El turismo en España geografía

Share Button

El turismo nacional, también ha crecido de forma rápida con la elevación del nivel de vida, el aumento del tiempo libre, el adelanto de la edad de jubilación o la mejora del transporte. Las regiones de destino del turismo nacional son sol y playa se han desarrollado otras modalidades: turismo de montaña, rural, cultural o de negocios. Los ciudadanos de Madrid y Cataluña realizaron más de un tercio de todos los viajes turísticos dentro de España, mientras Andalucía, Cataluña, Castilla y León y la Comunidad Valenciana son las principales regiones receptoras.

El turismo es una actividad económica muy importante en España, pues genera de forma directa 2,5 millones de empleos, además de muchos otros puestos de trabajo indirectos en actividades. Pero la mayoría de zonas turísticas concentran su actividad en un corto periodo del año, por lo que la estacionalidad de la ocupación hotelera y la inestabilidad del empleo son dos problemas derivados.

La distribución del turismo en España muestra grandes diferencias entre regiones. El tamaño muestra la importancia de todas las provincias del litoral mediterráneo y de los dos archipiélagos, junto a Madrid, mientras las provincias del litoral atlántico y las pirenaicas están en posición intermedia, frente al bajo índice de la mayoría de provincias interiores. No obstante, la evolución de los últimos años muestra el aumento de visitantes en sus ciudades históricas y a los nuevos factores de desarrollo del turismo rural. A su vez, la distribución regional de los empleados de hostelería, o la de equipamientos pensados para el turista como son los parques de ocio.

    la distribución del turistas extranjeros está muy concentrada en las playas (Baleares, Canarias, litoral de Cataluña, Valencia y Andalucía) y en algunas ciudades (Barcelona, Madrid, Granada, Sevilla, Salamanca…). De los 55 millones de pasajeros llegados a aeropuertos españoles, un tercio lo hizo ya en compañías de bajo como Ryanair, Vueling.

Un último aspecto es la publicidad del turismo intenta atraer clientes destacando algunos atractivos de cada territorio y ocultando posibles problemas existentes. En unos casos se destaca el clima o la calidad de sus playas; en otros, la belleza de los paisajes; en algunos, su patrimonio cultural heredado; a veces, las infraestructuras construidas para el ocio y el deporte, como campos de golf o puertos deportivos, etc.

El modelo turístico de «sol y playa» lleva consigo dos consecuencias:
1.   La concentración en el tiempo.  El modelo lleva consigo que la mayoría de los viajes se realice en verano. Esto hace que la oferta turística tenga que atender una avalancha de turistas en verano, mientras que el resto del año está infrautilizada, lo que supone problemas de rentabilidad.

2

La concentración en el territorio: la oferta turística y los destinos turísticos preferidos  se concentran a lo   largo de una estrecha franja del litoral mediterráneo y en los archipiélagos. Da lugar a una enorme presión sobre la zona, que tiene que recibir, alojar, dar de comer y entretener a millones de personas en muy poco tiempo, mientras el resto del territorio tiene una presión muchísimo menor.


1 Repercusiones demográficas


–  En las áreas litorales

  • La fuerte demanda de servicios turísticos genera empleos, que en muchos casos son ocupados por inmigrantes extranjeros y españoles.
  • La oferta turística y las política mejora sobre el desarrollo de las actividades del sector de la   construcción que genera empleos que también son ocupados en gran parte por población inmigrante.

– La residencia durante unos días (en los meses de verano) de los turistas añade población a la de los residentes habituales, modificando la cantidad de habitantes. En ciertas áreas rurales y de montaña y en algunas ciudades históricas en declive, el turismo ha  frenado el despoblamiento y ha estimulado la revitalización de la artesanía y de las tradiciones y ha colaborado a la rehabilitación del patrimonio edificado.

2.  Repercusiones económicas

  • El turismo crea empleo, dado que muchas tareas no pueden mecanizarse y requieren mano de obra abundante y poco cualificada, que es la más afectada por el paro.
  • Ejerce un efecto multiplicador sobre otras actividades económicas que se ven estimuladas por la demanda turística: agricultura, industria, construcción,  transporte, y comercio.
  • Aporta riqueza al país por lo que constituye  uno de los pilares básicos de la prosperidad económica española.
  • Compensa la balanza comercial, frenando el endeudamiento externo

 3

.  Repercusiones políticas, culturales y sociológicas.

  •  El turismo fomenta el acercamiento entre los pueblos y el contacto entre culturas, favoreciendo el entendimiento político entre los estados. Además promueve la integración social de los inmigrantes, que trabajan en buena parte en el sector o en actividades relacionadas con este.
  • El turismo incide sobre la sociedad local, positivamente cuando estimula el cambio y la modernización social; y negativamente cuando supone la pérdida de costumbres y señas de identidad propias.

 

5


Repercusiones en la ordenación del territorio

El turismo  no solo repercute en los espacios propiamente turísticos sino también en su entorno, donde implanta actividades y servicios y donde puede ocasionar conflictos con otras actividades. a)  En las áreas litorales más turísticas son zonas en superficies recreativas (complejos deportivos, parques de atracciones) o proporcionan los abastecimientos básicos (agua, alimentos). Las consecuencias de este hecho son:

  • Alteraciones en el medio y en el paisaje: pantanos para el abastecimiento de agua, canteras para materiales de construcción, movimientos de tierra para el transporte.
  • Conflictos por el uso del suelo y de los recursos: presión urbanizadora sobre el suelo cultivable; conflictos por el uso del agua con la agricultura.

 b)  En las áreas de turismo rural y de montaña, el turismo puede crear conflictos con las actividades agrarias o fomentar su abandono.

C)  En las ciudades históricas, los cascos antiguos se especializan en actividades al servicio del turista

 

6.  Repercusiones medioambientales


Los principales problemas, en la actualidad, vienen de la concentración del turismo en unas cuantas zonas del litoral y los archipiélagos, que sufren fuertes impactos: la llegada de turistas en mayor consumo de recursos y energía, mayor cantidad de residuos generados, más infraestructuras para dar servicio, más emisiones de gases contaminantes, etc. Además, en los últimos años, se han desarrollado una serie de infraestructuras muy rentables desde el punto de vista económico, pero difícilmente sostenibles desde una postura ambiental. Los hoteles y residencias en primera línea de playa, los macrocomplejos turísticos y la proliferación de campos de golf en zonas con balances hídricos negativos contribuyen a la degradación del litoral y del paisaje, al agotamiento de los recursos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.