Como afecto el plegamiento alpino al zócalo meseteño

Share Button

MESETA Y  REBORDES MONTAÑOSOS


Constituye  el núcleo primitivo y la pieza fundamental del solar ibérico.  Se halla dividida en dos mitades por el Sistema Central. Al Norte queda la submeseta septentrional, cuya altitud media supera los 700 metros, y que alberga la  cuenca del Duero. Al Sur se extiende la submeseta meridional, de altitud más moderada  (sobre 600 m). Presenta materiales paleozoicos, hercinianos, que fueron reducidos a penillanura en el mesozoico por efectos de la erosión  y que fue afectada por el alpino que:

La fractura e individualiza  en bloques, algunos de los cuales se elevaron y otros se hundieron.(Se elevan las cordilleras y se hunden las depresiones)

La pliega por los bordes exteriores.

La bascula hacia el Océano Atlántico reestructurando la red hidrográfica, que antes llevaba dirección al Mediterráneo y ahora lo hará al Atlántico.

Las unidades interiores


El resultado final de la evolución orogénica, las cuales se concretaron en forma de cordilleras (Sistema Central y Montes de Toledo) o en forma de depresiones (cuenca del Duero y La Mancha).


El Sistema Central


 Esta formado por un rosario de sierras que se extiende a lo largo de 400 Km.  Destacan las sierras, Guadarrama, Gredos. Las sierras se corresponden con bloques fragmentados del zócalo meseteño en un sistema de Horst (bloques elevados)  y graben (bloques hundidos originados  por el plegamiento alpino. Las rocas constituyentes son de la Era Primaria, paleozoicas, y entre ellas abundan los granitos, las pizarras y materiales mesozoicos en la oriental (cuarcitas, pizarras duras). La diversidad de formas se corresponde con el modelado producido por el glaciarismo en aquellas sierras de más de 1.500m, que han dado lugar a circos, lagunas, tierras pantanosas y  dando lugar a relieves tan espectaculares como la Peña de Gredos… Presenta recursos mineros escasos en: granito, pizarra, algo de plata y estaño.

Montes de Toledo


  Tienen  menor  entidad como cordillera pues su altura máxima es de 1.600m. Su formación es similar a la del Sistema Central, ( materiales paleozoicos, hercinianos, afectados por el alpino) aunque su complejidad geológica es mayor. Sus cumbres no sobrepasan los 1600 metros, destacando Guadalupe. Abundan  las pizarras y cuarcitas, duras y muy resistentes a la erosión. Presenta un relieve apalachense.

La Cordillera Cantábrica


Constituye el borde septentrional de la Mesta y se extiende desde Galicia hasta el País Vasco a lo largo de 480 Km de cumbres alineadas paralelamente al mar Cantábrico. Algunas de estas cumbres 2.600 Km por el Oeste, E. 1.500Km. Efecto sobre los ríos y el clima pues  forma una muralla que dificulta la comunicación entre la costa y las tierras del interior, dificultando el acceso de las masas de aire húmedo al interior de la Península que marca la división entre la España húmeda y la seca. Distinguíéndose:
El sector occidental, surgíó durante la orogénesis herciniana. Formado por materiales paleozoicos (cuarcitas, pizarras) y otros del periodo Carbónífero. Elevado de forma gradual hacia el este, el sector culmina con los Picos de Europa, presenta calizas del Carbónífero por lo que existe relieve kárstico El sector central de la cordillera, que se extiende sobre Cantabria. Está formado por materiales de la Era Secundaria plegados durante la orogenia alpina. Se trata de los sedimentos que había en profundidades marinas. Son  calizas  mesozoicas y dan lugar a formas de relieve más suaves y de menor complejidad que las asturianas, aunque también presenta cimas que sobrepasan los 2000 metros de altitud. Ej. Híjar, Peña Labra, Peña Prieta…
Los Montes Vascos, que se extienden entre la cornisa cantábrica y los Pirineos. Son materiales mesozoicos plegados en el alpino.


El Sistema Ibérico


El borde oriental de la Mesta está ocupado por el Sistema Ibérico. Entre los rasgos más sobresalientes de esta cordillera destaca el ser el único sistema montañoso español de importancia que se orienta de noroeste a sureste. Se extiende desde las estribaciones meridionales de la Cordillera Cantábrica  hasta el mar Mediterráneo, cerrando por el este la cuenca del Duero y la llanura manchega. Su origen guarda relación con la primitiva inclinación de la Meseta hacia el este, lo cual permitíó la acumulación de gran cantidad de sedimentos en esta dirección;  En su trayectoria se distinguen dos partes:
La parte septentrional cuenta con importantes sierras ( Urbión, Moncayo), que suman a su importancia orográfica, su condición de núcleo dispersor de aguas hacia las cuencas hidrográficas del Duero y del Ebro. Está formada esta parte por materiales paleozoicos y sedimentarios pues son parte de los materiales depositados en el mar. El glaciarismo los afectó dando lugar a circos y lagos, como la Laguna Negra.
El sector meridional es más ancho y de contorno y alineación menos precisos; dos ramas separadas por el curso del río Jiloca: una interior , con sierras como Albarracín, donde las calizas marinas ha dado lugar a relieve kárstico: dolinas, hoces…. Y otra exterior, con sierras como Gúdar… (Ambos sectores se hallan separados x Depresión Longitudinal Ibérica , fosa tectónica rellena.)

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.