Temperatura media clima Mediterráneo

Share Button

Aridez:


Condición climática que se da de forma estructural por la falta de precipitaciones en relación a unas temperaturas elevadas, que provocan una evaporación máxima. Afecta las áreas donde el clima se caracteriza por precipitaciones escasas o nulas. La insuficiencia de agua causa problemas graves como por ejemplo la desaparición de los cultivos. Las áreas de aridez más extremas se encuentran en el SE de la pen. Almería y en las Islas Canarias orientales. 

Sequía:

Fenómeno producido por la falta de precipitaciones durante un periodo determinado de tiempo. Por las condiciones climáticas de gran parte del territorio español estas se repiten con cierta regularidad. Se habla de sequía estival sobre todo, cuando las lluvias son escasas entre Junio y Septiembre. La zona más afectada es el sur y sudeste peninsular y archipiélago balear y canario.

Acuífero:

Formación geológica en la cual se almacena y circula el agua subterránea proveniente de las infiltraciones a través de los suelos calcáreos y permeables. Esta agua se acumula cuando se encuentra un estrato impermeable. En la península hay casi mil acuíferos que representan un recurso hídrico de primer orden que pueden padecer ciertas agresiones como la sobreexplotación, la contaminación o la salinización. Las Islas Baleares son un claro ejemplo de la importancia de las aguas subterráneas y de cómo puede afectar la sobreexplotación. 

Torrente

Curso de agua temporal, de régimen irregular, carácterístico de pendientes pronunciadas y de las vertientes de la montaña, que bajan en función de la precipitaciones ocasionales y abundantes. Son los cursos carácterísticos del litoral Mediterráneo. El mal estado de algunos cauces causa el desbordamiento e inundaciones. Ejemplos de torrentes en Mallorca son: Sa Riera, San Jordi.

Endorreísmo:

Fenómeno por el cual la red hidrográfica de una regíón no desemboca en el nivel oceánico. Las aguas superficiales desguazan a los sectores más deprimidos y forman lagunas o estanques de extensión variable. Este fenómeno se explica sobre todo por la ardideza climática, pero también por el relieve y la naturaleza del terreno. Un ejemplo puede ser los humedales de las Tablas de Daimiel.

Clima de montaña:

La existencia de relieves considerables obliga a diferenciar aquellas zonas donde los elementos del clima se ven fuertemente modificados por la altura. Así, se considera clima de montaña aquel que se encuentra a más de 1000 m. Presenta temperaturas medias inferiores a 0º durante el invierno y frescas durante el verano. Las precipitaciones son elevadas y a menudo en forma de nieve. Las cumbres pirenaicas y de la cordillera Cantàbrica son ejemplos del clima de alta montaña.

Clima subtropical:

Se localiza en las islas Canarias y está relacionado con la proximidad a la zona tropical. Las precipitaciones son muy escasas e irregulares, alrededor de 250 mm. Las temperaturas medias mensuales varían entre los 19º y 21º y la amplitud térmica es muy baja.

Clima mediterráneo:

Es el clima que ocupa la parte más extensa de España; el interior peninsular, el litoral mediterráneo y suratlántico, el archipiélago balear, Ceuta y Melilla. Las precipitaciones anuales son moderadas e irregulares, varían entre el 400 y 500 mm. Existen 3 variantes: marítimo (inviernos suaves y veranos cálidos), continentalizado o de interior (inviernos fríos) y subdesértico (veranos muy cálidos y escasas precipitaciones).

Estiaje

Momento en el que el cauce del río está más bajo y que suele coincidir con la sequía estival que afecta a la mayoría del territorio español. El caudal puede llegar a desaparecer en verano sobre todo en los ríos más irregulares del litoral mediterràneo.


Clima oceánico


Se localiza en el norte de la península, toda la fachada cantábrica, desde Galicia hasta el País Vasco. Las precipitaciones son abundantes, superan los 800 mm. La distribución de las lluvias a lo largo del año es bastante regular, los veranos son frescos y los inviernos suaves y la amplitud térmica es baja debido a la acción moderadora del mar aunque aumenta hacia el interior.

Recursos hídricos:

Cantidad total de agua con que cuenta un territorio y que se encuentra organizada a partir de las cuencas hidrográficas. Cada cuenca constituye una unidad donde se conectan los recursos superficiales (lagos, ríos) con los subterráneos (acuíferos). La desigual distribución de los recursos hídricos divide el territorio en la España húmeda y la España seca.

Trasvases entre cuencas:

Transferencia de recursos hídricos entre una cuenca hidrográfica excedentaria y otra deficitaria a causa de la distribución desigual de recursos. Se trata de obras de ingeniería que suponen un elevado gasto económico y un considerable impacto ambiental a la zona afectada. Su realización está siempre rodeada de polémicas territoriales e incluso políticas. El trasvase más conocido es el del Tajo-Segura con ramas hacia el río Xúquer en Almería.  

Vertiente hidrográfica:

Conjunto formado por todas las cuencas hidrográficas las aguas de las cuáles desembocan en el mismo mar. La Península tiene tres vertientes muy diferentes en extensión y en cursos fluviales;  la atlántica (representa el 65% del territorio), la mediterránea (30% del territorio) y la cantábrica de menor extensión. Las carácterísticas de sus cursos fluviales varían dependiendo del clima, el relieve y los suelos de las áreas que atraviesan.

Albufera

Laguna cercana a la costa donde el agua es de carácter salobre y la presencia de sedimentos puede haber facilitado el cierre permanente o temporal del canal de comunicación con el mar. Por su vegetación y fauna representan reservas ecológicas que suelen estar protegidas. Las albuferas más destacadas son la de Valencia y la de Muro en Mallorca. Régimen fluvial:
Variación estacional del caudal de un río, que depende de la distribución de las precipitaciones y del tipo de precipitaciones. Hay tres tipos básicos de régimen: el pluvial (aportaciones de la lluvia), el nival (aportaciones del deshielo) y el mixto (combinación de las dos anteriores).

Crecida/Avenida:

Momento en el que el caudal del río está más alto y puede coincidir con la época de máximas precipitaciones o con el deshielo primaveral. El nivel del agua puede desbordar el cauce  y provocar consecuencias inundaciones catastróficas en San Llorenç, Mallorca (2018 ).

Salinización de acuíferos:

Situación que se produce por la intrusión de agua marina para mantener el nivel natural freático modificado por la sobreexplotación. Este proceso afecta a los acuíferos litorales de Baleares, Andalucía, Cataluña, etc que son también zonas de mucha actividad turística que provocan un elevado consumo de agua.

Desertificación:

Es un proceso evolutivo natural de una regíón hacia unas condiciones morfológicas, climáticas y medioambientales que se conocen con el nombre de desierto por su aridez. Además de las causas naturales influyen las causas antrópicas (sobreexplotación del suelo y de los acuíferos). Las zonas donde este proceso se intensifica están en el archipiélago canario y el S.E. De la pen. 
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.