Evolucion del numero de visitantes y de los ingresos por turismo 1955-2007

Share Button

Gráfico lineal: evolución del número de visitantes y de los ingresos por turismo 1955-2012

Estamos ante un gráfico lineal con dos indicadores: ingresos por visitantes e ingresos por turismo, desde el año 1955 hasta el 2012, en millones (de visitantes y de euros).

Lectura de los gráficos:

Los dos gráficos tienen una evolución paralela, pero comentaremos cada uno por separado.

A) Ingresos por turismo desde 1955-2012

De 1955 a 1973 los ingresos por turismo pasan de 42 millones de euros a 1129 millones de euros. En el año 1973 se produce una crisis económica como consecuencia de la subida del barril de petróleo por parte de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), por ello, la economía europea se resiente y se reduce el número de turistas, consecuentemente disminuyen los ingresos por turismo, bajan en 1974 a 1104 millones de euros.  La recuperación es rápida y así un año después en 1975 los ingresos vuelven a subir a 1201 millones de euros. Los ingresos por turismo ascienden hasta 1989 (11.565 millones de euros), vuelven a bajar en 1990 (recesión económica) a 52,04, pero ya no paran de subir llegándose en el 2008 a 97.6  millones de euros. La crisis económica actual comienza en el 2008 por lo cual se bajan los ingresos a 91,8, tras una suave remontada, llegamos en el 2012 a 98,1 millones de euros.

B) Números de visitantes desde 1955-2012

Al igual que los ingresos el número de visitantes aumenta en la década de los 50 y 60 de manera considerable; se ha pasado de un millón y medio en 1955 a 34,5 millones en 1973. La crisis del petróleo afecta al número de turistas que viajan a nuestro país y se produce un descenso, en 1975 entran 30,12 millones de turistas. A partir de aquí comienza un ascenso  y en 1989 se llega a la cifra de 54,05 millones, en 1990 desciende a 52,04 debido a la recesión económica de esos años. Desde 1990 el crecimiento ha sido imparable, a pesar de que el atentado terrorista en Madrid, 2004, hizo pensar que bajaría. Al igual que pasa con los ingresos, la crisis económica actual se inició en el 2008 y eso hizo que bajara el número de turistas a 38,1 millones. Así llegamos al 2012 con 99,8 millones de visitantes en el 2011; en el 2012 bajaría a 99,1.

Comentario:

España es una potencia turística tanto por su aportación al PIB, como por el número de visitantes, estando en el 2013 en el tercer  puesto mundial después de EEUU y de Francia. Los ingresos contribuyen a compensar nuestro déficit en la balanza comercial española.

El desarrollo económico de Europa occidental y septentrional tras la Segunda Guerra Mundial incrementó la clase media y permitió a los trabajadores disfrutar de tiempo libre y de dinero para el ocio. Para ello, resultaron esenciales la reducción de la jornada laboral, la generalización de las vacaciones pagadas y la incorporación de la mujer al mercado laboral. El progreso del transporte facilitó el traslado: se abarató el avión, mejoraron la red ferroviario y la de carreteras, y se generalizó el uso del automóvil.

Los factores internos que favorecieron el auge del turismo fueron:

La proximidad geográfica de España a la clientela europea.

Los excedentes recursos naturales: monumentos, tradiciones, folclore, gastronomía.

La existencia de infraestructuras y servicios aunque existían eran deficitarios y España tuvo que hacer un gran esfuerzo en los años 50 para ampliar, su casi inexistente, red hotelera y su precaria red de transportes; se vio en el turismo el medio de financiar la industrialización y de equilibrar el déficit comercial.

En los 60 se construyeron de manera masiva hoteles y apartamentos en las zonas turísticas, muchos empresarios se enriquecieron, pues la mano de obra barata tanto en la construcción como en la hostelería, más las ayudas públicas, hizo crecer el sector y atraer a capitales extranjeros. Era un turismo de masas de nivel medio, cuyo destino principal eran las áreas de sol y playa de los dos archipiélagos y del litoral mediterráneo español

 En los 70 España se consolidó como uno de los principales destinos turísticos europeos.

Entre 1973 y 1975, el turismo español pasó por un momento de crisis se observa una crisis en el sector pero como ya hemos dicho fue parte de la crisis general por la subida de los precios del petróleo. También se observa problemas internos del sector como la subida en los precios y en los salarios, sin un incremento de la calidad ni una diversificación de los servicios. También empezaban otras zonas a competir con España, como el norte de África o el Caribe.

Tras la entrada de España en la CEE (1986) y la recuperación de la crisis, aumenta  los ingresos por turista y  también el número de visitantes; excepto durante un breve periodo a principios de la década de 1990, motivado por la recesión económica de estos años. No solo ha crecido la cantidad de turistas europeos sino también el turismo  nacional. Se inicia un nuevo modelo turístico basado en la calidad (de los servicios y de las infraestructuras), en la sostenibilidad (equilibrio entre desarrollo turístico y conservación medioambiental), en la diversificación de la oferta, que debe explotar la variedad de recursos naturales y culturales de España para ofrecer otras modalidades turísticas además de sol y playa.

El gobierno central y autonómico deben promocionar el turismo con el fin de crear una nueva imagen para España como destino de calidad turístico.

Esta reconversión turística todavía no ha terminado, por lo que, en la actualidad, sigue predominando el modelo masivo de sol y playa.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *