas. Destacan el tomate, el pimiento, el pepino, el calabacín, la berenjena, el melón, la sandía, etc.3A pesar de que la superficie cultivada de regadío en el sureste peninsular es reducida, explotado de manera intensiva, se ha constituido como el mayor centro de producción de hortalizas bajo invernadero del mundo. Su “atmósfera industrial” ha facilitado una dinámica muy innovadora, generando la acumulación y difusión rápida de conocimientos. Todo ello es el resultado de la confluencia de una serie de factores, que pueden agruparse en: condiciones naturales, tecnología, capital human y factor institucional.Entre las condiciones naturales destacan:-El clima.
Se trata de un subtipo de clima mediterráneo, llamado clima mediterráneo semiárido o subdesértico. Si bien dos de sus carácterísticas son la escasez de precipitaciones y la acusada aridez resultante, ambas en principio negativas, el resto de condiciones son muy favorables para la producción agrícola: una elevada insolación; una temperatura media anual inferior a los 19ºC, destacando su benignidad en invierno y el escaso diferencial térmico entre las distintas estaciones; una humedad óptima para las distintas fenofases de los cultivos hortícolas, a la presencia de vientos que azotan la llanura litoral, la cual permite la eliminación rápida de la humedad propia del cultivo bajo abrigo; etc.-El agua y su aprovechamiento. La estructura hidrogeológica del ámbito ésta fuertemente condicionada por la Sierra de Gádor, con unas condiciones idóneas para la abundante y suficiente acumulación recursos hídricos en diversos acuíferos.-La existencia de recursos naturales accesibles como la arena por tratarse de una zona de litoral,  la tierra cultivable a un coste no demasiado elevado, etc.


Zamora, Burgos, Zaragoza, Cuenca, Albacete, Jaén, Granada, Córdoba y Badajoz.2 Las provincias atlánticas del norte de España son Pontevedra, La Coruña, Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa, a las que podríamos sumar las provincias de Orense, León y Álava. En general, el porcentaje de tierras de cultivo respecto a la superficie geográfica de estas provincias es menor al 20 %. Junto al relieve montañoso la existencia de un clima húmedo con unas precipitaciones abundantes y regulares, y unas temperaturas suaves que favorecen el desarrollo de la vegetación natural en la España atlántica. Esto hace que predominen los bosques caducifolios, los prados y las landas, que son el soporte de unos paisajes agrarios basados en la especialización ganadera y forestal, por encima de la agricultura. El bajo porcentaje de tierras de cultivo también está influida por la acusada fragmentación parcelaria con multitud de terrenos de íntimo tamaño, lo que dificulta la mecanización, por el predominio de  la pequeña propiedad o minifundio, los regíMenes de explotación directa, el policultivo, el hábitat disperso, del que forman parte multitud de aldeas y caseríos con población agraria envejecida y disminuida 3 Las provincias que poseen más de un 50 % de tierras de cultivo respecto a su extensión total son Palencia, Valladolid, Toledo, Ciudad Real y Sevilla. Está motivado por una serie de factores,  en estas provincias la vegetación natural es más reducida debido a unas condiciones climáticas que no son las más idóneas: altas temperaturas y muy irregulares precipitaciones,etc. Esto provoca que, la especialización ganadera y forestal sea menor, y, por otro, que la agricultura tenga un papel muy predominante dentro del sector primario forestal. Históricamente son provincias donde el peso del sector primario, en general, y el de la agricultura, en particular, ha sido muy importante. Además, hay factores que en mayor o menos medida influyen en el porcentaje alto de tierras en cultivo, por ejemplo, el predominio mayoritario de hábitats concentrados, de grandes propiedades y el monocultivo. 

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.