Jerarquía y funciones urbanas de las ciudades

Share Button

1.3. El área de influencia urbana


Las funciones desempeñadas hacia el exterior, convierten a las ciudades
en lugares centrales que abastecen de bienes y servicios a su área más o menos extensa, denominada área de influencia.
Ésta será mayor cuanto más diversas y especializadas sean las funciones urbanas; nacional, regional, subregional, comarcal o local. Por ejemplo; Madrid es el lugar central principal y su influencia se extiende por toda España. En la periferia se sitúan los núcleos que le siguen en influencia (Barcelona, Valencia, Sevilla, A Coruña y Bilbao). A una distancia intermedia se encuentran ciudades de rango medio (Zaragoza, Granada, Burgos) y después los núcleos de influencia menor.

1.4. La jerarquía urbana española


El tamaño demográfico, las funciones y la extensión del área de influencia dan lugar a una organización jerárquica del sistema de ciudades españolas. Así distinguimos las categorías siguientes:

– Metrópolis;

su población supera los 250.000 hab., desempeñan funciones más especializadas y diversificadas, relacionadas con el sector terciario de mayor nivel y con la industria. Su área de influencia es amplia. Se distinguen 3 tipos:
metrópolis nacionales (áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona con más de cuatro millones de habitantes, se encuentran relacionadas con otras metrópolis mundiales)
metrópolis regionales (son las áreas metropolitanas de Valencia, Sevilla, Bilbao, Málaga y Zaragoza, cuentan con una población de entre 1,5 millones y 500.000 habitantes) y las metrópolis subregionales (Valladolid, Pamplona, Palma de Mallorca, Oviedo, Murcia, con una población entre 500.000 y 250.000 habitantes).

– Ciudades medias;

la mayoría son capitales de provincia, con una población de entre 200.000 y 500.000 habitantes, con funciones terciarias menos especializadas y más diversificadas. Son puntos terminales de una densa red de autobuses que las comunica con los pueblos próximos.

– Ciudades pequeñas o villas;

con una población con menos de 50.000 habitantes, entre 10.000 y 50.000 (Ej.: Astorga, León). Sus funciones son escasas y poco especializadas, aunque pueden contar con algunos equipamientos (educación secundaria y profesional). Son nodos de transporte
para la comarca y su área de influencia es comarcal.
En conclusión, el sistema urbano peninsular es heredado de la etapa industrial, se caracteriza por la localización en el centro de la mayor aglomeración urbana del país Madrid, rodeada por ejes urbanos periféricos (atlántico-gallego, cantábrico, mediterráneo, valle del Ebro y andaluz) y por un interior poco urbanizado, sin ejes integrados. Desde 1980, el sistema urbano español está experimentando cambios, debido a la implantación del Estado autonómico, la integración en la Comunidad Europea y los cambios en la economía mundial, unidos al proceso de globalización mundial.


9.5: EL SISTEMA URBANO ESPAÑOL

Las ciudades españolas se relacionan con su entorno y con otras ciudades, constituyendo sistemas o redes urbanas (está formado por unos elementos o ciudades, y por las relaciones que se establecen entre ellas). Hasta la década de 1980, el sistema urbano español era el heredado de la época industrial. A partir de entonces, ha experimentado importantes cambios, todavía sin consolidar, debido a la implantación del estado autonómico, la integración en la Comunidad Europea y en el sistema económico mundial.

1. Carácterísticas del sistema urbano español


Las ciudades tienen unas carácterísticas (tamaño y funciones) a partir de las cuales ejercen su influencia (a nivel local, regional, nacional o mundial) y ocupan una posición jerárquica.

El tamaño de las ciudades:


se establece según la regla rango-tamaño. Esta otorga a cada ciudad un rango o número de orden. En España destacan:

– El mayor tamaño demográfico corresponde a quince aglomeraciones urbanas, que superan el medio millón de habitantes. De ellas, cuentan con más de tres millones el área metropolitana de Madrid (primer lugar en el sistema), y el área metropolitana de Barcelona (segunda aglomeración nacional), lo que configura un sistema bipolar. Después se sitúan cinco aglomeraciones que superan los 800.000 habitantes, (Valencia, Sevilla, Bilbao, Ciudad Astur y Málaga)
, y otras 8 con más de 500.000 (Zaragoza, Alicante-Elche, Cádiz, Murcia, Las Palmas, Granada, Vigo y Palma de Mallorca)
.
– Tras ellas hay un elevado número de ciudades entre los 400.000 y los 150.000 habitantes.
La distribución espacial de las aglomeraciones urbanas por su tamaño demográfico se caracteriza por dos rasgos principales; las grandes ciudades se disponen de forma semianular en la periferia rodeando un espacio interior poco urbanizado. El crecimiento de estas áreas metropolitanas ha contribuido a configurar ejes territoriales (eje mediterráneo, andaluz, del Ebro y Norte), las grandes metrópolis se concentran en el nordeste, dónde se localizan cinco de las siete aglomeraciones con más de 500.000 habitantes.

1.2. Las funciones urbanas de las ciudades españolas


Las funciones urbanas son las actividades socioeconómicas desempeñadas por las ciudades hacia el exterior. Según su función principal, las ciudades pueden ser primarias, secundarias o terciarias (aunque las grandes ciudades desempeñan varias funciones simultáneamente).

Ciudades primarias;

están especializadas en actividades del sector primario (agrociudades andaluzas, manchegas, murcianas, levantinas y mineras asturianas).

Ciudades secundarias (industriales); en unos casos están especializadas en la industria, como las primeras ciudades incorporadas a la Revolución Industrial (País Vasco, Cataluña, Asturias, Madrid). Ciudades con un gran auge de la construcción y turismo, (Barcelona, Málaga).

Ciudades terciarias;

están especializadas en servicios, que son hoy las actividades que mejor definen el rango y la influencia de una ciudad (servicios empresariales, financieros, comerciales, de transporte, administrativos, culturales, sanitarios, religiosos, turísticos, etc).

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *