Exámenes placas tectonicas

Share Button
 Las placas tectónicas explican las carácterísticas y el movimiento de la superficie de la Tierra en el presente y el pasado.
 El concepto de placa tectónica se formuló en la década de 1960. La teoría de las placas tectónicas se basa en una amplia síntesis de datos geológicos y geofísicos, y hoy en día Ahora está casi universalmente aceptada, y su adopción representa una verdadera revolución científica.
 Esta teoría es muy simple y dice que la capa de la superficie de la Tierra, desde los 50 a los 100 km de espesor, es rígida y se compone de un conjunto de placas grandes y pequeñas en contínuo movimiento.
Su moviento es demasiado lento para darnos cuenta, sin embargo, debido a que sólo se mueve entre de 1 a 6 pulgadas por año (centímetros), se tarda millones de años para que este movimiento sea significativo.
 La mayor parte de la Tierra está cubierta por siete grandes placas y otras ocho o más placas de menor importancia. Los siete grandes placas incluyen la Placa Sudamericana, Placa Norteamericana, Placa Euroasiática, Placa Indoaustraliana, Placa Africana, Placa Antártica y la Placa Pacífica . Algunos de los placas menores incluyen la árabe, la del Caribe, la Nazca, y las placas de Escocia.
 Pero entremos en materia y expliquemos todo esto mucho mejor.
 Conocimientos Previos Necesarios
 En primer lugar, diremos que la parte rocosa de la tierra es la llamada Geosfera. Ojo hemos dicho rocosa, no sólida, la geosfera tiene partes que no están en estado sólido pero son rocas. Se extiende desde la superficie terrestre hasta el interior del a tierra.
 La geosfera se divide a su vez en 3 capas diferentes, según a la profundidad a la que se encuentre, la corteza, el manto y el núcleo. Para el estudio de las placas tectónicas nos interesan solo 2, la corteza y el manto, más concretamente, la corteza y el manto superior.


¿Qué son las Placas Tectónicas?

 Las placas tectónicas o placas litosféricas son planchas rígidas de roca sólida flotando sobre una capa semifluida (astenosfera)
. La litosfera o el conjunto de placas que forman la litosfera flotando sobre la astenosfera, son las placas tectónicas. Cada placa de la litosfera que flota sobre la astenosfera es una placa tectónica diferente.  Ya sabemos que las placas tectonicas, al estar sobre la astenosfera se mueven, se mueven a una velocidad de unos 2,5Km anuales (parecido a la velocidad a la que nos crecen las uñas).
Pero el movimiento de todas las placas tectonicas no es en la misma dirección, y esto provoca que choquen y rocen unas contra otras, llegando el choque, a veces, hasta la superficie de la tierra en forma de terremotos, formación de montañas e incluso tsunamis si son choques entre placas oceánicas.
 Todos estos fenómenos se producen con  mucha más intensidad en los bordes de las placas tectónicas.
 El movimiento de las placas lo estudia la llamada Tectónica de Placas, el problema es que este movimiento muchas veces es impredecible. Pero algo sabemos y es como se pueden mover.

 Tipos de Movimientos de las Placas Tectonicas

 Los movimientos de las placas tectónicas a su vez determinan el Tipo de Placas Tectónicas.
 – Movimiento Divergente: Es cuando dos placas se separan y producen lo que se llama una falla (agujero en la tierra) o una cadena montañosa submarina.
 – Movimiento Convergente: Es cuando dos placas se juntan, la placa más delgada se hunde sobre la más gruesa. Esto produce las cadenas montañosas.
 – Movimiento deslizante o Transformantes: Las dos placas se deslizan o resbalan en direcciones contrarias. También provocan fallas


Según el modelo dinamic la Tierra está subdividida en las siguientes capas:


Litosfera


. Es la parte más superficial que se comporta de manera elástica. Tiene un espesor de 250 km y abarca la corteza y la porción superior del manto.

Astenosfera


. Es la porción del manto que se comporta de manera fluida. En esta capa las ondas sísmicas disminuyen su velocidad.

Mesosfera


. También llamada manto inferior. Comienza a los 700 km de profundidad, donde los minerales se vuelven más densos sin cambiar su composición química. Está formada por rocas calientes y sólidas, pero con cierta plasticidad.

Capa D


. Se trata de una zona de transición entre la mesosfera y la endosfera.
Aquí las rocas pueden calentarse mucho y subir a la litosfera, pudiendo desembocar en un
volcán
.

Endosfera


. Corresponde al núcleo del modelo geoestático. Formada por una capa externa muy fundida donde se producen corrientes o flujos y otra interna, sólida y muy densa.


La erosión es el desgaste de suelos y rocas que producen distintos procesos en la superficie de la Tierra.[1]​ La erosión implica movimiento, transporte del material, en contraste con la alteración y disgregación de las rocas, fenómeno conocido como meteorización y es uno de los principales factores del ciclo geográfico. Entre los agentes erosivos están la circulación de agua o hielo, el viento, o los cambios térmicos.[2][3]​ La erosión produce el relieve de los valles, gargantas, cañones, cavernas y mesas, y puede ser incrementada por actividades humanas Uno de los principales factores que determina la velocidad de los procesos de erosión es el relieve. Los procesos fluviales o gravitatorios actúan generalmente en presencia de una cierta pendiente topográfica. El material erosionado puede consistir en: Roca madre (basamento o sustrato): roca no alterada, en la forma en que se formó por procesos geológicos. Puede tratarse de cualquier tipo de roca (ígneas, metamórficas o sedimentarias). Fragmentos de rocas producto de la meteorización mecánica (termoclastia, gelifracción, etc.) o formados por abrasión mecánica de la roca madre debida a la acción del viento, aguas o glaciares. Suelos, en especial aquellos que han sido despojados de su cubierta vegetal por tala, sobrepastoreo o incendio. Los agentes son más eficaces dependiendo del tipo de suelo, de la cubierta vegetal (hierbas, árboles, rocas, etc.), la cantidad de agua que circule, el viento o las variaciones térmicas. Actividades humanas como la agricultura eliminan la capa protectora de vegetación, produciendo una erosión más acelerada. En los cambios de vegetación (como el paso de vegetación nativa a los cultivos) producen un aumento de la erosión produciendo que el suelo pierda sus nutrientes y sea infértil. También depende el tipo de vegetación que se encuentre en el lugar, por ejemplo, una zona sin cobertura vegetal está más expuesta a la erosión. Además, las hojas juegan un papel importante en la erosión, por ejemplo, un arbusto grande con hojas abundantes protege más el suelo de la caída de las gotas. Las gotas al caer sobre una hoja pierden velocidad y se dispersan en forma de gotas más pequeñas, por el contrario, al caer directamente al suelo, las gotas erosionan el suelo por su acción mecánica.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.