Crisis industrial 1975

Share Button

F) Crisis y reestructuración de la industria española

La crisis de la industria que afectó al mundo occidental a partir de 1973 también afectó a España. Las causas de dicha crisis: Las causas externas,fue el encarecimiento de los precios del petróleo, cuyas consecuencias fueron gravísimas para España, debido a su dependencia energética y al incremento experimentado por el consumo de petróleo. Y por otro lado,las causas internas cabe destacar la fragilidad resultante de la dependencia energética y tecnológica, y de las dimensiones inadecuadas de las plantas industriales, el endeudamiento, los desequilibrios entre sus sectores productivos y espaciales, etc. La crisis se agravó ante el retraimiento de las inversiones industriales, a la espera de la evolución política, la caída de la productividad y la tardanza en adoptar soluciones.

La respuesta a la crisis no podía ser otra que la reestructuración de la industria. Con este fin se adoptaron en 1984 disposiciones en una doble dirección: reconversión de los sectores industriales más afectados por la crisis y reindustrialización, es decir, recomposición del tejido industrial en las zonas donde éste había resultado especialmente dañado.

La reconversión industrial se llevó a cabo sobre los sectores maduros de la industria: siderurgia, construcción naval, industria textil, etc. Con ella se pretendía racionalizar la producción industrial adaptando la oferta a la demanda, sanear las finanzas adecuar el tamaño, modernizar la industria, adoptar nuevos sistemas de gestión, etc. Una segunda dimensión de la reconversión fue la apuesta por los sectores más dinámicos, por lo que se puso énfasis en las industrias de automoción, en las químicas y en las agroalimentarias.

Paralelamente se procedíó al desarrollo de los programas de reindustrialización, para lo que se crearon las Zonas de Urgente Reindustrialización (ZUR). Los nuevos planes pretendían recomponer el tejido industrial sobre las bases de la modernización tecnológica y de la implantación de nuevas actividades de futuro.

A partir de 1991 asistimos a una nueva reconversión industrial, impuesta por Europa, y desde mediados de la década de 1990 se asiste a una recuperación económica.


PROCESO DE INDUSTRIALIZACIÓN EN ESPAÑA:


La industrialización española fue un proceso discontinuo, marchó con retraso y estuvo muy polarizada en torno a los núcleos iniciales.

D) La reconstrucción industrial de la posguerra

La Guerra Civil truncó la fase expansiva de la industria española. A su término hubo que afrontar la reconstrucción, la recuperación económica y la puesta en práctica de una política industrial, lo cual se abordó en un contexto de autarquía, es decir, de autosuficiencia económica. En 1941 se creó el Instituto Nacional de Industria (INI), con una fuerte participación de capital estatal en los sectores básicos de la industria (siderurgia, naval, petroquímica). A partir de 1950,la economía española encontró cierto alivio a partir de las negociaciones con Estados Unidos y del ingreso en la ONU. Se puso fin al aislamiento y España se integró gradualmente en la economía internacional.

La nueva estructura industrial se caracterizó por la dualidad:

-Un sector dominado por lagran empresa de capital público yotrosector integrado por lapequeña y mediana empresa de capital privado.

Desde un punto de vista espacial, se polarizó claramente hacia Cataluña, País Vasco y Madrid.

E) El impulso industrializador de los años 60

El período entre 1959 y 1975 supuso un crecimiento económico sin precedentes, al que contribuyeron una serie de factores favorables: Como la expansión generalizada de la economía capitalista,La llegada de capital extranjero, la instalación de grandes empresas multinacionales,España recibía las divisas que aportaban turistas y emigrantes. El estado puso en funcionamiento los planes de desarrollo y una política regional basada en los polos de desarrollo y promoción, entre los que destacaron los de Huelva, Córdoba, Granada, Burgos. La industria española mejoró notablemente y alcanzó un alto grado de diversificación , aunque siguió acusando los efectos negativos de la gran dependencia tecnológica, de las importaciones. El desarrollo industrial de los años 1960 se localizó en las regiones que tenían mayor tradición industrial. Los tres espacios más industrializados: Cataluña, País Vasco y Madrid. Al final del período, la industria española experimento una profunda crisis, causado por la gran subida de los precios del petróleo en 1973.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *