Bosque perennifolio

Share Button

PAISAJE VEGETAL DEL CLIMA MEDITERRÁNEO

El paisaje vegetal mediterráneo se corresponde con la regíón floral mediterránea. Tiene como formaciones vegetales carácterísticas el bosque perennifolio y el matorral (la maquia, la garriga y la estepa)
.
Estas formaciones se han adaptado a la sequía estival mediante diversos sistemas: desarrollo de raíces muy extendidas en superficie o profundidad para captar el agua, y hojas perennes y esclerófilas que tienen hojas duras para adaptarse a la sequía, con variados sistemas para disminuir la transpiración ( resina, ceras y goma).

# EL BOSQUE PERENNIFOLIO#

Esta formado por árboles de mediana altura, con troncos no rectilíneos, de corteza gruesa y rugosa, cuyas ramas crean copas globulares y amplias, que proyectan sombra sobre el suelo para mitigar la insolación y la evaporación. Las especies más carácterísticas son la encina y el alcornoque. Posee un rico sotobosque de piorno serrano y retama, ya que sus árboles se sitúan algo apartados unos de otros y la luz penetra de este modo con facilidad.

La encina, es el árbol más carácterístico y extendido del clima mediterráneo. Es resistente a la sequía y se adapta a todo tipo de suelos. Su madera, muy dura y resistente, se emplea para fabricar utensilios, y su fruto la bellota para alimentar al ganado. Los bosques de encina se extienden por Sierra Morena, Extremadura y la sierra de Guadarrama.

El alcornoque, necesita inviernos suaves, cierta humedad y suelos silíceos, por lo que se extiende por Andalucía, Cataluña (NE) y Castellón. Su madera, muy dura, se aprovecha para la realización de toneles y barcos, y su corteza para la obtención del corcho.

La encina y el alcorque son un tipo de vegetación potencial o clímax



El pino, es una formación de vegetación secundaria que se adapta a condiciones extremas de frío, calor, humedad y aridez, así como a suelos diversos. Se ha extendido por amplias zonas como resultado de la intervención humana, por su mayor rapidez de crecimiento y por el aprovechamiento económico de su resina y de su madera para la pasta de papel.
El bosque perennifolio ha visto disminuida su extensión y por ello actualmente para mantenerlo se crean las dehesas, que consiste en aclarar el bosque de encina y alcornoque y combinar el aprovechamiento de su fruto, de su leña t de su madera, así como la protección que ejercen los árboles sobre el suelo, con la agricultura y el pastoreo.

#EL MATORRAL#

El matorral mediterráneo no es una vegetación clímax o potencial, ya que es fruto de la degradación del bosque por el ser humano. Presenta tres tipos carácterísticos:

La maquia, es una formación arbustiva densa, de más de dos metros de altura. Está integrada por matorrales esclerófilos como la jara, el brezo, el lentisco, y la retama.

La Garriga, está formada por arbustos y matorrales de poca altura, que dejan zonas sin cubrir, donde aparece la roca. Las especies más carácterísticas son el tomillo, el romero y el espliego.

La estepa, se encuentra en la zona semiárida del sureste peninsular, donde la sequía impide el crecimiento de los árboles y en zonas donde la Garriga ha sido degradada por el hombre.
Entre sus especies destacan el palmito, el tomillo, el espárrago y el espartal.

PAISAJE VEGETAL DE RIBERA

En el transcurso de los ríos el suelo se impregna de humedad, de modo que este espacio queda al margen del carácter seco que pueda tener el clima del entorno. La presencia constante de agua hace que solo puedan vivir allí ciertas especies, que se disponen en franjas paralelas al río.
Los bosques de la ribera están formados por especies como el aliso, el sauce, el chopo y el álamo, éstas van de mayor a menor humedad. Los matorrales más abundantes son la madreselva. La vegetación de ribera ha ido disminuyendo por la acción antrópica debido a la construcción de embalses y canales.

EL PAISAJE VEGETAL DE MONTAÑA

En la montaña, la vegetación se dispone en pisos que tienen formaciones vegetales distintas en función de la altura. De acuerdo con ello, puede distinguirse entre la montaña alpina y el resto de las montañas peninsulares. A) La montaña alpina o pirenaica está representada por los Pirineos. En su base aparecen encinas o robles, y pueden distinguirse tres pisos
– El piso subalpino?Entre los 1200 y 2400 metros. Reúne abetos y pinos en el bosque de coníferas
– El piso alpino?Entre los 2400 y 3000 metros. Abundan las plantas rupícolas, es decir aquellas adaptadas a vivir en las rocas
– El piso nival?Más de 3000 metros. En este piso aparecen sobre las rocas musgo y líquenes.
b) El resto de las montañas peninsulares, carecen del piso subalpino de coníferas. En ellas se pasa directamente del bosque carácterístico de la zona al piso supraforestal, formado por matorrales.

EL PAISAJE VEGETAL DE Canarias

La vegetación de Canarias tiene una riqueza extraordinaria


Su origen es principalmente mediterráneo, pero cuenta con influencias africanas y del Atlántico Sur. Además, por su situación insular, desempeñan un gran papel los endemismos (formaciones vegetales propias y exclusivas) y las reliquias (vegetación que ocupó grandes extensiones en otras épocas).
Su originalidad se basa en el relieve que se sucede en pisos:
– El piso basal, desde el nivel del mar hasta los 500 metros, está marcado por la aridez, por ello no hay vegetación
– El piso intermedio, entre los 200 y los 800 metros, condicionado por el descenso térmico y la humedad, en el crecen palmeras
– El piso termocanario, entre los 800 y los 1200 metros. La vegetación se adapta a las condiciones climáticas, ésta está constituida por el bosque de laurisilva muy denso y por el
Fayal-brezal – El piso canario, entre los 1200 y los 1800 metros. Está dominado por el cedro canario
– El piso supracanario, por encima de los 2200 metros. Se caracteriza por su aridez que da lugar a matillas dispersas.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.