Describe las diferencias Crisis de subsistencia/crisis demográfica

Share Button

Tema 2: LA TRANSICIÓN DEMOGRÁFICA

La geografía de la población estudia las relaciones entre la población y el espacio. Las fuentes demográficas, que son el censo, el padrón, el Registro Civil, las estadísticas y las encuestas, permiten analizar la distribución de la población y sus desequilibrios espaciales. En el pasado se utilizaron estas fuentes (libros de fuegos). A partir del Siglo XVI se van a utilizar los registros parroquiales. Cabe destacar que actualmente España posee tasas de natalidad y de mortalidad bajas por lo que el crecimiento natural es bajo. No obstante, existen ciertas constantes entre las distintas comunidades autónomas debido a la diferencia estructura por edades, por el grado de juventud y envejecimiento de la población.                        En el movimiento natural de la población española se distinguen 3 etapas, a lo largo de las cuales la natalidad, mortalidad y el crecimiento natural presentan rasgos homogéneos:

Régimen demográfico antiguo:


Se mantuvo en España hasta principios del Siglo XIX. La natalidad presenta valores elevados debido al predominio de una economía y sociedad rurales y no había sistemas eficaces para controlar la natalidad. La mortalidad genera era alta y oscilante debido al bajo nivel de vida y las precarias condiciones médicas y sanitarias. A esto se sumaba los momentos de la mortalidad catastrófica causada por epidemias, guerras y malas cosechas de cereales que provocaba la subida del precio del grano y del hambre y la muerte de quienes no podían pagarlo. 


A esto se sumaba los momentos de la mortalidad catastrófica causada por epidemias, guerras y malas cosechas de cereales que provocaba la subida del precio del grano y del hambre y la muerte de quienes no podían pagarlo. La mortalidad infantil también era alta. La esperanza de vida era baja, debido sobre todo a la elevada mortalidad infantil y materna. Como consecuencia de las altas tasas de natalidad y mortalidad, el crecimiento natural era bajo y presentaba oscilaciones debidas a la crisis de sobre mortalidad.

Transición demográfica (1900-1975):


Se inició más tarde que en otros países de la Europa occidental, pero duró menos y fue más intensa. Se caracteriza por: una natalidad que descendía de forma suave y discontinua alternando periodos de mayor crecimiento con otros de recuperación, en relación con los acontecimientos históricos:

En los años 20, hubo una recuperación de la natalidad gracias a la prosperidad económica; desde 1930 a 1956 se reanudó el descenso debido a la crisis económica de 1929 y la inestabilidad provocó la Guerra Civil que ocasiónó la subnatalidad, y posguerra  Todo ello implicó la recuperación de los nacimientos y un aumento de la mortalidad.

Entre 1956 y 1965 se produce una recuperación de la natalidad (baby boom). En los años 1965 y 1975 culmina el proceso de migraciones de campo a la ciudad , 


en esta etapa se produce una nueva reducción del tamaño de la familia debido a la consolidación de un modo de vida industrial y urbano, con graves problemas de vivienda que redujo el valor económico de los hijos. La mortalidad general descendíó de forma acusada y continua excepto en la gripe de 1918 y la Guerra Civil. Las causas de este descenso fueron los avances médicos y sanitarios  y el aumento del nivel de vida. A su vez, se produjo también una disminución de la mortalidad infantil, gracias a los progresos de la pediatría, alimentación infantil y a la mejora del cuidado materno. Como consecuencia, el crecimiento natural de la transición fue alto, especialmente entre 1920 y 1965, cuando la mortalidad descendíó fuertemente, mientras que, la natalidad pasaba por la Guerra Civil. Desde 1975, el crecimiento se recortó, al estabilizarse la mortalidad en cifras bajas y restablecerse el descenso de la natalidad.

Régimen demográfico actual:


Se entiende desde 1975 hasta nuestros días. Se caracteriza por bajas tasas de natalidad. Actualmente, la natalidad ha experimentado una leve recuperación debido a la inmigración y los nacimientos relacionados con las generaciones del baby boom. Otros factores que han incidido: la crisis económica a partir de 1973 que hizo reducir la natalidad y retrasó la edad del matrimonio.Desde la década de los 80, han incidido otros factores como la precarización del trabajo, el precio de la vivienda, la incorporación de la mujer al trabajo, una mayor secularización. Además, las altas tasas de parojuvenil que limitaron y retrasaron el acceso a la maternidad.


 Como consecuencia, el índice Sintético de Fecundidad  ha ido descendiendo hasta llegar a 1,32 en 2014. Pese a que a partir de 1996, se recuperó gracias a la llegada de la población inmigrante. Sin embrago, la crisis económica de 2008 ha frenado dicha recuperación debido al deterioro de las condiciones socio laborales y del freno de la inmigración.

También, se caracteriza por las bajas tasas de mortalidad. Desde 1981, se produjo un ligero ascenso debido al envejecimiento de la población. Actualmente, las causas de mortalidad son: cáncer, corazón y carreteras . El descenso de la mortalidad presenta diferencias entre los sexos, mayor esperanza de vida en las mujeres y por las profesiones el crecimiento natural es muy pequeño, poco más del 1,3% provocando un fuerte impacto sobre la mortalidad. Además, es importante destacar que la pandemia ha provocado un fuerte impacto sobre la mortalidad, ya que ésta aumentó en 2020, sobretodo, la población envejecida.Actualmente, España es uno de los países en donde las personas viven más tiempo y tienen más hijos. Además, hay un incremento de población envejecida lo que supondrá un impacto negativo sobre la economía durante las próximas décadas, destacando un impacto directo sobre las pensiones debido al aumento de la tasa de paro juvenil. Cabe destacar que España es el país de la Uníón Europea que recibe más inmigrantes y que envejece más rápido.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.