Factores de localización industrial en España

Share Button

Localización industrial:


las actividades influyen en la organización del territorio y afecta a las desigualdades socioeconómicas entre regiones.  Los nuevos factores de industrialización: Las áreas tradicionales se desarrollan como consecuencias de factores proximidad a fuentes de energía y materias primeras de mano de obra abundante, una buena red de transportes terrestres y cercanía a las áreas portuarias, una demanda adecuada que asegurase un economías de escala. La reestructuración del sector industrial y económico, facilitó una división ha aumentado, por la tercera revolución industrial: las nuevas tecnologías han permitido, la segregación de las actividades industriales más cualificadas y, por otro, el trasvase actividades menos cualificados hacia empresas subcontratadas. Por eso en la actualidad son factores primordiales la innovación y a la información, así como la accesibilidad a las infraestructuras y redes de transporte. Estos nuevos factores de localización industrial provocan un aumento de la concentración industrial y urbana, de otra parte, la difusión de ciertos sectores industriales hacia la periferia peninsular. Hay una serie de factores que favorecen el proceso de difusión industrial como la saturación del espacio, el deterioro medioambiental, el encarecimiento del suelo urbano, la conflictividad laboral en las áreas industriales, nuevas tecnologías.. Las áreas industriales actuales: en la actualidad en España hay 5 áreas, áreas consolidadas: son las áreas metropolitanas, Barcelona, Madrid y sus áreas de influencia, la crisis ha logrado disminuir el dinamismo industrial y las ventajas de su centralidad y su situación geográfica les ha permitido ser las áreas donde mayor revitalización industrial se ha producido, en estas áreas se localizan parques empresariales o tecnológicos. El proceso de difusión espacial de la industria, fueron surgiendo diversos ejes de desarrollo industrial, aprovechando infraestructuras, recursos endógenos y servicios. Los dos ejes son el del Ebro y del Mediterráneo. La consolidación  y el desarrollo de estos ejes dinámicos se debe a su situación espacial: entre Madrid, El País Vasco y Cataluña, y entre Cataluña y Valencia y su excelente accesibilidad desde otros países. Además, cuentan con una red de autopistas y de ferrocarriles que conectan a los centros más importantes como Valencia, Alicante; Zaragoza o Pamplona. Existe el apoyo de una industria rural dispersa, como la agroalimentaria en el Ebro, Murcia y la textil y la valenciana o la del calzado y el juguete alicantinas. El eje mediterráneo está integrado por Cataluña la comunidad valenciana y la regíón de Murcia. La industria se caracteriza por la gran dispersión sectorial y geográfica, con un predominio y con relación con recursos endógenos (calzado, agroalimentaria) también concentraciones industriales en Valencia (siderurgia y automóviles) o Cartagena (refinería químicas). El eje del Ebro conecta Cataluña y el eje mediterráneo con el País Vasco, y se extiende por Aragón, Navarra y La Rioja. Áreas de industrialización tardía: se caracterizan por ser áreas industriales sin llegar a constituir verdaderos ejes dinámicos. Castilla-La mancha: su desarrollo industrial está derivado de la descongestión de Madrid, Toledo o al este y al sur, con en el caso del corredor del Henares (Guadalajara); Andalucía: se concentra en el litoral, como Málaga (textil, metalurgia y alimentación) Cádiz (astillero), Huelva (química) y Sevilla (alimentación y metalurgia). Málaga y Sevilla han invertido en las nuevas tecnologías y el I+D, parques tecnológicos; Castilla y León: la actividad industrial se localiza en León, Miranda de Ebro, a lo largo del eje Burgos –Palencia-Valladolid. Fuera de estos puntos núcleo aislados con importancia en la industria agroalimentaria con Aranda de Duero. El origen industrial es de los años 60 de dos factorías de Renault en Valladolid y en Palencia que en la actualidad incluyen instalación de auxiliares de automoción. Áreas industriales en declive: Se localizan en el País Vasco, Cantábrica, Asturias y áreas litorales de Galicia, la industria está en retroceso porque con la siderurgia pesada, la minería o transformados metálicos, la industria de la construcción naval, madera y derivados de la pesca. La especialización en los sectores llamados mauras hay una serie de factores que han impedido su recuperación: LA reconversión industrial produjo en estas áreas un proceso de desindustrialización, no se palió con la ZUR; predominio de las grandes empresas que son más flexibles; la actividad industrial pesada concentrada en diversas áreas que favorecíó el deterioro medioambiental y un crecimiento urbano muy desordenado; infraestructuras obsoletas y la falta de inversión. En los últimos años muestras revitalización en el País Vasco, Asturias y Galicia. Castilla y León y la Mancha, Galicia, Extremadura, baleares y Canarias se especializaron en el sector turístico y de servicios. El resto se caracteriza por base agraria base competitiva, sectores industriales tradicionales.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *