Situación borrasca en las islas británicas

Share Button
15
LOS TIPOS DE TIEMPO
Las distintas configuraciones atmosféricas genera
n gran variedad de tipos de tiempo a lo
largo del año que vamos a sinte
tizar para facilitar su estudio.
En función de que predominen las altas o
las bajas presiones diferenciamos entre tipos
ciclónicos y anticiclónicos. Los ciclónicos se
caracterizan por una situación atmosférica
inestable con vientos más o menos fuertes y
abundante nubosidad y precipitaciones. Los tipos
anticiclónicos son los responsables del tiempo estable y soleado, pero que marca grandes
diferencias de temperatura entre el invierno y el verano, ya que si en esta última estación, el
cielo despejado es sinónimo de altas temperaturas, durante el invierno, la ausencia de nubosidad
suele ir acompañada de heladas nocturnas y de ni
eblas persistentes en los valles fluviales del
interior peninsular.
La alternancia de unos tipos u otros y su di
stribución a lo largo de
l año, se corresponden
con las variaciones de la circul
ación general de la atmósfera. En verano, las altas presiones
subtropicales ascienden en latitud retirándose el Frente Polar hacia latitudes más septentrionales,
por lo que serán predominantes las situaciones anticiclónicas. Por el contrario, en invierno, los
anticiclones subtropicales se han retraído hacia el
sur, alcanzando las borrascas del Frente Polar
las latitudes más meridionales, provocando inestab
ilidad con precipitaciones. De todas formas,
durante el invierno son igualmente frecuentes
las situaciones anticiclónicas, algunas de ellas
causadas por las bajas temperaturas del interior cont
inental o la influencia de los anticiclones del
Atlántico Norte. Por su parte, en las estaci
ones equinocciales (otoño y primavera) es más
frecuente el paso de las perturbaciones del Fren
te Polar, y por lo tanto los tipos de tiempo
ciclónicos.
Con todo, la dinámica atmosférica es
tan compleja, que aunque digamos que una
situación concreta es carácterística de un determ
inado periodo del año, es posible que se dé en
otro momento, si bien sus repercusiones pueden ser
distintas. Por ejemplo, una entrada de aire
africano en verano puede provocar una ola de cal
or, si se produce en cualquier otra época del
año, aumentarán las temperaturas pero no hablarem
os de ola de calor, ni llegará a formarse una
baja térmica en el interior peninsular.
Los mapas del tiempo de superficie nos muestran la situación
atmosférica de un momento determinado, con ellos podemos “intuir”
como será el tiempo, pero para precisar se debe utilizar los mapas del
tiempo de altura, que facilitan inform
ación sobre la altitud a la que se
encuentra una determinada presión y otros datos como temperatura del
aire, velocidad del viento y humedad.
Por lo general, junto con el de
superficie se utiliza el mapa de 500 mb. Para la descripción de los
diferentes tipos de tiempo sólo hemo
s utilizado el mapa de superficie,
Mapas de altura
Son mapas en los que se
presentan las altitudes a las que
se encuentra una determinada
presión. Las líneas no son
isobaras sino isohipsas (unen
puntos de igual altura). Ls mapas
más habituales son los de 500 y
300 mb.
Puedes consultarlos en la
siguiente página web:
/modnum/hirlam.Html
16
salvo para uno, en el que su análisis nos perm
ite entender cuál es la situación atmosférica real.
A continuación presentamos diez situaci
ones sinópticas representativas de las
innumerables que se pueden dar.
1.
Situación anticiclónica con advección del Este y gota fría.
La frecuencia de esta configuración es
mayor en otoño y primavera.
En el mapa de superficie vemos un
anticiclón que se extiende desde Gran
Bretaña hasta el centro de Europa y que
influye en toda la península Ibérica, donde
la dirección de las isobaras nos presenta
una advección de aire mediterráneo (en
origen Tc) del este. En un principio
podríamos pensar que el tiempo será
estable y soleado, propio de las altas
presiones, con alguna nubosidad en el
Levante debido a la entrada de aire
húmedo. Pero, gracias a la información
que nos proporciona el mapa de 500 mb,
podemos apreciar cómo la realidad será
diferente. Sobre el Mediterráneo
occidental se ha formado en altura una
célula de bajas presiones (DANA) con una
masa de aire frío (-28ºC), que llamamos
gota fría. Ésta se ha desgajado de la
corriente en chorro (situada al nordeste de
las islas Británicas) y provocará gran
inestabilidad sobre el Levante, las
Baleares e incluso sobre el sudeste de La Manc
ha. Dado que la temperat
ura del Mediterráneo en
Marzo es notablemente inferior a la de finales
del verano, las precipitaciones, aunque localmente
intensas, no alcanzarán el nivel que tendrían si esta situación se hubiese dado a finales de
Septiembre.
En el archipiélago canario hay una cierta in
estabilidad que puede generar nubosidad en las
islas más orientales y en las fachadas de barlovento.
17
2.
Situación anticiclónica con advección del nordeste. “Ola de frío”.
Este tipo de tiempo es propio del
invierno y los meses adyacentes. La
disposición de un poten
te anticiclón sobre
Gran Bretaña y una depresión sobre Italia,
favorecen la entrada de aire (Pc) desde el
nordeste, que procedente del interior
continental es muy frío, lo que producirá
un descenso brusco de las temperaturas.
Esta situación puede llegar a ser calificada
de “ola de frío”, si las temperaturas son
muy bajas. Si se dieran precipitaciones,
éstas pueden ser de nieve en los sistemas
montañosos y áreas del interior.
La situación en Canarias es de tiempo despej
ado, sin ninguna incidencia particular.
3.
Situación anticiclónica con advección del Sur
Es propia del invierno, aunque
también puede darse en primavera y
otoño. En esta situación, la conjunción
de un fuerte anticiclón sobre
Alemania y una profunda depresión al
norte de las islas Azores, provoca la
advección desde el sur de aire tropical
marítimo y tropical continental sobre
la península Ibérica, que producirá un
notable aumento de las temperaturas,
sobre todo en la costa cantábrica,
debido al efecto foehn. La entrada de
aire húmedo por el oeste peninsular
puede provocar precipitaciones en el valle del Guadalquivir.
La llegada de un frente frío a las islas Canarias provocará precipitaciones sobre todo en las
islas occidentales.
18
4.
Situación ciclónica con advección del Oeste
Tiene lugar en invierno. Aunque
no es una situación muy frecuente,
puede llegar a prolongarse, con alguna
interrupción, durante varias semanas.
Los frentes separan masas de aire
polar marítimo (al norte) y tropical
marítimo (al sur), por lo que las
temperaturas ascenderán o
descenderán tras el paso de los
diferentes frentes.
Las precipitaciones serán
abundantes con el paso de los frentes,
alternándose el tiempo soleado con el cubierto y lluvioso.
La situación de Canarias es de buen tiempo.
5.
Situación ciclónica con advección del Noroeste
Salvo en los meses de Junio a
Septiembre esta situación se puede dar
a lo largo de todo el año. El anticiclón
atlántico se sitúa sobre las Azores
extendíéndose hacia el norte. Las
depresiones propias de las latitudes
medias bordean el anticiclón. Una de
ellas, con frentes asociados, está
centrada sobre las islas Británicas, e
introduce aire (Pm) del noroeste en la
península Ibérica. El frente frío que
barre España de noroeste a sudeste
separa las masas de aire polar marítimo (al norte del frente) de la tropical marítima (al sur del
frente). Con esta situación se generalizarán los chubascos por todo el territorio, siendo más
abundantes en el noroeste y los sistemas montañosos
y menos cuanto más al sudeste, debido a la
pérdida de humedad de la perturbación. Un
segundo frente frío está provocando precipitaciones
en el entorno del País Vasco.
En el archipiélago canario la influencia del an
ticiclón genera buen tiempo, pero en las islas
mayores, se puede producir nubosidad en las la
deras de barlovento por el efecto orográfico.
19
6.
Situación con advección del Norte
El invierno es la época del año en
la que se da este tipo de tiempo. La
posición al oeste de la península
Ibérica de un potente anticiclón junto
con una depresión al este, sobre el
golfo de Génova, conlleva la entrada
de aire procedente
del norte. Este aire,
de procedencia ártica marítima o polar
marítima, que ocasiona un importante
descenso de las temperaturas y
precipitaciones que pueden ser de
nieve. Esta situación se produce
cuando el chorro polar forma una ondulación que
permite la entrada de aire frío sobre la
península Ibérica. Esta ondulación aparece enmarcada por los frentes cálidos de ambas
depresiones y los frentes fríos que cruzan de
norte a sur España. Resumiendo, se produce un
descenso generalizado de las temperaturas, sie
ndo menor en el tercio occidental por la
influencia del anticiclón. El frente frío sitúa
do sobre la cornisa cantábrica provocará chubascos
que serán de nieve en las zonas más elevadas. En
la mitad oriental los vientos serán fuertes
aumentando la sensación de frío.
El tiempo en Canarias es similar a la situaci
ón anterior, salvando las diferencias térmicas de
la diferente época del año.
7.
Situación ciclónica con advección del sudoeste
El tiempo del sudoeste es más
habitual en las estaciones
equinocciales (primavera y verano).
Tiene lugar cuando el jet stream se
bifurca en dos ramales, uno al norte
(que en este caso presenta latitudes
polares) y otro al sur (cuyo actual
emplazamiento pasa al norte de las
islas Canarias), generando entre
ambos una depresión al sur y un
anticiclón al norte. La depresión
(borrasca fría aislada), con una
masa de aire frío, genera frentes que entran en
la península Ibérica por el sudoeste provocando
lluvias importantes en dicho cuadrante, que pue
den extenderse por el resto del territorio.
20
Este tipo de tiempo suele provocar inestabilidad
y precipitaciones en las islas Canarias,
sobre todo cuando el centro de la depresión se sitúa más al sur.
8.
Situación anticiclónica
Este tiempo es típicamente
veraniego. El anticiclón de las Azores
se extiende hacia Europa. Esta
disposición impide que las
perturbaciones del Frente Polar
alcancen la península Ibérica,
solamente la cornisa cantábrica puede
verse afectada por ellos. De esta
forma el tiempo será soleado y cálido
por acción del aire tropical marítimo y
tropical continental procedente del
continente africano, donde podemos apreciar una
baja de carácter térmico debido a las altas
temperaturas sobre el norte de África.
La disposición de las familias de borrascas nos
indica que la corriente en chorro presenta
una circulación marcadamente zonal, situándose las masas de aire frío (Pm) al norte de los
frentes, y al sur las cálidas(Tm).
En Canarias, de nuevo la situación es propicia para que se forme nubosidad orográfica en
las fachadas de barlovento de las islas con mayor altitud.
9.
Situación de baja térmica. “Ola de calor”.
Al igual que la anterior, esta
situación es propia del verano. El
anticiclón de las Azores se extiende
en forma de dorsal hasta la Bretaña,
con lo que bloquea el paso de la
familia de borrascas que se disponen
diagonalmente desde las Azores hasta
las costas de Noruega. Sobre la
península Ibérica y Canarias se está
produciendo la entrada de aire muy
cálido (Tc) desde el norte de África,
lo que produciría un ascenso
importante de las temperaturas, así como la presen
Cía de calima. El recalentamiento del suelo en
la submeseta sur ha provocado una depresión de car
ácter térmico, similar a la que está presente
sobre el continente africano.
21
En resumen, la situación es de “ola de calor
”, sobre todo en la mitad meridional. La
nubosidad que se produzca será de origen térm
ico (cúmulos y cumulonimbos) que pueden
generar tormentas en los sistemas montañosos.
10.
Situación de anticiclón térmico
Tiempo carácterístico del
invierno. Las bajas temperaturas del
suelo provocan estabilidad y aumento
de la presión en superficie. El
anticiclón aparece centrado sobre
Francia, extendíéndose sobre la
península Ibérica y el norte de África
(Argelia y Túnez). El tiempo previsto
será de bajas temperaturas con heladas
en el interior peninsular (meseta y
Ebro) y nieblas matinales, que podrán
prolongarse en zonas del valle del
Duero, cornisa cantábrica y Pirineos.
En las Canarias una baja presión provocará
inestabilidad y nubosidad en las islas más
orientales.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.